Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Un abeto ecológico, la apuesta para Navidad

En Suiza se compran un millón de abetos.

(Keystone)

Representan sólo el 15% de los árboles que adornan los hogares suizos en 2008. Sin embargo, su consumo crece a pasos agigantados de seis años a la fecha.

Para garantizar que cumplan las normas de respeto medioambiental, es decir, que no fueron cultivados con pesticidas o colorantes, los abetos 'verdes' deben llevar la etiqueta FSC.

Narra una antigua leyenda europea que durante una fría noche de invierno, un niño pequeño se extravió en un bosque. Entumecido por el frío y asustado, se topó por azar con la cabaña de un viejo leñador.

El anciano y su familia lo acogieron generosos, lo alimentaron y le asignaron un lecho tibio donde reposar mientras rastreaban a su familia.

Durante la noche, el niño se transformó en un ángel ataviado en oro. Era el hijo de Dios.

Y para agradecer al leñador y a los suyos los cuidados recibidos, tomó la rama de un abeto, les pidió que la sembraran y les adelantó que cada año les prodigaría hermosos regalos. Aquel pino, ofreció a la familia frutos de oro y plata cada Navidad.

Un millón...

Más allá de la leyenda, en el terreno estrictamente práctico, Europa es uno de los principales mercados de la industria de los abetos de Navidad, con una demanda de 85 millones de unidades en 2008.

En Suiza se compran un millón de árboles a un precio promedio de entre 55 y 80 francos suizos.

Del total, el 40% (alrededor de 400.000) se producen en el país y otro 60% (unos 600.000) son importados, estima el Instituto Federal de Investigaciones de los Bosques.
Su responsable, Anton Burkart, afirma que ir a buscar directamente un árbol al bosque se ha convertido para muchas familias en una tradición de la temporada.

Especialmente porque suelen encontrar vendedores de comida y bebidas calientes que transforman la visita para buscar y talar el pino en todo un ritual para los hogares.

Y suelen ser los precios de los abetos importados los que rigen los precios locales cada año, para no perder competitividad con respecto a los productos venidos de fuera.

Según las estimaciones de la Oficina Federal de Medioambiente, sólo el 15% de los árboles que adornan casas, negocios, escuelas y oficinas, son ecológicos.

Apuesta ecológica

Sin embargo, del millón de pinos que consume Suiza, sólo unos 150.00 pinos llevan la etiqueta del Consejo Internacional de la Gestión Forestal o 'Forest Stewardship Council' (FSC).

Un porcentaje bajo con respecto al total, pero representativo de un mercado que crece a pasos agigantados.

Dos datos para dar una idea de su evolución: en 2002, se comercializaron 20.000 pinos ecológicos en Suiza, según cifras del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en ingles). Actualmente, siete veces más.

¿Por qué comprar un pino ecológico? El WWF exhorta a la adquisición de pinos de Navidad nacionales y certificados con la etiqueta FSC.

Primero, porque sus productores respetaron una serie de criterios medioambientales.

Segundo, porque al consumir abetos 'de casa' se reduce la emisión de contaminantes intrínseca al desplazamiento de los árboles venidos del extranjero (Dinamarca esencialmente).

La Oficina Federal de Medioambiente explica que los pinos FSC se diferencian además de los 'tradicionales' porque no utilizan pesticida durante su crecimiento y porque son cortados justo antes de su comercialización.

Para evitar que la mala hierba crezca entre ellos, se utilizan corderos de la raza Shropshire acostumbrados, de forma espontánea, a comer hierba sin dañar las ramas de los árboles.

Un abeto FSC ofrece la garantía adicional de no haber sido saturado durante su crecimiento con colorantes artificiales (para intensificar el color de su follaje).

¿Qué pino comprar?

En Suiza se comercializan esencialmente tres variedades de árboles de Navidad: abeto rojo, blanco y Nordmann.

Los blancos y los Nordmann son los que duran más tiempo en interiores.

Los pinos rojos se conservan bien en las casas durante siete u ocho días, pero después pierden rápidamente las hojas aciculares que los caracterizan debido al ambiente seco de las calefacciones. A cambio, resisten bien en el exterior gracias a la humedad del ambiente.

De hecho, los grandes árboles de Navidad que se encuentran en las plazas públicas suelen ser rojos.

Para un pino de 2 metros más o menos, un Nordmann costará alrededor de 80 francos, uno blanco 60 francos y uno rojo puede llegar hasta los 35 francos.

La diferencia de precio se explica en que los Nordmann crecen dos veces más despacio que los rojos, requieren más cuidados y germinan con mayor dificultad, lo que se traduce directamente en su costo.

Un dato más: aunque comprar abetos en macetón pareciera un gesto ecológico, la realidad es que estos árboles tienen pocas oportunidades de sobrevivir debido a que se mantienen mientras están en el interior, pero al regresar al frío, resisten mal los cambios de temperatura.

¿Dónde encontrarlos? En viveros especializados, pero prácticamente en cualquier punto comercial importante. Las dos principales cadenas de supermercados suizas, Migros y Coop, no han dejado pasar la oportunidad de comercializar una Navidad ecológica.

swissinfo, Andrea Ornelas

Contexto

La etiqueta o nivel de certificación 'Consejo Internacional de la Gestión Forestal' (FSC, por sus siglas en inglés) comenzó a otorgarse en 1993 para reconocer a aquellos productos forestales que se producen con respeto a los ecosistemas.

En Suiza, un pino FSC es aquel que no fue sujeto de talas sistemáticas, se le permitió crecer entre 8 y 10 años antes de ser cortado y no utilizó pesticidas para su desarrollo.

Fin del recuadro

Datos clave

Un abeto ecológico se cultiva entre 8 y 10 años antes de cortarse.

Migros y Coop, las dos principales cadenas de supermercados en Suiza, ofrecen árboles ecológicos desde 2005.

En Suiza, más de 300.000 hectáreas de bosque son certificadas.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×