Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Una positiva respuesta en América Latina

El huracán mitch destruyó el hogar de esta chiquilla nicaragüense.

(Keystone Archive)

La Jornada Anual de la Ayuda Humanitaria suiza se consagró este año a la emigración derivada de conflictos o de catástrofes naturales.

En América Latina, ese organismo instrumenta diversos programas. Tony Frisch, su responsable, habla a swissinfo sobre el tema.

"Ese día se dedicó al tema de los refugiados en todo el mundo porque nosotros trabajamos mucho a nivel multilateral y a nivel bilateral para los refugiados y las personas desplazadas en el mundo entero", recuerda nuestro interlocutor.

Señala que se trata de programas que datan de hace muchos años y que van a continuar, "porque ser refugiado es un destino muy, muy difícil".

Inquirido acerca de las estrategias que lleva a cabo la Ayuda Humanitaria helvética en América Latina, el titular de ese organismo perteneciente a la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE), destaca que en la actualidad hay menos programas de los que se desarrollaron en años anteriores.

Esas estrategias están relacionadas con conflictos...

"Por ejemplo, en Colombia (escenario de una guerra intestina desde hace más de 40 años) estamos involucrados, en colaboración con entidades privadas y con el gobierno, en tareas de apoyo a refugiados y personas desplazas en el norte del país".

... y con catástrofes naturales:

"Después del Mitch (huracán que en 1998 dejó un saldo de decenas de miles de muertos y de damnificados en el istmo, en particular en Honduras y Nicaragua) Centroamérica quedó muy afectada. Construimos infraestructura y también casas para la gente que se quedó sin techo. Ahora, más que todo, trabajamos en la prevención y en la preparación".

Colaboración con entidades locales

En lo que toca a la prevención, las tareas incluyen la elaboración de mapas de riesgo, la identificación de los riesgos de cada zona y el establecimiento de medidas para evitar nuevas catástrofes como consecuencia de deslizamientos, por ejemplo, o de inundaciones.

"También colaboramos con los gobiernos y con diversas entidades para formar grupos de rescate", subraya y abunda: "Ellos, que están ahí, pueden estar preparados en caso de una nueva catástrofe".

Suiza dispone de un importante bagaje de conocimientos en el rubro:

"Sí, tenemos bastante experiencia porque tuvimos también nuestros problemas con la Naturaleza y yo personalmente he empezado hace más de 20 años a hablar de prevención". La primera vez que abordó el tema fue precisamente en Colombia, país en el que, además, se procedió a la instalación de una red sísmica y a la elaboración de un mapa de riesgos.

En ese tenor, el responsable de la Ayuda Humanitaria subraya la positiva respuesta de los colombianos y de los latinoamericanos en general.

"Yo debo decir que en América Latina la motivación de la gente, la dedicación de la gente es impresionante. He visitado muchas veces países de América Latina y siempre me impresiona la convicción de la gente".

La reunión de Managua

Entre las actividades desplegadas por COSUDE en el sector en cuestión, cabe recordar que el pasado mes de noviembre, Suiza organizó en Managua una Conferencia Internacional sobre la prevención y la preparación en caso de catástrofes.

"Quisimos reunir a los especialistas después del ciclón Stan que hubo en Guatemala con muchas víctimas y mucha destrucción. Organizamos una conferencia internacional con la idea de intercambiar ideas, experiencias, de asegurar una mayor colaboración", comenta Tony Frisch.

Se manifiesta satisfecho por la respuesta a la convocatoria helvética. "Vinieron más de 150 personas de ocho países, incluidos del Sur, y estoy convencido de que esto va a ayudar. Quisimos analizar experiencias muy prácticas, no sólo hablar del otro mundo, sino de programas muy prácticos que, por ejemplo, un alcalde con la gente del pueblo puede aplicar con pocos recursos económicos".

Desigualdades crecientes

La Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación ha señalado el creciente abismo entre las diferentes capas sociales de la mayor parte de los países latinoamericanos. Una desigualdad que engendra pobreza y una pobreza que se traduce de muchas maneras: desempleo, criminalidad, emigración...

"Pero ahí no podemos hacer mucho porque es una cuestión del sistema y de la situación social de la gente. Sin embargo, yo entiendo, si yo no tuviera una posibilidad y un futuro aquí en mi país, yo también tendría que buscar una solución y una salida. Eso es lo que hace la gente y ahí no podemos hacer mucho.

"Tal vez ayudar en la primera fase, ayudar a que la gente pueda establecerse después de una catástrofe. Eso sí. Pero entonces no somos solamente nosotros, son programas a nivel nacional, internacional. Programas de desarrollo a mediano, a muy largo plazo... Nosotros nos concentramos en la fase inmediata o en la reconstrucción".

swissinfo, Marcela Águila Rubín

Contexto

La Ayuda Humanitaria, integrante de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación cuenta con un personal de 100 personas en la Confederación y de 120 más laborando de manera permanente en una treintena de países.

En casos de catástrofes mayores (como el Tsunami del 2004 o el terremoto de Pakistán, el número se incrementa. En ambos casos, se enviaron hasta 100 colaboradores en el espacio de pocos días.

En el 2005, la Ayuda Humanitaria destacó un total de 270 personas a tareas de asistencia, tanto inmediata, como de reconstrucción y prevención, en diferentes países.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×