Navigation

Suiza: récord europeo de suicidios con arma

La accesibilidad a las armas influye en la cifra de suicidios. Keystone

En ningún otro país del Viejo Continente se registran tantos suicidios con arma de fuego como en Suiza. Lo que sorprende además es que el número de hogares armados en el país alpino también es superior a la media europea.

Este contenido fue publicado el 26 abril 2010 - 08:47

Un día antes de que fuera inaugurada en Davos la edición 2010 del Foro Económico Mundial (WEF), se quitó la vida el responsable de la seguridad, empleando su arma reglamentaria.

El hecho trascendió a conocimiento público y causó consternación en amplios sectores de la población, pero no es el único de su género. En el periodo de 1996 a 2005 se llevaron a cabo 3.410 suicidios con armas de fuego.

Un estudio comparativo de 2006 señala que el quitarse la vida con armas de fuego en vez de hacerlo por otro medio sitúa a Suiza detrás de EEUU, que 'encabeza' la lista con casi 57% en este acápite.

Finlandia y Noruega les siguen con 20% en los lugares tercero y cuarto, respectivamente. En la parte inferior de la tabla está Alemania con apenas 8% y España con 5,5%. El número de suicidios con armas de fuego en Suiza oscila entre el 24 y 28%, dato que le vale el triste récord europeo.

El poner fin a los días con un arma de fuego es un método altamente mortal. El proyectil causa la muerte en el 90% de los casos. Las consecuencias en los intentos fallidos son fatales.

Mientras las mujeres prefieren los métodos menos contundentes (veneno o lesiones con instrumentos cortantes), los hombres recurren con frecuencia a formas letales como son, por ejemplo, las armas de fuego.

'Preferido' por los hombres

El suicidio con armas de fuego es el modo más frecuente en Suiza y en casi todos los casos son hombres quienes recurren a este medio: el 95% del total. Un tercio de los varones suicidas opta por este camino.

Vladeta Ajdacic-Gross, psociólogo y asistente general en la Clínica Universitaria de Psiquiatría de Zúrich, ve dos razones para esa diferencia entre los géneros: “Por un lado es determinante el acceso al arma y, por otro, saben utilizar este método”, señala.

“Las estadísticas suizas muestran que las mujeres son menos hábiles que los hombres en el manejo de las armas. Por eso no las usan para suicidarse”, precisa el investigador que participó en el estudio mencionado.

En dicha investigación se establece además que ha aumentado el número de hogares armados. Según esas cifras, el 37,5% de los hogares tenía un arma en el año 2007, y este hecho significa que el acceso a las armas de fuego en Suiza es superior al promedio.

Muchas armas en los hogares suizos

El estudio 'Small Arms Survey', realizado en 2007 por el Instituto de Investigación de Ginebra, calcula que en las viviendas helvéticas se encuentran 3,4 millones de armas.

El Ministerio de Defensa, Protección de la Población y Deporte considera a su vez que los hogares suizos guardaban en 2007 unos 2,2 millones de armas de fuego: 535.000 de ellas son armas del ejército (235.000 integradas en el equipo personal del militar en servicio activo, 245.000 dadas en propiedad y 55.000 prestadas a practicantes mayores y jóvenes del tiro deportivo).

En vista de que son hombres quienes mayormente se quitan la vida con armas de fuego, no es extraño suponer que lo hacen con las armas reglamentarias del ejército. Adjacic-Gross considera que alrededor del 40% de las empleadas en los suicidios eran armas de servicio. Las restantes fueron adquiridas legalmente en tiendas de armas.

¿Es tan alto el número de suicidios con armas de fuego porque también lo es el número de hogares con armas? A juicio del investigador hay una estrecha relación entre la accesibilidad a las armas de fuego (número de casas con armas) y los suicidios con tales armas.

La accesibilidad es determinante

Las cifras del estudio, en el que participó Adjacic-Gross, muestran que en los países con alto índice de hogares armados ocurre un gran número de suicidios con armas de fuego.

“La disponibilidad es determinante para la elección del método”, dice el investigador. “El fácil acceso a los medios letales eleva la probabilidad de que alguien los utilice”.

“Lo que en Suiza son las armas de fuego, lo son los pesticidas en los países en desarrollo, porque son fácilmente accesibles”, explica. “Muchos suicidios son de naturaleza pasajera, impulsiva. Eso quiere decir que la decisión de hacerlo es tomada en un brevísimo lapso de tiempo”.

La accesibilidad al método desempeña en esos momentos un papel crucial. “Si alguien tiene que esforzase para conseguir el instrumento mortal, ya es en sí un gran factor de prevención”, sostiene Adjacic-Gross.

En su estudio queda demostrado que los suicidios con armas de fuego en Noruega, Canadá o Australia han disminuido notablemente. Las medidas tomadas en esos países para reducir el acceso a las armas de fuego han tenido éxito.

¿Pero se pueden evitar los suicidios limitando la disponibilidad? ¿No recurren los afectados a otros métodos?

El método es casi inalterable

“Se sabe que hay una tendencia a recurrir a métodos similares”, señala Adjacic-Gross. “Si alguien quiere suicidarse con medicamentos, es poco probable que vea en las armas de fuego una alternativa”.

Detrás estaría un patrón de conducta que no puede cambiar
fácilmente. “En el caso de las armas de fuego, una alternativa igualmente letal es el ahorcarse“, explica.

De las investigaciones deducimos que entre la mitad y las dos terceras partes recurren a otro método si el primero no está a su alcance. “Por supuesto que las medidas de prevención no pueden evitar todos los suicidios, pero sí un gran número de ellos”.

Sandra Grizelj, swissinfo.ch
(Traducción: Juan Espinoza)

SUICIDIOS EN SUIZA

Tres o cuatro personas se quitan la vida diariamente.

Eso equivale a un índice de suicidios de 19,1 por cada 100.000 habitantes.

El número anual de muertes por suicidio es cuatro veces mayor que el de por accidentes de tránsito: concretamente entre 1.300 y 1.400 personas. En las carreteras murieron 357 personas en 2008.

En más del 90% de los suicidios hay detrás una enfermedad psiquiátrica, en el 60% una depresión.

End of insertion

PREVENCIÓN DEL SUICIDIO

En Suiza no hay un programa nacional de prevención del suicidio. Varias oficinas cantonales e instituciones trabajan en la prevención.

Las medidas siguientes figuran en primer plano:
Sensibilizar a la población sobre el tema del suicidio.

Informar a las instancias transmisoras (médicos de cabecera, maestros, religiosos, etc.).

Reconocer e informar a los 'grupos de riesgo' (por ej. personas con dolencias psíquicas, viudas (os), presos, etc.).

Limitar el acceso a los métodos (reducir la accesibilidad a las armas de fuego, disminuir el envase de los medicamentos, poner redes en los puentes, entre otros).

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo