Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

POLÍTICA FAMILIAR Permiso parental: mucho ruido y pocas nueces

Un padre da el biberón a su bebé

El permiso de paternidad permitiría a los padres pasar más tiempo con sus hijos.  

(Keystone)

Aunque con escasos resultados, Suiza lleva tiempo debatiendo en torno a la baja tras el nacimiento de los hijos. En 2005, se introdujo el permiso de maternidad de 14 semanas. Sobre la mesa hay ahora distintas propuestas en torno al permiso de paternidad.   

Hasta 2005 las madres en Suiza se encontraban con una situación absurda: durante ocho semanas, tras nacer su bebé, no podían trabajar y tampoco tenían ninguna fuente de ingresos. A menos que hubieran ahorrado antes, dependían de sus cónyuges. A pesar de que el seguro de maternidad aparece ya en la Constitución de 1945, siempre ha faltado voluntad política para lograr que esta cuestión sea una realidad.

La baja de maternidad de 14 semanas llegó, por fin, en 2005. Nada más y nada menos que 60 años después de que lo aprobara la Constitución. Y todavía en la mayoría de las familias suizas los roles siguen siendo totalmente tradicionales: el padre trabaja a tiempo completo fuera; la madre se queda en casa con el bebé o, a lo sumo, trabaja a tiempo parcial.  

Esta es una de las razones por las que a menudo se oyen voces que reclaman el permiso de paternidad. En la actualidad se han presentado varias propuestas, que la Comisión de Seguridad Social de la cámara alta del Parlamento está considerando esta semana: una iniciativa popularEnlace externo sobre un permiso de paternidad de 20 días, una propuestaEnlace externo del Partido Demócrata Cristiano de dos semanas de permiso de paternidad, y una contrapropuestaEnlace externo a la iniciativa popular presentada por la derecha liberal-radical. 

La última de las propuestas es la más radical de todas. La Comisión Federal de coordinación para asuntos de la familia (COFF), tomando como base un estudioEnlace externo encargado por la misma comisión, recomienda (unos días antes de que se iniciase el debate parlamentario) un permiso de 38 semanasEnlace externo, período durante el cual se percibiría el 80% del salario. La COFFEnlace externo es una comisión extraparlamentaria y un órgano asesor del Gobierno.

Cuento de hadas

Esto que escribe la Comisión suena francamente bien. Demasiado bien para ser verdad. Según dice, un permiso parental de varios meses atraería al mercado laboral a más mujeres y aumentarían los ingresos fiscales. Para cubrir los costes de dicho permiso es suficiente con que la tasa de empleo femenino aumente un 1 %.

En la práctica, la mayoría de las madresEnlace externo en Suiza no trabajan o, en su mayoría, lo hacen a tiempo parcial incluso cuando los hijos son mayores. ¿Por qué entonces un permiso tan generoso durante los primeros años de vida del bebé debería cambiar la situación? “Los estudios demuestran que el 18% de las mujeres que trabajan a tiempo parcial desean trabajar más”, explica Anja Wyden Guelpa, excanciller del cantón de Ginebra y presidenta de la COFF.

Para ella, el permiso de maternidad incitaría a más mujeres a trabajar. “Cuantas más semanas se les da, más son las mujeres que no abandonan su vida profesional, siempre y cuando el permiso no supere las 64 semanas”. De hecho, los estudios demuestran que después de un cierto período de tiempo, un permiso de maternidad muy generoso vuelve a reducir la tasa de mujeres en el mundo del trabajo. 

Suiza, el farolillo rojo, como siempre

Suiza está acostumbrada a ser percibida como un bicho raro en cuestiones de igualdad de género. Así, mientras en Nueva Zelanda las mujeres pueden votar desde 1893, por ejemplo, en Suiza, para poder hacerlo a nivel federal, tuvieron que esperar hasta 1971. Y en el cantón de Appenzell Rodas Interiores, no lo consiguieron hasta 1990.    

En cuestiones familiares, los suizos son especialmente tradicionales. “En lo que al permiso de paternidad se refiere, igual que ha ocurrido durante mucho tiempo con el de maternidad, Suiza es el farolillo rojo en Europa y entre los países de la OCDE”, afirma Anja Wyden Guelpa. Solo Estados Unidos y México están peor que Suiza. “La mayoría de los países tienen sistemas más generosos que el propuesto por la COFF”, continúa su presidenta.  

La media de la OCDE es de 54,4 semanas, y la duración media del permiso es de 43 semanas. “La propuesta de 38 semanas es muy suiza: prudente, modesta y reflexiva”, señala.

Una utopía

Pero un examen a la realidad muestra que la propuesta de la COFF seguirá siendo eso: un bonito cuento de hadas. Pues es poco probable que en Suiza este modelo alcance una mayoría. Algo que también acepta la Comisión. “Para nosotros está claro que nuestro modelo no puede ser implementado inmediatamente”, declara a swissinfo.ch su presidenta.  

En Suiza, tener hijos sigue siendo un asunto privado, dice Anja Wyden Guelpa. “Cada uno hace lo que puede, sin que se vea que el Estado tiene una función colectiva importante”, narra. A diferencia de los países vecinos, que han desarrollado una política de natalidad y de la familia desde la Segunda Guerra Mundial, en Suiza la política familiar tradicionalmente es el pariente pobre.

Entonces, ¿por qué la COFF lanza una propuesta tan provocativa, sabiendo que las posibilidades de éxito son prácticamente nulas? “La COFF no busca provocar”, defiende Anja Wyden Guelpa. “En su calidad de comisión de expertos, su papel consiste en proporcionar conocimientos fácticos, reflexionar de forma prospectiva y asesorar a las autoridades federales sobre cuestiones relacionadas con la familia”.

Para desarrollar un modelo fundado en pruebas, la Comisión se ha basado en 150 estudios científicos y en años de experiencia de diferentes países de la OCDE. A largo plazo, dicho modelo debería aportar beneficios sociales, económicos y sanitarios.

Pero como casi siempre ocurre en los cuentos de hadas, para lograrlo habrá que vencer a unos cuantos dragones y traspasar unas cuantas murallas.


Traducción del francés: Lupe Calvo

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes