Abandona el Derecho seducido por las especias

​​​​​​​

Raphael Flury ante un tradicional portón de mandera en Stone Town, Zanzíbar. 1001organic

El joven jurista Rapahel Flury se dejó seducir como mochilero por el este de África y sus productos naturales. Actualmente, este suizo de 28 años residente en el extranjero dirige una empresa de produccción y comercialización de especias con biocertificación en Zanzíbar, la isla de las especias, que pertenece a Tanzania.

Este contenido fue publicado el 16 diciembre 2018 - 11:00

swissinfo.ch: ¿Por qué se marchó de Suiza?

Raphael Flury: Mi vida cotidiana en Suiza, como joven jurista, era interesante y estaba llena de desafíos. Yo estaba satisfecho con mi vida profesional y privada.

Durante mis estudios hice un semestre de intercambio en Lausana, esa ciudad tan internacional, y viajé como mochilero por Asia, el este de África y Centroamérica. Aquellas experiencias internacionales dejaron huellas muy profundas en mi vida. En mi último viaje fui a Tanzania, donde entre el grado y el máster dirigí como interino la gestión diaria de una plantación de café.

Las opiniones expresadas son exclusivamente del autor y no reflejan necesariamente la posición de swissinfo.ch.

End of insertion

Gracias a las buenas experiencias que hice en el sector de la economía privada del este de África y mi afán de dar un paso poco convencional a una edad lo más temprana posible para emprender una vida interesante y al mismo tiempo trabajar en el mundo empresarial, los que actualmente dirigen la empresa no tuvieron que insistir mucho para convencerme para que me hiciera cargo de sus negocios en Tanzania. La belleza y la acogedora cultura de Tanzania resultaron un agradable punto más a favor de mi decisión, pero no el argumento determinante.

swissinfo.ch: Zanzíbar es conocida como la ‘isla de las especias’. Usted produce profesionalmente especias. ¿Cómo empezó?

R.F.: Durante los meses que trabajé en la plantación de café descubrí mi interés por las materias primas como "productos emocionales". El café y las especias son fantásticos productos que dan grandes satisfacciones a la gente.

Haga visible la Suiza global: Marque sus fotos en Instagram con el hashtag #WeAreSwissAbroad Seleccionamos fotos y vídeos en nuestra cuenta en Instagram y los marcamos con un re-post. De esta manera esperamos poder descubrir en el stream de #WeAreSwissAbroad las historias de los suizos del exterior. Nuestro gran deseo en swissinfo.ch es ofrecerles a ustedes una plataforma para visibilizar sus experiencias a través de retratos, anécdotas e historias. swissinfo.ch

Es muy gratificante trabajar con productos naturales como canela, pimienta, vainilla y clavo y aprender a producirlos y procesarlos, codo con codo con los pequeños agricultores. ¿Sabía usted que la canela en rama de Ceilán se obtiene pelando la corteza del árbol de la canela, y sus ramas se enrollan a mano y se dejan secar al sol?

swissinfo.ch: ¿Cuándo emigró definitivamente a Tanzania?

R.F.: A finales de 2016 me di de baja en mi residencia suiza.

swissinfo.ch: ¿Cómo fueron los primeros meses en el extranjero?

R.F.: Gracias a mis experiencias laborales en el este de África estaba relativamente bien preparado para empezar en Tanzania. Aun así, asumir la dirección de la empresa, la incorporación al sector de las especias, que no conocía, y la reorganización y los ajustes en mi vida privada para adaptarme a las circunstancias de este país fueron un proceso muy intenso. Las excursiones dominicales a las perfectas playas de arena resultaban, en contraste con mi turbulenta vida cotidiana, casi surreales.

swissinfo.ch: ¿Piensa volver un día a vivir en Suiza?

R.F.: Tengo mucha suerte de haber nacido en Suiza. Consideraría, en principio, un gran error descartar mi regreso a un país extraordinario como es Suiza. Pero cuando uno ha logrado con éxito lanzarse a un entorno laboral internacional, se le abren muchas otras opciones interesantes en el mundo entero.

swissinfo.ch: ¿En qué parte de la isla vive actualmente y cómo son la vida y la cocina allí?

R.F.: Vivo en Stone Town, el casco histórico de Zanzíbar. La vida en Stone Town me recuerda a mi niñez en un pueblo suizo. Todos nos conocemos y nos saludamos, siempre hay tiempo para una pequeña charla amigable en la calle y todos nos ayudamos mutuamente cuando alguien necesita apoyo.

