Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Un Foro Social Mundial con acento africano

Este año el Foro Social Mundial vuelve a tierras africanas.

Este año el Foro Social Mundial vuelve a tierras africanas.

A dos semanas del inicio, el próximo 6 de febrero, del Foro Social Mundial (FSM) en Dakar, Senegal, los preparativos se aceleran y las expectativas crecen.

Entrevista con Eric Toussaint, historiador belga que preside el Comité por la Anulación de la Deuda del Tercer Mundo (CADTM) y participa en el Consejo Internacional, órgano facilitador del FSM.













swissinfo.ch: ¿Cuál es el ambiente previo al FSM?

E.T.: Hay entusiasmo con respecto al apoyo que el FSM puede tener en los barrios populares de la capital senegalesa y de zonas aledañas y sobre la recepción del mensaje del FSM. Habrá actividades en los barrios durante los días previos y durante el Foro mismo.

Nosotros, en tanto CADTM (Comité por la Anulación de la Deuda del Tercer Mundo), preparamos un espectáculo político-cultural de ‘hip hop’, con grupos musicales reconocidos pero que se oponen a ser objeto de comercialización. Interpretarán temas novedosos, con un enfoque fuerte en la deuda, la soberanía alimentaria, los acuerdos desfavorables entre Senegal y Europa etc.

A escala regional se siente como un hecho importante el apoyo decidido de sectores de la juventud. Llegará a Dakar una caravana de buses que recorrerá centenas de kilómetros, proveniente de Nigeria -de donde salen la tercera semana de enero-  y que pasará por Benín y Togo, para luego dirigirse a Burkina Faso. Y allí se encontrará con otras delegaciones provenientes de Conakry. La caravana, finalmente, entrará a Senegal por  Kaolak, la segunda ciudad del país.

swissinfo.ch: ¿Una dinámica realmente participativa?

E.T.: Esa es la esperanza. Objetivamente se dan condiciones para una participación amplia del pueblo senegalés y de los movimientos sociales del país y de la región. Veremos si este espacio abierto, esta invitación amplia y facilitada para la gente del lugar, va a provocar una buena participación popular.

Un elemento muy importante: el primer día –y los días previos – del FSM pondrá un acento particular sobre los 50 años de la independencia de África. Con actividades en la Isla de Gorea, frente a Dakar, de donde partieron más de un millón de esclavos en los siglos XVI, XVII y XVIII. Una denuncia fuerte hacia el esclavismo de ayer y hacia el sistema de hoy. En el ámbito simbólico y de la memoria colectiva va a ser un momento importante, trazando un puente entre pasado y futuro…. Los desafíos de confrontar las crisis mundiales en las distintas vertientes y momentos históricos.

swissinfo.ch: Si se habla de crisis mundiales, el FSM de Dakar estará también pendiente de lo que se debata en el Foro Económico Mundial de Davos (Suiza), que se realizará entre el 26 y el 30 de enero…

E.T.: En efecto. Vivimos una crisis del sistema donde todo está interconectado. La crisis es financiera, económica, climática, alimentaria, migratoria. Una crisis que afecta a la gestión planetaria, porque no hay ninguna institución mundial que goce de real credibilidad. El G-20 no es más legítimo que el G-8. Y las Naciones Unidas no logran hoy desempeñar el papel previsto en su Carta.

Es verdad que esta crisis es el  producto del avance de la desregulación, pero está también ligada al mismo sistema. El mensaje del FSM deberá ser aún más claro que cuando nació hace 10 años: Subrayar la necesidad de la globalización de la resistencia y de las alternativas para proponer un sistema alternativo al sistema capitalista patriarcal globalizado.

swissinfo.ch: ¿Cuál es su visión sobre el Foro Social Mundial (FSM) que este año celebra su décimo aniversario?

 

Eric Toussaint: Pienso que hay que reforzar el proceso del FSM ya que es casi el único marco planetario en el cual convergen los movimientos sociales, las ONG y organizaciones progresistas. Sin embargo, esto no implica que no haya elementos preocupantes en la evolución del FSM.

swissinfo.ch: ¿En qué sentido preocupantes?

 

E.T.: Hay varios aspectos. La decisión de una mayoría de dirigentes o animadores del FSM de no querer avanzar más allá de un Foro, es decir de no querer modificar la Carta de Principios a fin de permitir la discusión de planes, plataformas, estrategias de acción. Un segundo aspecto: el éxito del FSM hace que haya poderes públicos y fundaciones privadas que están muy decididas a apoyarlo significativamente. Se da la tendencia de hacer eventos muy costosos, con presupuestos muy elevados y eso me preocupa.

swissinfo.ch: ¿Cuáles son los medios políticos que pueden desbloquear estas tendencias?

 

E.T.: Felizmente hay elementos positivos. El Consejo Internacional  propone tomar medidas para que no se repitan en Dakar 2011 los mismos errores que se cometieron en 2007 en Nairobi (Kenia), como los precios muy elevados de entrada para los participantes locales. Pienso, además,  que lo fundamental para el éxito de Dakar es fortalecer la presencia de los movimientos sociales africanos y del resto del mundo.

En ese sentido sopla un viento positivo. En la primera semana de noviembre pasado organizamos en la misma capital de Senegal un encuentro preparatorio de movimientos sociales, a partir de un mandato que recibimos de la Asamblea de los Movimientos Populares.

Delegación suiza en Dakar

Como ha sucedido desde la creación del Foro Social Mundial (FSM) en 2001 en Porto Alegre, una delegación suiza acudirá a la cita de Dakar 2011.

Estará integrada por 55 personas: políticos, representantes de ONG de cooperación y derechos humanos, así como de los sindicatos UNIA, Servicios Públicos y syndicom.

Seis diputados nacionales se desplazarán a Senegal: Luc Recordon (verde/cantón de Vaud), Maja Graf (verde/Basilea), Margret Kiener Nellen (socialista/Berna), Ueli Leuenberger (verde/Ginebra), Jean-Claude Rennwald (socialista/Jura), Christian van Singer, (verde/Vaud).

La delegación viajará 5 días antes a Senegal para realizar un programa previo al FSM, que incluye visitas a proyectos de las ONG helvéticas Acción Cuaresma y Ayuda Protestante (HEKS-EPER).

Asimismo se entrevistará con diplomáticos suizos acreditados en Dakar, así como con representantes políticos, sindicales y de movimientos sociales senegaleses.

Fin del recuadro

swissinfo.ch


Enlaces

×