Navigation

Morales insiste en la carretera en la amazonia boliviana

Río Isiboro en el Tipnis, Bolivia. swissinfo.ch

Una polémica carretera pretende dividir el Territorio Indígena del Parque Nacional IsiboroSécure (TIPNIS) en la amazonia boliviana con un tramo de 177 km que atentaría inevitablemente contra la flora, la fauna y las 15.000 personas que habitan allí en equilibrio con el ecosistema.

Este contenido fue publicado el 29 febrero 2012 - 17:01
Félix Espinoza R., La Paz, swissinfo.ch

Para abordar los probables alcances de tal tentativa, conversamos con Freddy Koch, responsable del Programa Aire Limpio, que la fundación suiza Swisscontact ejecuta en el país andino.

Una impresionante marcha humana de dos meses – con eco internacional-, obtuvo el año pasado que el presidente Evo Morales demostrase su compromiso con la Madre Tierra (Pachamama) mediante una ley corta que suspendía la realización del controvertido tramo.

Pero como suele ocurrir cuando el desarrollo a ultranza busca sus cauces, el presidente indígena volvió sobre sus pasos para insistir en el paso de la carretera por ese santuario ecológico, ya mellado en algunos puntos por madereros y colonizadores dedicados especialmente al cultivo de la hoja de coca.

La carretera de 306 km divididos en tres tramos para unir a los departamentos de Cochabamba y Beni fue diseñada sin la consulta oportuna a la colectividad de 15.000 indígenas t’simanes, yuracarés y mojeños. Tal olvido contrapuesto a la Constitución Política de 2009 y la Convención de la OIT en la materia, quiere corregir el gobierno con un consulta  tardía.

Mientras Brasil, principal financiador del proyecto, aguarda y el pueblo sigue en vilo ante nuevas marchas y contramarchas, el asunto pone en tela de juicio los procedimientos de Bolivia en cuanto a protección ecológica y desarrollo sostenible.

swissinfo.ch: Según el Programa Aire Limpio de Swisscontact , ¿Cuáles serían a su juicio los efectos de una carretera que parta en dos el TIPNIS?

Freddy Koch: Podemos dividir en dos los impactos en la calidad en el aíre en el TIPNIS:   La construcción de la carretera y la operación de la misma cuando circulen los vehículos. En el primer caso habrá mucha contaminación causada por la suspensión del polvo que resulta debido a la remoción de tierras y si ello ocurre en la época seca, la capa boscosa es muy cubierta por el polvo fino asentado en las hojas. Eso no permite una buena formación de la clorofila y de alguna manera causa la pérdida importante de materia boscosa.

Por otra parte, la tierra removida cubre los riachuelos o algunos cursos naturales de agua que más tarde se protegen con zanjas, pero durante la construcción hay mucho trabajo que daña la zona. Por primera vez se introduce maquinaria pesada y con ella algunos contaminantes ajenos al parque nacional, entre ellos el monóxido de carbono y los óxidos de nitrógeno.

La formación del ozono protosférico y los animales son muy sensibles  a estos contaminantes y a medida que sienten y olfatean se alejan provocando una pérdida de biodiversidad. Se empieza a romper el equilibrio ecológico y comienzan a aparecer ratas malas; desaparecen las víboras y se repliegan los felinos. En la cadena trópica empiezan a aparecer animales de menor tamaño, lagartijas y otros porque comienza a cambiar el metabolismo de la zona y la conformación de la vegetación.

Estos son los impactos iniciales porque luego vienen ya los de la carretera. Con seguridad va a haber una circulación importante de vehículos, sobre todo pesados. Lo que hace este tipo de vehículos es emitir mucho material particulado ultrafino BCT o el PM 2.5 o el PM 10, los óxidos de nitrógeno también se incrementan y esto crea una nueva atmósfera en la zona ya afectada por una contaminación desconocida en el pasado. Entonces la región tiende a conformar un mapa de concentración de contaminantes emitidos por el tránsito automotor que, por ende, provoca el repliegue de los animales. Ese es un impacto continuo durante la carretera en funcionamiento.

swissinfo.ch: Las comunidades indígenas también son afectadas

F.K.: Claro. Las personas deben adaptarse a elementos que no conocían. Muchas de las gripes que son comunes en las ciudades y poblaciones intermedias eran ajenas en esas zonas. No conocen el rotavirus y ese tipo de metamorfosis. En la medida que existe mayor tránsito de personas o mayor circulación de gente del campo a la ciudad empiezan a trasladarse nuevos agentes que impactan directamente en la salud. Un paceño (citadino) puede curarse de una gripe en un par de semanas, pero quien vive en una zona virgen sin contacto con las ciudades puede morir por esa causa.