La población musulmana, un 99% del total, me recibió con los brazos abiertos. Su hospitalidad y su equilibrio entre tradición y apertura hacia lo nuevo son admirables.

Y como Zanzíbar jugó durante siglos un papel crucial en las principales rutas de comercio marítimas, la isla es un crisol cultural. Además de influencias del este de África, aquí se encuentran numerosos influjos orientales. Por eso, gastronómicamente la isla tiene un atractivo muy especial.

Raphael Flury (izq) y un agricultor muestran granos de nuez moscada. 1001organic

swissinfo.ch: ¿Cuál es la mayor diferencia con respecto a Suiza?

R.F.: En Tanzania quedan aún muchos mercados por descubrir. Si uno inicia un negocio con la meticulosidad que caracteriza a los suizos y se persigue una meta con perseverancia, en principio es posible labrarse un futuro aquí.

No obstante, esta libertad comporta asimismo un gran peligro: Quien no aguante muy bien las frustraciones ni sea muy perseverante, perderá el rumbo o tendrá muchísimos problemas con la calma que reina en Tanzania. La gente en Tanzania es campeona mundial en lo que concierne a la improvisación en cada momento que sea necesaria. En principio rige la máxima de "esperar lo inesperado" pero al final, de alguna manera, todo funciona.

En cuanto a la geografía, el país es gigantesco y se extiende a través de varias zonas climáticas, así que es muy atractiva la vida aquí y se pueden realizar fantásticas actividades al aire libre.

swissinfo.ch: ¿Qué piensa de Suiza a la distancia?

R.F.: El lugar de nacimiento es algo decisivo en la vida sobre la que no se tiene ninguna influencia. Por eso deberíamos estar muy contentos de poder criarnos en un país estable, seguro, pacífico y bien organizado.

Pero en el extranjero también existen formas alternativas de vida que probablemente satisfagan más a algunos suizos. Suiza es un mecanismo de relojería bien engrasado, pero solamente mientras todos remen más o menos en la misma dirección.

swissinfo.ch: ¿Se interesa por la política en su país de residencia?

R.F.: Naturalmente, los procesos políticos locales e internacionales son relevantes para mí y para mi empresa. A nivel político, Tanzania ha vivido en los últimos dos años grandes cambios que han repercutido directamente en la situación económica actual.

Desde la elección del nuevo gobierno reina una inseguridad económica general en el país y en los círculos de expatriados. Varias empresas internacionales han cerrado temporalmente sus filiales locales. Se observa el desarrollo de los acontecimientos y se espera. No obstante, Tanzania sigue siendo básicamente un país estable y seguro para los turistas.

swissinfo.ch: ¿Participa en comicios suizos?

R.F.: He participado en todos los comicios suizos que he podido, por auténtica convicción, pero lamentablemente no siempre es posible como suizo residente en el extranjero. Por eso pienso que es una pena que hace unos años se tuviera que interrumpir el uso del voto electrónico (‘E-Voting’) en mi cantón de origen debido a un fallo de seguridad.

Por eso es muy positivo que la Confederación quiera que el ‘E-Voting’ pase progresivamente de la fase de ensayo al uso regular. Las discusiones críticas al respecto a nivel nacional en lo relativo a la seguridad y la garantía del secreto de voto son importantes y necesarias, porque nuestra democracia está expuesta al nuevo riesgo de la cibercriminalidad y las injerencias de terceros Estados.

No obstante, me parece que la anunciada propuesta para una iniciativa popular cuya meta sea prohibir el ‘E-Voting’ por los riesgos de seguridad intrínsecos que comporta, es demasiado apresurada.

swissinfo.ch: ¿Qué es lo que más echa de menos de Suiza?

R.F.: Es admirable que en Suiza siga siendo por lo general natural esforzarse y comprometerse al máximo en el desempeño de cualquier trabajo diario y que todos intenten juntos apoyar al empresario e indirectamente al progreso de toda la economía suiza.

En otros países hay a menudo una gran escasez de eficientes proveedores de servicios y buenas oportunidades de adquisición de mercancías de calidad convincente. Y por supuesto, echo de menos la conciencia medioambiental, la salud personal y la seguridad vial.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo