Navigation

Skiplink navigation

El CICR recorta casi cien puestos de trabajo

El Comité Internacional de la Cruz Roja, obligado a reducir costos. Keystone / Martial Trezzini

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) recortará 95 puestos de trabajo debido a las presiones financieras vinculadas a la pandemia de COVID-19, confirmó la institución este viernes.

Este contenido fue publicado el 18 septiembre 2020 - 09:10
swissinfo.ch/RTS/Keystone-SDA/ICRC/ilj

El CICR prevé un déficit de 130 millones de francos (143 millones de dólares) para el cierre de 2020, por lo que proyecta medidas de reducción de costos por un total de 25 millones de francos, incluida la supresión de puestos de trabajo. La organización, con sede en Ginebra, emplea a más de 20 000 personas en todo el mundo.

La afectación de 95 puestos de trabajo representará unos 60 despidos, teniendo en cuenta las jubilaciones y otros factores, precisó la institución.

"Los efectos negativos de la COVID-19 se resienten también en el aspecto financiero. El CICR no se salva y adoptará medidas para reducir sus gastos de gestión y de funcionamiento”, informó la organización a swissinfo.ch en un correo electrónico. “Estas decisiones reflejan la absoluta necesidad de cambiar nuestras prioridades y optimizar los costos”.

Puntualizó que se ofrecerán medidas de "responsabilidad social" a los afectados y que los recursos se reasignarán entre las áreas más importantes y "las que menos tienen".

La pandemia de la COVID-19 ha aumentado la necesidad de ayuda humanitaria, informó el lunes la televisión pública suiza RTS, cuando aparecieron los primeros rumores de recortes de personal. Mientras tanto, los donantes tradicionales se han enfrentado a las presiones presupuestarias causadas por el virus.

ONU, problemas financieros                                   

Otras organizaciones internacionales también tienen problemas del mismo orden, derivada de la pandemia. La Oficina de la ONU en Ginebra afirma que se enfrenta a una "situación financiera extremadamente difícil".

"La acumulación del impago de las cuotas por parte de algunos Estados miembros, y el retraso en los pagos por parte de otros, ha provocado una grave escasez de liquidez que ha obligado a la ONU a imponer restricciones en el nivel y el calendario de liberación de fondos, así como la suspensión de reclutamiento de personal”, señaló la entidad.

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo