Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Un siglo de estadísticas empresariales

Las PYME son parte troncal de la historia empresarial en Suiza.

(Keystone)

En 1905, Suiza estaba en pleno proceso de industrialización; en las fábricas, hombres, mujeres y niños laboraban más de 11 horas diarias, y una familia vivía con 2.025 francos.

El viernes 30.09, la OFS inició el Censo Empresarial 2005 que ofrecerá una nueva radiografía del sector productivo helvético.

"Con 14 años cumplidos, me presenté ante al señor Würsch, patrón de la fábrica textil de Wunderli, para pedirle trabajo. Puedes comenzar el 25 de abril, me dijo.

"Pero como la escuela era obligatoria hasta los 15 años de edad en el cantón de Argovia, en donde yo vivía, durante todo ese año tuve que estudiar y trabajar. De 6 a 7 am iba a la fábrica; de las 8 a las 11, a la escuela. Y de 11:30 a 18:00 horas nuevamente a la jornada laboral, con derecho a una pausa para comer al mediodía".

"En aquella época, a principios del siglo XX, éramos 50 niños los que combinábamos las dos actividades. Desgraciadamente, nuestra fábrica de Wunderli, no tenía seguro para los obreros".

"En caso de pequeños accidentes (como la pérdida de un dedo, por ejemplo), las víctimas solían recibir durante su incapacidad de trabajo los medicamentos gratis y una indemnización de entre 50 y 80 centavos de franco por día, lejos de su jornal establecido por día", narra el libro "El movimiento obrero suizo", editado por Adversaire en 1975.

La realidad laboral de hace un siglo poco tiene que ver con la actual.

Las empresas en 1905

De acuerdo con las estadísticas de la época. Los suizos del 1905 aspiraban a vivir 49 años; las suizas, 52. Una esperanza de vida que, felizmente, se amplió en más de 30 años en el siglo XXI.

En aquella época, la población rondaba los 3,3 millones de habitantes. Y poco más de 1,8 millones eran trabajadores.

El campo aún era relevante en la escena económica, pero la industria era por mucho el protagonista que iba ganando pujanza.
Las actividades textil y química eran las más dinámicas.

El salario de un trabajador suizo de principios del siglo XX ascendía a 1.060 francos suizos mensuales en promedio. No obstante, los gastos de una familia de cinco miembros rondaba los 2.050 francos suizos al mes (vivienda, alimento, vestido, etcétera).

Un kilogramo de pan valía 33 francos; uno de papas, 8,3 francos; uno de mantequilla alcanzaba los 261 francos; y un solo huevo costaba 7,8 francos.

Las mujeres y los niños tuvieron pues que adherirse a la fuerza productiva helvética para completar el ingreso mensual de las familias. Para su mala fortuna, sus salarios se hallaban castigados con respecto a los masculinos (percibían entre 550 y 650 francos suizos mensuales), y las jornadas diarias superaban las 11 horas.

Las fábricas de más de 20 empleados iban a la alza. Unos 300.100 suizos trabajaban en aproximadamente 13.000 compañías de todas las tallas. Y a diferencia de muchos otros países de Europa, en Suiza, los nuevos obreros mantenían su domicilio en sus antiguas granjas, en el campo. La migración hacia las ciudades fue lenta.

En tanto, la población que trabajaba por cuenta propia (panaderos, carniceros, lecheros) perdían terreno, y sumaba a unos 600.250 habitantes.

Presencia en el extranjero

El periodo comprendido entre el 1900 y 1910 se caracterizó también por fuertes desplazamientos de capital suizo al extranjero.

Concretamente, había 67 empresas suizas instaladas en Italia, entre ellas, firmas que aún nos dicen algo como Ciba, Geigy, Sandoz, Hoffmann-La Roche, etcétera.

Los zapateros Bally abrian tiendas en América del Sur, Francia, Inglaterra y Sudáfrica. Unas 160 empresas grandes de suiza producían en 265 filiales que tenían en el extranjero.

En total, aproximadamente 7.500 millones de francos se habían emigrado al extranjero. Más de la mitad, es decir, 5.600 millones de francos, pertenecían a la llamada inversión financiera o volátil (dirigida a las instituciones financieras de países vecinos), y el resto, casi 2.000 millones de francos, era inversión directa canalizada para el establecimiento de empresas en el extranjero.

Esta dinámica se mantuvo incluso durante la Primera Guerra Mundial.

La OFS habla

Un siglo después, en Suiza existen alrededor de 380.000 empresas, y 99% de ellas son consideradas PYME, es decir, micro, pequeñas o medianas, lo que en palabras llanas implica que cuentan con menos de 250 trabajadores.

De hecho, 270.000 de ellas tienen menos de 10 empleados, pese a lo cual generan 2,5 millones de empleos fijos dentro del país, como confirma el documento "Las PYME en Suiza y Europa en 2005", documento elaborado por la Secretaría de Estado de Economía (Seco).

Y para presentar un panorama detallado sobre la evolución de las empresas helvéticas durante los últimos 100 años, la Oficina Federal de Estadística (OFS) inició el viernes pasado (30.09) su Censo Empresarial 2005.

Con él, cubrirá el primer siglo de estadísticas de la actividad productiva. Dicho trabajo de investigación, realizado cada tres o cuatro años, consultará esta vez a unas 370.000 empresas, representantes de 3,7 millones de empleos.

Por primera ocasión, los cuestionarios podrán responderse también por Internet.

Y de forma paralela, para conmemorar este primer siglo de estadística empresarial, inauguró también el mismo viernes una exposición que ilustra la evolución de una rama productiva concreta, la restauración, durante todos estos años (en el Espacio Público de la OFS, en Neuchatel).

swissinfo/Andrea Ornelas

Datos clave

· El primer censo empresarial realizado por la Oficina Federal de Estadística (OFS) data de 1905.

· Hace 100 años, la esperanza de vida femenina era de 52 años, la masculina de 49.

· El sueldo de un obrero suizo era de 1.060 francos suizos y el gasto de una familia de 5 miembros sumaba 2.050 francos.

· Un kilo de pan costaba 33 francos; uno de papas, 8,3 francos; y uno de mantequilla 261 francos.

· Había aproximadamente 13.000 empresas en el país

Fin del recuadro

Contexto

· La Suiza de principios del siglo XX tenía dos actividades económicas preponderantes: el campo y un sector industrial cada vez más pujante.

· En 1905, niños y mujeres formaban parte de la fuerza laboral helvética, en intento de las familias por aumentar su ingreso mensual, pero muchos laboraban jornadas de 11 horas o más en las fábricas.

· La OFS documenta a nivel estadístico desde hace un siglo una realidad que hoy ofrece otro panorama: hay 380.000 empresas en el país, y más de 90% tienen menos de 25 empleados.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×