Suiza inventa el submarino solar

Recreación del submarino solar bajo las aguas del lago de Thun.

Goldfish es el primer sumergible impulsado por la fuerza del sol en el mundo. Esta propuesta ha sido creada por la empresa de energía suiza BKW FMB, compañía reconocida por su compromiso y experiencia con el desarrollo sostenible.

El director del proyecto, Martin Pfisterer, cuenta a swissinfo los detalles de esta original idea.

Si se cuenta con el número suficiente de inversores para financiar el presupuesto de 10 millones de francos de Goldfish, su primera inmersión se produciría en el segundo semestre de 2011, si es posible en el lago de Thun donde se probó.

Y es que se requiere un año y medio para su completa puesta en marcha tras recibir un pedido. "Aunque la actual crisis financiera no nos está ayudando mucho", señala Pfisterer.

Este vehículo acuático puede recorrer los fondos de ríos, mares o lagos de aguas tranquilas. Es capaz de realizar inmersiones de hasta 300 metros de profundidad. Además, sus diversas aplicaciones permiten su utilización en sectores como el turismo, la navegación o el transporte. Según el director del proyecto: "ciudades como Barcelona, Sidney, Dubai o Shangai pueden ser los lugares idóneos para albergar esta invención".

Plataforma solar

Goldfish se mueve gracias a la energía de una "plataforma solar flotante y móvil que está equipada con una central solar y una estación de recarga que cuenta con una superficie de células fotovoltaicas de aproximadamente 300m2 y una potencia de 30Kw", indica Pfisterer.

Una de las novedades más importantes es que esta plataforma no sólo servirá para dar energía al submarino, sino que se podrá utilizar para suministrar energía a lugares o actividades cercanas.

Esta plataforma cuenta con cinco satélites laterales donde se encuentran las placas fotovoltaicas. Tiene la capacidad de moverse con un giro de 360 grados para recoger los rayos solares en todo momento. Esta energía se almacena en baterías que permiten un uso múltiple.

Según se estima, una embarcación trasladará a los viajeros desde la orilla hasta la plataforma, donde habrá una carpa central con capacidad para sesenta personas. El submarino se recargará desde ese punto mediante un cable.

Alcance internacional

Recientemente se presentó dentro del pabellón de Suiza en la Exposición Internacional de Zaragoza, ante numerosos periodistas de distintos medios. "Nos invitaron oficialmente a participar y representar al país en la localidad española. Algo que nos enorgullece", comenta Pfisterer, que dirigió la conferencia de prensa. "El evento tuvo un gran seguimiento por los medios de comunicación. Ante la presencia de numerosas cadenas de radio, televisiones y prensa escrita que casi no cabían en el pabellón".

La repercusión en la cita reportó contactos con posibles inversores. Varios países árabes, la villa de Barcelona o los organizadores de la próxima Expo en Shangai 2010 han mostrado su interés por la idea. La energía solar es muy atractiva para la gente y tiene un gran potencial turístico. Hemos mantenido contactos con países, ciudades, empresas, organizaciones e inversores privados", confirma el responsable de Goldfish.

Dubai, Shangai o Sídney

BKW estima que el proyecto tendrá muy buena acogida en numerosos países, ya que sus diversas aplicaciones permiten su utilización en sectores como el turismo y la navegación. Pfisterer relata los múltiples usos que "podrían tener la plataforma solar móvil en zonas con poco oleaje y suficiente radiación solar, como las embarcaciones de ocio en Dubai, transporte de pasajeros en el río Huanpu de Shangai o el suministro de energía a instalaciones costeras como la ópera de Sídney en Australia".

En junio de 2008 se terminó el estudio de viabilidad del proyecto con resultados positivos. El proyecto es totalmente realizable desde el punto de vista técnico y es posible obtener los permisos de explotación necesarios.

Empresa de prestigio

Su promotor es la empresa de energía suiza BKW, que construyó la primera central de energía solar en el país en 1992. La instalación fotovoltaica ubicada en Mont Soleil (cantón de Berna) no pretende ser un centro de producción sino un centro de investigación. Anualmente genera al año una potencia para 200 personas.

La razón principal de esta planta es experimentar con diferentes placas solares que existen en el mercado. Asimismo la misma sociedad tiene otra estación solar en un catamarán que surca el lago de Biel. Desde 2001 funciona íntegramente con energía solar y según Pfisterer "es el barco solar más grande del mundo".

BKW también recibió el premio solar Europeo por la edificación del 'Stade de Suisse', en Berna. El techo del estadio acoge la mayor central solar –12.000 metros cuadrados- integrada en un recinto deportivo.

Se tratan de distintas iniciativas que pretenden revolucionar una vez más el campo de la energía solar con fines turísticos, industriales, e incluso, en materia de transportes.

No en vano, fue un suizo el que inventó el primer submarino turístico del mundo. En 1937 Auguste Piccard presentó su batiscafo. Auguste era el padre del que fuera el célebre explorador Jacques Piccard, que falleció recientemente.

swissinfo, Iván Turmo

Características:

- Capacidad de 20 a 30 pasajeros sentados

- Tripulación de 2 personas

- Salón para pasajeros

- De 20 a 30m. de longitud

- 5m. de altura y 3m. de profundidad

- Inmersiones de hasta 300m. de profundidad

- Peso: 40 – 80t.

- Consumo diario de 100kWh que permite 4 inmersiones

- Ojos de buey de 60 a 70cm. De diámetro para una visión de gran ángulo

- Reflectores potentes para ver en la oscuridad de las aguas profundas

- Inmersión de más de 30m.

- Manejabilidad: el submarino puede rotar su propio eje

- Funciona los 365 días del año

¿Cómo funciona la energía solar?

Existen dos formas principales de utilizar la energía solar, una como fuente de calor para sistemas solares térmicos, la otra como fuente de electricidad para sistemas solares fotovoltaicos.

En principio la forma en la que se captura la luz del sol para convertirla en electricidad se hace a través de paneles solares o fotovoltaicos.

Estos paneles están formados por grupos de las llamadas células o celdas solares que son las responsables de transformar la energía luminosa (fotones) en energía eléctrica (electrones).

Estas células se conectan entre sí como un circuito en serie para así aumentar la tensión de salida de la electricidad.

Al mismo tiempo varias redes de circuito paralelo se conectan para aumentar la capacidad de producción eléctrica que podrá proporcionar el panel.



Enlaces

×