Los impactos que sentimos quienes hemos nacido en la ciudad con este tipo de contaminantes son distintos porque, de alguna manera, nuestros cuerpos se han adaptado a ellos. Pero no es así con las personas que desconocen estos agentes porque su organismo no ha generado defensa para esa eventualidad y son propensas a irritaciones pulmonares, irritación de la mucosa, dolores de cabeza.

swissinfo.ch: Si esa carretera atraviesa el corazón del TIPNIS y surgen caminos vecinales quedará desprotegido el bosque.

F.K.: Efectivamente. En la medida en que se construyan caminos vecinales será como una puerta abierta para todos los madereros que empiecen a talar árboles y no será la primera vez en Bolivia. Cuando se construyó el gasoducto junto a la carretera al Brasil, bastó una brecha de camino para que los madereros desbosquen esa región. Es como una espina de pez cuya columna es alimentada por esos caminos vecinales que alimentan el transporte para sacar la madera sin tomar en cuenta la pérdida en la conformación del ecosistema.

swissinfo.ch: Si eso ocurre crecerían los sembradíos de hoja de coca

F.K.: Por supuesto. Esa es una de las hipótesis que se maneja  para la insistente apertura del TIPNIS. Eso abrirá la puerta a todas las personas que quieren ir colonizando esas regiones para luego convertirlas en plantaciones de hoja de coca aunque hayan mil leyes escritas para prohibirlo. Eso ha ocurrido en el Chapare y lastimosamente se pierde la capacidad del ecosistema.

PROGRAMA AIRE LIMPIO

Es un proyecto realizado desde 2003 por la Fundación Swisscontact con el respaldo de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE).

“Su objetivo es contribuir al mejoramiento y la protección de la salud de la población boliviana y del medio ambiente contra los efectos de la contaminación generada por el parque automotor”.

Sobre la base de la sensibilización, comunicación, fortalecimiento institucional y Ciencia y tecnología pone énfasis en la revisión técnica vehicular, el mejoramiento del sistema de transporte público, el monitoreo de la calidad del aire y en un modelo de gestión financiera.

End of insertion

CARRETERA POLÉMICA

El proyecto de carretera para unir los departamentos de Cochabamba con Beni abarca 306 km en tres tramos y costará más de 410 millones de dólares financiados en un 80% con un préstamo del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social de Brasil.

Aparte de la conexión vial interna, acercaría a Brasil y otros países a los puertos del Pacífico en su afán comercial con países asiáticos. Pero el segundo tramo preveía cortar 177 km de bosque y pasar por medio del Territorio Indígena del Parque Nacional IsiboroSécure (TIPNIS).

Pobladores t’simanes, yuracarés y mojeños protagonizaron una penosa marcha de dos meses desde la amazonia hasta La Paz para exigir al gobierno que no lesione el millón de hectáreas pertenecientes colectivamente a una 15.000 personas de tres pueblos indígenas.

El gobierno de Evo Morales dictó una ley corta que suspende la construcción de ese tramo. Sin embargo, presionado por intereses distintos desanda su decisión y quiere convocar una consulta a la 63 comunidades de la región. Pese a haber podido hacerlo oportunamente, desoyendo la Constitución, un convenio de la OIT y otras disposiciones.

El Buen Vivir de los pueblos indígenas con la naturaleza corre el riesgo de quebrarse porque los trabajos de apertura del camino y los provocados luego con la circulación de vehículos causarán la desaparición de varias especies de la flora y la fauna, además de causar problemas de salud a los habitantes.

El asunto anuncia nuevas marchas y contramarchas. La carretera en tela de juicio formaría parte de la llamada Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Suramericana, impulsada por Brasil.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.