Navigation

Una espina en la cadera de Sulzer Medica

Sulzer Medica cambia su denominación por Centerpulse. Keystone

Sólo 132 estadounidenses que recibieron una prótesis defectuosa rechazan el acuerdo global de indemnización. Sin embargo, el asunto cuesta caro a Sulzer Medica.

Este contenido fue publicado el 17 mayo 2002 - 09:36

El acuerdo fue aprobado definitivamente por la jueza federal Kathleen O'Malley hace una semana. Prevé una indemnización de alrededor de 200.000 dólares para cada paciente que tuvo que ser reoperado, merced a los residuos de aceite encontrados en las prótesis, residuos que impiden la adhesión de las prótesis de cadera o de rodilla a los huesos.

En contraparte, las víctimas que aceptaron el acuerdo global renunciaron a cualquier acción legal contra Sulzer Medica o su filial estadounidense, Sulzer Orthopedics, cuya sede se encuentra en Austin, Texas.

Tras la decisión de la magistrada estadounidense, los demandantes tuvieron un plazo de cinco días hábiles para aceptar o no el acuerdo global. De acuerdo con el grupo suizo, sólo 0,4% de los pacientes rechazaron su oferta de indemnización.

Sin embargo, el campo de los opositores es más amplio que lo previsto. En efecto, hasta la semana pasada, Sulzer Medica estimaba que alrededor de 50 pacientes rechazarían la propuesta y no 132.

Una indemnización insuficiente

El abogado David Riggs indicó a swissinfo que algunas víctimas consideran que la indemnización prevista por el acuerdo es muy insuficiente. Sobre todo porque de los 200.000 dólares que cada paciente debe recibir, según los términos del acuerdo, unos 30.000 dólares irán directamente al bolsillo del abogado.

David Riggs, que representa a una decena de pacientes que en su mayor parte aceptaron el acuerdo global, añadió que en Estados Unidos una operación de cadera cuesta por lo menos 20.000 dólares y que la intervención para corregir la primera cirugía puede elevarse a 50.000 dólares.

Muchas de las víctimas, que figuran entre las que sufren más de las complicaciones relativas a las prótesis defectuosas, pueden esperar entonces una indemnización mucho más elevada a los 160.000 dólares por persona, apelando a los tribunales locales.

En Estados Unidos los jurados populares, que se reúnen en torno a los asuntos de responsabilidad civil de los fabricantes, tienen generalmente tendencia a acordar indemnizaciones muy sustanciosas a las víctimas.

Por otra parte, los tribunales locales son más generosos hacia los demandantes que los tribunales federales. En agosto pasado, un jurado de Corpus Christi, Texas, ordenó a Sulzer Ortophedics pagar más de 15 millones de dólares a tres mujeres que recibieron prótesis defectuosas, aun cuando la apelación de Sulzer Medica retrasa el pago.

Más de mil millones de francos suizos

Si las víctimas que rechazaron el acuerdo global aceptaran las indemnizaciones, Sulzer Medica se ubicaría en una posición poco envidiable en Estados Unidos , no solamente en el plano financiero, sino también en lo que atañe a su imagen sobre ese mercado capital. Sólo en el 2001, el litigio costó mil 190 millones de francos suizos al grupo de Zúrich.

Sulzer Medica confía en poder convencer todavía a los disidentes y a sus abogados, de aceptar el acuerdo global. "Lo que es seguro, es que esa cifra de 132 puede disminuir", declaró Andy Bantel, portavoz de Sulzer medica en Zúrich.

Una de las estrategias adoptadas por Sulzer Medica para convencer es la amenaza. Tras el veredicto de Corpus Christi, Richard Scruggs, el abogado estadounidense de Sulzer Orthopedics, no había ocultado, en efecto, que "la compañía resguardó sus haberes por muchos años, para que sea prácticamente imposible que demandantes como esos de Corpus Christi, pasen a la caja".

Por su parte, Stephan Rietiker, el patron de Sulzer Medica, previno que "algunos otros veredictos de ese género serían suficientes para empujar a Orthopedics a la quiebra, lo que no dejaría absolutamente nada para la mayoría de los pacientes".

O, en el caso de la filial estadounidense de Sulzer Orthopedics, plantearía graves problemas a las víctimas, como explicó el abogado David Riggs, en la medida en que sus pretensiones serían tratadas con el resto de las reivindicaciones de los acreedores, sin prioridad alguna".

Sulzer se convierte en Centerpulse

Por otra parte, Sulzer Medica anunció el jueves (16.05) que la sociedad cambiaría de nombre para convertirse en Centerpulse. Desde el primero de junio, la especialista en prótesis e implantes se dotará de una nueva designación para su marca y su logotipo.

El cambio de identidad será sometido al voto de la asamblea general este viernes. Centerpulse contará con seis divisiones: Biológica, Cardiaca, Dental, Ortopédica, Espina-Tech y Vascular.


Marie-Christine, Washington, y Pierre Gobet, Zúrich

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.