Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Informe WEF 2017 Se amplía brecha de género en Suiza

Una mujer trabaja con su computadora.

La presencia de las mujeres en posiciciones de liderazgo laboral en Suiza aún es inequitativa.

(Keystone/DPA/Patrick Pleul)

Suiza retrocede diez puestos en el Índice Global de Brecha de Género 2017 del Foro Económico Mundial (WEF) para ubicarse en la posición 21. Entre los factores que explican el declive están la situación en el mundo del trabajo y las opciones educativas.

Islandia se mantiene a la cabeza entre los países con mayor igualdad, sitio que ocupa desde hace nueve años.

El Índice, publicado este jueves, examina las diferencias entre hombres y mujeres en las áreas de salud, educación, economía y política en 144 países. En general, el informe concluye que, por primera vez desde el inicio de la medición en 2006, la brecha de paridad mundial se amplió en los cuatro sectores.

Al ritmo actual, la brecha global de género tardará 100 años en cerrarse, advierte el WEF, con sede en Ginebra.

graphic

graphic wef global gender gap index 2017

Suiza ha logrado reducir las desigualdades entre hombres y mujeres en un 74%. Ocupó el undécimo lugar en 2016 y el octavo en 2015. Sin embargo, no sigue el ritmo de los progresos realizados por otros países, señala Saadia ZahidiEnlace externo, responsable de la Iniciativa del Sistema de Educación, Género y Trabajo en el WEF.Enlace externo

“Los países nórdicos mantienen su posición de liderazgo en la clasificación porque mantienen sus progresos cada año, por lo que sus porcentajes y puntuaciones siguen en aumento, mientras que en Suiza no hay cambios”, acota.

Por ejemplo, Suiza es un país que se encuentra en el promedio mundial en cuanto al número de mujeres parlamentarias, señala Zahidi. Y el país cayó de la primera a la posición número 31 en el índice de participación económica y oportunidades para las mujeres.

“Resulta una enorme discrepancia, en comparación con otras economías avanzadas, que en Suiza solamente el 47% de los cargos de cuello blanco sean ocupados por mujeres”. En la mayoría de las economías del mundo existe una brecha de género inversa, con más mujeres que hombres en esas posiciones profesionales y técnicas, afirma

Zahidi evoca también que solamente el 35,6% de los puestos de liderazgo en Suiza (como legislativos, dirección pública y privada), están a cargo de mujeres, lo que ubica a Suiza en la posición 43 del mundo en esa categoría.

Educación

En medios de comunicación suizos se suscitó recientemente un debateEnlace externo sobre la discrepancia entre el mayor éxito escolar de las niñas con relación a sus compañeros, y su falta de ascenso en los lugares de trabajo. Las estadísticas muestran que, aunque en Suiza, las jóvenes obtienen más diplomas de bachillerato académico y pasan con más frecuencia a la universidad, siguen infrarrepresentadas en los puestos de liderazgo, como lo señala también el Índice del WEF.

Zahidi apunta que el nivel educativo superior de las niñas es bastante consistente en todo el mundo en comparación con el de los hombres, ya sea en las economías avanzadas o emergentes. Sin embargo, a diferencia de Suiza, este éxito tiende a extenderse al lugar de trabajo.

¿Por qué Suiza es una excepción? Varios análisis en la prensa han señalado que las mujeres en Suiza a menudo eligen las humanidades y las ciencias sociales como áreas de estudio más que las ciencias, la economía o la tecnología, campos que tienen más probabilidades de generar puestos de trabajo con altos niveles de responsabilidad.

El WEF también encuentra que muchas mujeres trabajan en el sector de la educación global y en sectores sin fines de lucro, por ejemplo, mientras que muchos hombres lo hacen en el campo de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), un sector de alto crecimiento. En esa área, el informe precisa que Suiza tiene una de las brechas de género más amplias del mundo con solamente 13% de mujeres representadas.

Sin igualdad de condiciones

En general, las empresas de todo el mundo no ofrecen un campo igualitario para las mujeres, indica el Índice de Brecha de Género. Para Zahidi, la colaboración público-privada y el intercambio de información sobre las mejores prácticas podrían ayudar a abordar el problema.

La distribución del trabajo familiar también agrava las brechas de género, según el índice del FEM.

“Hay una brecha de género en el trabajo remunerado y otra en el no remunerado. La mayoría de las mujeres dedican mucho más tiempo que los hombres a labores no remuneradas como las responsabilidades familiares”, anota Zahidi.

“En algunos casos se trata de concientización y cambio cultural, lo que requiere tiempo, pero en algunos otros obedece a políticas muy específicas relacionadas con el cuidado de los niños, los horarios escolares, la licencia de paternidad y la de maternidad”.

Los electores y los políticos suizos debaten regularmente las políticas para un mayor cuidado extraescolar, licencias de paternidad más prolongadas y formas de abordar el costoso cuidado infantil.

La brecha de género en la educación

Estadísticas destacadas por el diario ‘Tages-Anzeiger’Enlace externo muestran que el año pasado, el 43,6% de las niñas suizas obtuvieron un certificado de educación secundaria con un aprendizaje o un bachillerato académico, frente al 33,1% de los varones, diferencia que se ha reforzado en los últimos 15 años. Hasta la década de 1990, había más niños que obtenían ese grado.

Los expertos han atribuido esa situación al cambio de actitud respecto a las mujeres que prosiguen su educación, además de la adaptación del sistema escolar a las niñas durante la adolescencia (las niñas suelen mostrar niveles más altos de concentración). Algunos dicen que el tipo de enseñanza, como el trabajo en grupo con habilidades sociales, puede favorecer a las niñas.

Sin embargo, este dominio no se traduceEnlace externo en el campo laboral. Los niños tienden a elegir sectores como la economía, la tecnología y la ciencia que los llevan a empleos de mayor responsabilidad. Más mujeres optan por estudios en humanidades o ciencias sociales (la mitad de aquellas que cursan estudios universitarios, por ejemplo) con menos oportunidades de ascenso, generalmente. Entre las mujeres también hay una mayor tendencia a trabajar a tiempo parcial o de tomar descansos por motivos familiares.

Fin del recuadro


Traducido del inglés por Marcela Águila Rubín, swissinfo.ch

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×