Navigation

Suiza no olvida a los detenidos de Guantánamo

La prisión de la base naval de Estados Unidos en Cuba. Keystone

El estatuto jurídico de los presos sigue pendiente de solución, un año después de su llegada a la base naval estadounidense. Las ONG condenan la situación.

Este contenido fue publicado el 22 enero 2003 - 08:46

Suiza trata de buscar una solución y organiza una reunión de expertos en Boston a fines de mes.

Al campamento Rayos X - la prisión de la base naval estadounidense de la Bahía de Guantánamo - siguen llegando presos sospechosos, según Washington, de estar vinculados al grupo terrorista Al Qaeda.

Es al menos lo que opina Amnistía Internacional. La ONG defensora de los derechos humanos investiga el caso de dos hombres arrestados en noviembre pasado en Gambia.

"Bajo sospecha de estar vinculados a Al Qaeda, habrían sido transferidos secretamente a Guantánamo", declara a swissinfo Catherine Morand, de Amnistía Internacional.

"Estamos investigando otros casos recientes. Si esas sospechas se confirman, se demostrará que los presos de Guantánamo no provienen únicamente de la guerra en Afganistán", precisa.

Visitas del CICR

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), única organización independiente que tiene acceso al campamento Rayos X, no puede ni confirmar ni desmentir tales informaciones. La organización humanitaria está sujeta al respeto de las normas de confidencialidad.

"Durante nuestra última visita al lugar a comienzos de enero, pudimos entrevistarnos con 619 presos", señala el portavoz del CICR, Florian Westphal.

La única evidencia es que los presos carecen de un estatuto jurídico claro. Washington continúa considerándolos combatientes enemigos ilegales.

Estados Unidos se niega a reconocer su estatuto de presos de guerra. De ello resulta que "los detenidos están privados de contacto con los tribunales, sus abogados o familiares", afirma con indignación Catherine Morand, de Amnistía Internacional.

"También se ven frente a la perspectiva de permanecer en detención por un periodo indeterminado y a la eventualidad de ser juzgados por comisiones militares autorizadas a pronunciar la pena de muerte", prosigue.

Buscar un estatuto para los terroristas

Para terminar con ese vacío jurídico y con las violaciones de los derechos humanos que de ello resultan, el CICR ha pedido en repetidas ocasiones a Estados Unidos que determine individualmente el estatuto jurídico de cada uno de los presos.

Suiza prevé organizar en Boston una reunión de expertos que podría contribuir a solucionar ese vacío jurídico.

A fines de enero, el 'Havard Programm on Humanitarian Policy and Conflict Research' - centro financiado por Berna, reunirá expertos gubernamentales y universitarios, así como a representantes de la ONU y del CICR.

"Las cerca de 70 personas reunidas en Boston reflexionarán sobre eventuales adaptaciones del derecho humanitario internacional frente a la evolución de conflictos actuales y a la privatización de la violencia", precisa una de las organizadoras del encuentro, Barbara Fontana, consejera científica en el Ministerio suizo de Asuntos Exteriores.

En ese proceso de reflexión se abordará, entre otros asuntos, el estatuto de los presos de Guantánamo y las consecuencias de la guerra contra el terrorismo.

Un desafío mundial

Para la organización Human Rights Watch, esas evaluaciones son de importancia crucial.

En su informe anual, hecho público el 14 de enero, la organización afirma que "los terroristas violan los derechos fundamentales de la persona en la medida en que dirigen sus ataques contra la población civil".

"Pero Estados Unidos daña a esos principios, cuando hace caso omiso de los abusos cometidos en la lucha contra el terrorismo por sus aliados como Pakistán, China, Arabia Saudí o los jefes de la guerra afgana", prosigue el informe.

Una constatación que Amnistía Internacional comparte plenamente.

swissinfo, Frédéric Burnand, Ginebra (Traducción: Belén Couceiro)

Contexto

Desde hace un año, la base naval de Guantánamo se utiliza para recluir a presuntos terroristas.

Amnistía Internacional y otras ONG acusan a Estados Unidos por la situación de incertidumbre y aislamiento en la que viven los presos.

Los detenidos no tienen acceso a los tribunales, ni contacto con sus abogados o familiares.

A comienzos de enero, el Comité Internacional de la Cruz Roja se entrevistó con 619 detenidos.

A fines de mes, se celebrará una reunión en EE UU para tratar el estatuto jurídico de los presos.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.