Navigation

Suiza pide un "periodo transitorio" a Europa

Las negociaciones continúan. Este miércoles, en Berna, se avanzó poco. Keystone Archive

Para firmar un Acuerdo de Libre Circulación de Personas Bis solicita el derecho a regular durante siete años la entrada de trabajadores de los 10 nuevos países de la UE.

Este contenido fue publicado el 05 noviembre 2003 - 19:42

El encuentro en Berna no trajo avances y el mayor riesgo de no llegar a un acuerdo es la “cláusula guillotina”, esto es, echar atrás todo lo pactado en 1999.

Suiza demandó a la Unión Europea el derecho a regular durante un “periodo transitorio de siete años” la entrada de trabajadores polacos, húngaros, eslovenos, lituanos, latvios, estonios, eslovacos, chipriotas, checos y malteses a sus 26 cantones.

La Confederación Helvética aclara que la restricción aplicaría sólo a los 10 países que se integrarán a la Unión Europea en mayo del 2004, no así a sus 15 miembros actuales (con quienes ya tiene calendarios y reglas negociados con anticipación).

La respuesta de la Comisión Europea (CE) fue un “no” rotundo.
A su juicio, aceptar esta propuesta es avalar principios discriminatorios entre los miembros actuales y los que están por adherirse.

“Como resultado de las posiciones divergentes, desafortunadamente no existieron avances en la negociación de un nuevo Acuerdo de Libre Circulación de Personas (Bis) sostenida este miércoles en Berna por las delegaciones suiza y europea”, informó Mario Tour a Swissinfo.

El vocero de la Oficina Federal de Inmigración, Integración y Emigración de Suiza (IMES) aseguró que dada la sensibilidad del tema, el país insistirá en gozar de este derecho (el periodo de transición de 7 años) que ya una fórmula semejante le concedido a Alemania y Austria.

La temida “guillotina”

El Acuerdo sobre la Libre Circulación de Personas Bis es estratégico para Suiza por muchas razones ligadas a la economía y la política como conjunto que se enumerarán a continuación. Sin embargo, sus contenidos exigen la aprobación de la Asamblea Federal y el aval de los suizos.

Negociar principios que pudieran poner en riesgo la estabilidad del empleo dentro del país serían inmediatamente rechazados por ambos. Pero la Confederación Helvética tampoco puede perder de vista que si no se logra poner en marcha un “Acuerdo Bis”, la Unión Europea tiene derecho a aplicar la llamada cláusula “guillotina”.

Esto es, anulan todos los acuerdos sectoriales firmados en 1999 en caso de no concretar la extensión del correspondiente a la libre circulación de personas.

Lo anterior implicaría que perdieran vigor acuerdos que están en marcha en temas como Tránsito (transporte de mercancías y pasajeros; transporte aéreo, mercados públicos; reconocimiento mutuo en materia de evaluación de conformidad; cooperación científica y tecnológica; e intercambio de productos agrícolas.

Es indispensable avanzar

Al encuentro de este miércoles asistieron Dieter Grossen, jefe de la negociación por parte de IMES y Matthias Brinkmann, de la Dirección General de Relaciones Exteriores de la Comisión Europea.

La UE afirma que es indispensable que este acuerdo bis quede cerrado antes de que se incorporen los 10 nuevos países a la Unión Europea, esto es, mayo del 2004.

Suiza considera que no es así.
“La negociación bien podría llevarse quizás hasta el verano, necesitamos algo bien hecho”, adelantó el vocero de IMES.
De ahí que se haga necesario realizar encuentros técnicos lo más pronto posible y que se hay previsto una nueva reunión en diciembre (previsiblemente en Bruselas).

Lo cierto es que la Europa de los 25 traerá seguramente más buenas noticias a Suiza que malos augurios –se trata de un mercado de 450 millones de personas que ofrecerán personal calificado para los sectores agropecuario, turístico o de la salud-, lo único que deberá cuidarse pues es que el nuevo acuerdo responda a los intereses de todas las partes involucradas.

swissinfo, Andrea Ornelas.

Datos clave

Las delegaciones de Suiza y la Unión Europea se reunieron hoy en Berna para negociar el Acuerdo de Libre Circulación de Personas Bis.

End of insertion

Contexto

Las negociaciones se empantanaron en el encuentro de Berna porque Suiza pide un “periodo transitorio” de siete años en el que regule la entrada de trabajadores venidos de los 10 nuevos países miembros de la UE
La Comisión Europea se niega porque lo considera discriminatorio.

En el caso extremo de no llegar a un acuerdo en el 2005 se aplicaría la “cláusula guillotina” que echaría atrás todos los acuerdos firmados en 1999

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.