Navigation

TRAVEL_El Gotardo sigue acaparando el espectáculo

La línea del Gotardo tiene algunas pendientes desafiantes Keystone

Uno de los viajes ferroviarios más asombrosos en Suiza es la arteria principal transalpina del norte al sur: el Gotardo.

Este contenido fue publicado el 18 noviembre 2006 - 12:18

Tiene todo lo que un entusiasta amante de los trenes puede desear: puentes en abundancia, subidas escarpadas y pendientes con espirales y un túnel de 15 kilómetros de largo que se ha ganado la fama en todo el mundo.

Si hubiera existido un premio al patrimonio cultural cuando la línea del Gotardo fue abierta al tráfico público, el primero de junio de 1882, el Gotardo hubiera podido ser un serio aspirante a más altas distinciones.

"Cuando fue construido era la línea más importante a través de los Alpes", dice el historiador Kilian Elsasser.
"Para la Suiza moderna fue una especie de proyecto principal para reunirse juntos como una nación", agrega.

Y, para poner la cereza sobre la tarta, la línea del Gotardo incluye vistas que sólo otras pocas rutas pueden ofrecer. "El fantástico paisaje convierte a esta ruta en el más excitante viaje para cualquier pasajero", asegura Anthony Lambert, escritor de viajes establecido en Londres.

Una de las maravillas, por ejemplo, es la iglesia barroca de Wassen, sobre la rampa norte, que pude verse no menos de tres veces cuando el tren pasa por tres diferentes niveles.

Arriesgado

Aunque los pasajeros de hoy dan por sentada la existencia de la línea, su construcción fue un negocio arriesgado. Tomó más tiempo de lo que se pensaba y costó mucha más de lo que se esperaba.

En el papel, la línea del Gotardo no fue un asunto puramente suizo. Tanto Italia como Alemania aportaron fondos para poder usar la ruta, después de que se llegó a un acuerdo durante una conferencia internacional realizada en Berna en 1869.

El acuerdo sentó las bases para la creación de la Sociedad del Ferrocarril del Gotardo, fundada en la ciudad de Lucerna y con sede en Zúrich.

La ruta del Gotardo tenía que escalar 633 metros de altura sobre una extensión de sólo 18 kilómetros, entre Erstfeld y Göschenen, en el acceso norte, en el cantón de Uri.

Desde la entrada sur, en el valle Leventina tuvieron que ser cubiertos 848 metros de altitud en una extensión de 68 kilómetros, entre Airolo y Biasca.

Túnel

El túnel, que dominó los titulares de prensa durante un día, fue apreciado como una obra del siglo por su acabado y fue comparado con el Canal de Suez que fue inaugurado en 1869.

"Fueron necesarios 10 años para construir el túnel y el pobre encargado de construirlo, Louis Favre, no alcanzó a vivir para verlo. Murió en el sitio de construcción y está enterrado en el cementerio de la iglesia de Göschenen", explica Lambert.

Favre, de Ginebra, desde luego adoraba la apuesta y estaba convencido de que podría hacer fortuna con esta empresa.

"Era una especie de tipo loco que había ofrecido terminar la construcción del túnel en ocho años. Aceptó que por cada día de retraso de la obra él pagaría 5.000 francos suizos como multa. Este era el equivalente de casi dos años de salario de un conductor de locomotora de aquel tiempo", precisa el historiador Kilian Elsasser.

El acuerdo estipulaba que si el proyecto era concluido antes del plazo, Favre recibiría 5.000 francos suizos por cada día de avance.

"Creyó que construyéndolo en 6 años se haría rico", indica el historiador.

Hubo veces en que hasta 2.500 hombres estuvieron trabajando en el túnel. Las condiciones eran tan malas que en algunas ocasiones ellos abandonaron sus herramientas en 1875. Se informó sobre varios muertos cuando la policía y grupos voluntarios de vigilancia utilizaron la fuerza para poner fin a la huelga.

Mujeres

Aunque se ha escrito mucho sobre la hazaña de ingeniería en el túnel del Gotardo y sobre el incansable trabajo de los hombres, las mujeres también contribuyeron en no poca parte de su construcción. Elsasser ha reunido una exposición sobre este tema.

"Para las mujeres fue como un pueblo de Estados Unidos durante la fiebre del oro, donde la estructura social no estaba definida y para ellos existía la posibilidad de ser empresarios para manejar un hotel o un restaurante y hasta un burdel", señala Elsasser.

"Los hacía más independientes porque podían ganar su propio dinero".

Durante casi un siglo el tren del túnel del Gotardo no tuvo competidores. Pero esto cambió en 1980 con la apertura de un túnel de carretera de dos vías que convirtió la palabra Gotardo casi en una palabra sucia.

Atascos

Desde la apertura de la autopista del Gotardo en 1980, la mágica palabra "Gotardo", ha perdido su lustre. Se ha convertido en sinónimo de tránsito y atascos y despierta sentimientos de cólera y pérdida", como lo ha mostrado el Museo Alpino en Berna.

En tiempos de vacaciones la ruta del Gotardo a través de los Alpes nunca deja de aparecer en las noticias de tráfico a causa de la congestión.

"Mi objeción está en que la ruta fue construida a través de paisajes de gran belleza, sin que se hubiera pensado en hacerlo como lo hicieron los ingenieros del ferrocarril", observa el escritor de viajes Lambert.

"Lo construyeron utilizando la piedra local y cuando usted viaja a través nada se percibe como una intrusión repugnante, mientras que la ruta de carretera pasa por grandes muelles de embarque en concreto, sin pensar en la protección del paisaje", agrega.

Lambert también vacila cuando habla del nuevo túnel ferroviario de base del Gotardo, de 57 kilómetros de largo, que se construye entre Erstfeld y Bodio. Describe el principio de transferir los camiones de transporte de la ruta al tren como algo "maravilloso".

"Mi única leve reserva es que los turistas vienen a Suiza porque aquí encuentran los más bellos paisajes de Europa y perderían la ocasión de tener las magníficas vistas del Gotardo si todo el tiempo están viajando dentro de un túnel", comenta el escritor.

swissinfo, Robert Brooks
(Traducción: J.Ortega)

Datos clave

La obra de construcción en los dos extremos del Gotardo comenzó en 1872 con un amplio contingente de trabajadores italianos. En algunas ocasiones más de 2.500 obreros llegaron a trabajar al mismo tiempo.

En la estación de Airolo hay una placa que recuerda a los 177 hombres que murieron, según datos oficiales. Investigaciones recientes hablan de 200 muertos.

Fuera de una sola curva en el extremo sur, el túnel es recto.

Cuando los perforadores del túnel se encontraron en 1880, las líneas de centro del calibre estaban sólo 18 centímetros hacia afuera horizontalmente y 10 centímetros verticalmente.

End of insertion

Contexto

Cerca de 18,3 millones de toneladas de mercancías fueron transportadas a través del túnel del Gotardo en 2004.

Cerca de 10.000 pasajeros viajaron a través del túnel por día.

Entre 120 y 150 trenes de mercancía y 80 trenes de pasajeros viajan a través del túnel cada día.

Hasta 4 trenes por dirección emplean el túnel al mismo tiempo.

La travesía del túnel dura entre 11 y 12 minutos.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.