Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Perspectiva suiza (2) ¿Qué hacer en caso de acoso sexual?

Manifestación VS violencia contra las mujeres

Con ocasión del Día Internacional para la Eliminicaión de la Violencia contra las Mujeres, el 25 de noviembre,  manifestación en Lausana. 

(Keystone/Laurent Gillieron)

El acoso sexual también ha sido noticia en Suiza y ha provocado un debate sobre lo que se debe hacer. En la segunda parte de nuestra serie, swissinfo.ch explora cómo deberían reaccionar las víctimas y los empleadores.

El caso que involucra a un parlamentario de alto perfil, Yannick Buttet, llevó este tema a la conciencia pública y condujo al Parlamento a adoptar medidas específicas. Se estima que el 28%Enlace externo de las mujeres sufren acoso sexual a lo largo de su vida profesional en Suiza. Pero los expertos dicen que los casos raramente llegan a los tribunales.

3. ¿Qué medidas prácticas y acciones legales pueden tomar las personas que viven en Suiza si sufren acoso sexual en el lugar de trabajo?

Además del daño psicológico y físico, el acoso sexual también puede crear un ambiente de trabajo hostil susceptible de afectar la productividad y el desarrollo profesional. La Universidad de Ginebra lanzó recientemente una campañaEnlace externo de sensibilización sobre el tema luego de que un estudio de 2016 revelara que el sexismo era uno de los principales obstáculos para el avance en la carrera de las investigadoras.

Unia,Enlace externo el mayor sindicato suizo, sugiere que los trabajadores lleven un registro detallado del acoso, incluida la fecha y el lugar en que ocurrió. De acuerdo con la guíaEnlace externo de la Oficina Federal de Igualdad de Género sobre el acoso sexual en el lugar de trabajo, el primer paso que compete a los empleados es decirle al acosador que se detenga. Si el comportamiento persiste, los empleados deben informar a su supervisor, a un centro de contacto designado en la empresa para tal efecto o a un representante sindical.

El empleado y el empleador pueden tratar de resolver la situación internamente mezclando roles de trabajo o mediando entre empleados. También existe la opción de entablar una acción civil contra el empleador, y recibir una compensación de hasta seis meses de su salario, si este no adoptó medidas razonables de prevención. Cualquier persona que experimente una violación u otra forma de ataque sexual debe iniciar una acción penal contra el agresor. Los empleados también están protegidos contra el despido durante el tiempo que requieran los procedimientos internos, el arbitraje y los procedimientos legales.

Si bien la ley suiza ofrece a las víctimas de acoso numerosas protecciones, la realidad es que rara vez los casos son llevados a los tribunales. Un estudioEnlace externo en coautoría de Karine LempenEnlace externo, profesora de derecho en la Universidad de Ginebra, encontró que de 2004 a 2015, solamente 35 casos de acoso sexual fueron presentados ante los tribunales cantonales y apenas el 18% de ellos dieron resultados favorables para la persona hostigada. Lempen explica que algunos de los principales obstáculos son que “los requisitos para hacer cargos son muy altos y el acoso sexual no es muy conocido en el sistema judicial. Muchos tribunales no investigan si los empleadores realmente implementan medidas preventivas apropiadas”.

La baja probabilidad de éxito después de un juicio prolongado disuade a muchas personas de presentarse ante las autoridades. Muchas víctimas también se sienten avergonzadas y temen que el acosador tome represalias o que se enfrenten a una reacción violenta por parte de sus compañeros de trabajo, especialmente si las acusaciones llevan al despido de un colega respetado y de alto rendimiento. Krings explica que la mayoría de las personas terminan simplemente abandonando sus empleos.

Para apoyar a las víctimas, la Oficina Federal de Igualdad de Género lanzó un portalEnlace externo de información y asesoramiento en julio de 2017 con enlaces a diversos recursos legales y de apoyo emocional en el país.

4. ¿Cómo pueden y deben responder los empleadores en caso de acoso sexual en el lugar de trabajo?

La ley suiza establece que los empleadores deben adoptar medidas para prevenir el acoso sexual, pero no especifica de qué tipo. Como explica Nicole Brauchli-Jageneau, de la firma de abogados corporativos, Vischer, la mayoría de las grandes compañías en Suiza tienen políticas de tolerancia cero, pero estas también deben ser promovidas por la dirección y socializadas en toda la empresa. En los centros de contacto designados, quienes se encarguen de estos casos deben ser expertos que actúen con empatía y objetividad.

Los empleadores también deben adoptar medidas rápidas y discretas para investigar y abordar los casos de acoso sexual. Esta es una expectativa básica pero también esencial para construir una cultura de confianza y respeto. Brauchli-Jageneau subraya que las empresas necesitan imaginar que, probablemente, “el empleador no sea la primera persona con la que un empleado ha hablado sobre el acoso”. Intervenir de manera rápida y adecuada ayuda a mantener la moral de la oficina.

En noviembre, Brauchli-Jageneau participó en un blogEnlace externo sobre el delicado equilibrio entre el deber de los empleadores de proteger a todos los trabajadores y la presunción de inocencia. Los conflictos de intereses también pueden surgir cuando los empleadores están preocupados por su propia responsabilidad, por lo que Krings recomienda a las empresas contratar a terceros independientes para llevar a cabo la investigación pertinente.

Los desafíos para erradicar el acoso sexual y proteger los derechos de los empleados no son exclusivos de Suiza. Las leyes se ven bien en el papel, pero si la gente todavía teme hablar, los amplios cambios culturales que se necesitan simplemente no sucederán. Brauchli-Jageneau explica que, “si te acosan, probablemente no eres la primera persona, ni serás la última”.

Acción parlamentaria

Las víctimas de acoso sexual en el Parlamento suizo podrán acudir a un centro de asesoramiento especializado e independiente a partir del 1 de enero de 2018, se anunció el 13 de diciembre. Será un servicio confidencial.

La decisión se produjo tras el caso de Yannick Buttet. El diputado dimitió como vicepresidente del Partido Demócrata Cristiano (centro derecha) tras de que fuera señalado como responsable de acoso sexual. Después de eso, algunas parlamentarias hablaron sobre sus propias experiencias y pidieron que se hiciera más en el Parlamento para poner coto a ese fenómeno.

Fin del recuadro


Traducido del inglés por Marcela Águila Rubín

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×