Navigation

Keystone

En Suiza, el gato es el animal doméstico más común. Hay cerca de 1,6 millones de felinos vagando por los tejados de los hogares suizos.

No hay normas o limitaciones especiales para la tenencia de gatos, que suponen cerca del 28% de todas las mascotas existentes en Suiza. Los dueños de gatos no están obligados a pagar impuestos por sus mascotas.

Los perros son ya otro cantar. Hay que registrar al perro en la localidad de residencia y pagar un impuesto anual. Por ejemplo, en Berna la tasa es de 115 francos suizos (unos 117$). En la mayor parte de los cantones el impuesto por perro guía o de rescate es menor. AquíEnlace externo puede encontrar más información sobre este impuesto.

Los espacios públicos suizos disponen de bolsas de plástico y contenedores para deshacerse de los excrementos de perro.

Ya no es obligatorio, aunque sí recomendable, seguir un curso de adiestramiento de perros para las personas que por primera vez tienen uno de estos animales. La mayor parte de los cantones tienen sus propias normas sobre perros, sobre todo para razas potencialmente peligrosas. Infórmate de si tu localidad o cantón dispone de una hoja informativa para propietarios de perros. En la actualidad Suiza está libre de la rabia.

Todos los perros deben contar con un microchip implantado por un veterinario al cumplir los tres meses de edad. El veterinario trasladará los datos del perro a la base de datos AMICUSEnlace externo.

Los perros traídos desde el extranjero disponen de un plazo de diez días desde su entrada al país para ser llevados al veterinario, quien introducirá la información del animal en la base de datos.

Por lo demás, los gastos que ocasiona un perro o un gato son similares: atención veterinaria, comida, equipamiento y cuidados en vacaciones. Es posible adquirir un seguro de salud para el animal.

Las mascotas como conejos, conejillos de indias o periquitos están calificadas como animales sociales, lo que quiere decir que sufren si viven solos. La ley prohíbe tener solo uno de esos animales sociales y existen tamaños mínimos de jaula.

La Oficina Federal Veterinaria ofrece aquíEnlace externo más información sobre el cuidado de mascotas.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.