Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Suiza, al margen de la disputa por el gas ruso

El corte del suministro de Rusia no afectará a Suiza, según el experto consultado.

(Reuters)

Mientras crece la lista de países europeos que han dejado de recibir combustible de Rusia, el comprador para la industria suiza del gas no espera restricciones en el suministro hacia la Confederación.

Pero al país alpino le han pedido ayuda para asegurar el aprovisionamiento de otros Estados y favorecer los esfuerzos diplomáticos con el fin de resolver las crisis.

El gobierno espera este mes considerar dos peticiones formales de asistencia.

Hay algún pequeño indicio de cara a una rápida resolución a la disputa surgida en torno al precio del gas que enfrenta a Rusia y Ucrania, mientras que las bajas temperaturas congelan Europa incrementando la demanda energética.

A pesar de que Suiza emplea algo de gas de Rusia para cubrir sus necesidades domésticas, Ruedi Rohrbach, de Swissgas, empresa que importa tres cuartos del gas utilizado en Suiza, dice que no existen contratos directos de abastecimiento firmados con la firma rusa Gazprom.

El gas natural importado supone el 12% del total de las necesidades energéticas nacionales. La mayor parte de éstas están aseguradas gracias a acuerdos a largo plazo suscritos con socios de la Unión Europea como Alemania, Holanda, Francia e Italia.

Según la Oficina Federal de Energía, estos países, con la excepción de Holanda, cubren sus necesidades de gas con el procedente de Rusia, Noruega y Argelia.

Rohrbach niega que Suiza vaya a estar expuesta a las repercusiones o consecuencias de la restricción de gas si los proveedores decidieran satisfacer sus propias demandas en sus mercados nacionales.

"No hay riesgos. No sólo para nosotros, pero sí para otros clientes de otros países que tienen contratos a largo plazo con esos proveedores. Éstos son grandes y renombradas empresas de Europa Occidental, activas a través del continente e incluso en todo el mundo", señala Rohrbach a swissinfo.

"Éstas corporaciones no tienen prioridades, ni contractuales ni de otro tipo, en el suministro hacia otros clientes. Todos ellos reciben el mismo trato, sin importar el país donde están localizados. Este punto nos ha sido confirmado explícitamente".

Goteo de gas

La disputa entre Moscú y Kiev sobre deudas y precios del gas ha cortado el suministro procedente de Rusia dirigido a la Unión Europea, que recibe una cuarta parte del total del gas, el 80% a través de los gaseoductos de Ucrania.

Moscú comenzó a reducir el volumen hacia sus vecinos el 1 de enero tras fracasar en el intento de firmar un acuerdo a finales de 2008. Los problemas siguen en esta segunda semana de 2009, muchos países han visto cómo el suministro de Rusia se ha paralizado completamente.

Los abastecedores europeos están mejor preparados de cara a esta interrupción del combustible ruso que cuando Gazprom cerró sus gaseoductos en 2006. En ese momento, el suministro hacia Europa cayó en un 40%.

Desde entonces los grandes consumidores del gas ruso han construido reservas suficientes para cubrir sus necesidades durante varios meses.

Culpas

Ambas partes se culpan mutuamente por la suspensión del suministro. Rusia ha acusado a su antiguo vecino soviético de robar el 15% del gas que atraviesa Ucrania en su camino hacia los Estados europeos.

"Las cifras de la retirada no autorizada del gas ruso previsto para los consumidores europeos están creciendo en Ucrania", señalaba un portavoz de Gazprom en la página web de la empresa.

Por su parte, el presidente ucraniano, Viktor Yushchenko, culpó a Moscú de las paralizaciones en el envío de gas, argumentando que Moscú continuará cerrando el grifo a Europa.

Hasta el momento, territorios del este y del centro de Europa han sufrido lo peor de esta disputa y Rohrbach indica que la estrategia de diversificación vale para Suiza.

"El suministro de gas natural hacia Suiza no depende de forma alguna de las reservas de Rusia", concluye.

swissinfo

Consumo de gas en Suiza

El gas natural es importado a Suiza por cuatro empresas regionales bajo el patrocinio de Swissgas.

Unas cien empresas, principalmente públicas, suministran el gas a los hogares y a la industria a través de una red que comprende 16.000 kilómetros.

Unas 1.700 personas trabajan en la industria del gas suiza.

Lo que supone una facturación anual de 1.700 millones de francos.

En 2007 Suiza usó 34 millones de kilovatio horas de gas natural.

El gas natural supone en Suiza sólo el 12% del consumo energético nacional.

El consumo de gas natural suizo es equivalente al que precisa la ciudad alemana de Hamburgo.

Fin del recuadro
(swissinfo.ch)


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes