Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Nuevo escándalo


Desde Estados Unidos, "tarjeta roja para la FIFA"




Este es el hotel donde hoy fueron detenidos los representantes del fútbol acusados de corrupción.  (Keystone)

Este es el hotel donde hoy fueron detenidos los representantes del fútbol acusados de corrupción. 

(Keystone)

Estados Unidos anunció que solicitará la extradición de los representantes de la FIFA detenidos este miércoles en Zúrich, sede de la institución deportiva mundial. Suiza también abrió una investigación. 

El Ministerio Público de la Confederación informó este miércoles de la apertura de un proceso penal relacionado con la atribución de las Copas del Mundo de Futbol 2018 y 2022. El anuncio se produjo tras el arresto de siete altos funcionarios de la FIFA y la CONCACAF, a pedido de Estados Unidos.  

El procedimiento “contra personas desconocidas por sospechas de gestión desleal y lavado de dinero” está vinculado con la elección de Rusia y Qatar como sedes de los campeonatos mundiales de fútbol en 2018 y 2022, respectivamente, indica la Fiscalía en un comunicado. 

El procedimiento penal que sige el Ministerio Público de la Confederación (MPC) fue abierto el 10 de marzo pasado, pero hoy, justo después del arresto de varios representantes de la FIFA por parte de la Policía de Zúrich, la fiscalía lo anunció y agregó que también en las primeras horas de este miércoles (27.06) procedió al decomiso de datos y documentos electrónicos de la sede principal de la FIFA, en Zúrich.

Cabe destacar que el MPC emprendió este proceso penal contra desconocido. "El 18 de noviembre de 2014, la propia FIFA presentó una demanda penal contra desconocido ante el MPC". En este contexto, la FIFA participa como parte afectada. 

Los 7 detenidos  son: 

Eduardo Li, presidente de la Federación Costarricense de Fútbol (FEDEFUTBOL) y funcionario de la FIFA.

Eugenio Figueredo, de Uruguay, vicepresidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) y vicepresidente de lla FIFA.

Jose Maria Marin, miembro ejecutivo de CONMEBOL, ciudadano de Brasil.

Julio Rocha, expresidente de la Federación de Fútbol de Nicaragua y funcionario de la FIFA.

Costas Takkas, exsecretario general de la Federación de Fútbol de las Islas Caimanes, de nacionalidad británica.

Jeffrey Webb, presidente de la Confederación de Fútbol de América del Norte, de América Central y del Caribe (CONCACAF) y vicepresidente de la FIFA, de nacionalidad británica.

Rafael Esquivel, presidente de la Federación de Fútbol de Venezuela (FVF) y miembro ejecutivo de la Confederación sudamericana de fútbol (CONMEBOL).

Fuente: comunicado OJF

Detención sorpresa, a pedido de EE.UU.

Siete altos funcionarios del organismo rector del futbol mundial fueron detenidos este miércoles en un lujoso hotel de Zúrich, bajo la sospecha de haber recibido o tomado parte en maniobras de soborno por más de 100 millones de dólares, indicó por su parte la Oficina Federal de Justicia (OFJ).

La orden de arresto se fundamenta en la emitida por las autoridades de EE.UU. La fiscalía competente para el distrito Este de Nueva York actúa contra estas personas debido a la sospecha de haber aceptado sobornos y comisiones ocultas desde comienzos de los años 1990 hasta la fecha de hoy.

Los presuntos sobornadores – representantes de los medios de información deportivos y de empresas de comercialización deportivas – estarían involucrados en pagos a funcionarios de alto rango relacionados con el fútbol – delegados de la FIFA (Federación Internacional de Fútbol Asociación) y otros funcionarios de organizaciones dependientes de la FIFA – por un importe superior a los 100 millones de dólares.

Como contrapartida habrían obtenido los derechos mediáticos así como los derechos de comercialización y de esponsorización con ocasión de los torneos de fútbol celebrados en EE.UU. y América Latina. Conforme a las solicitudes de arresto de las autoridades estadounidenses, los acuerdos y los preparativos relativos a estos delitos han tenido lugar en EE.UU.; además se han efectuado pagos a través de bancos de EE.UU.

El proceso abierto en Estados Unidos es distinto al que ha iniciado la Fiscalía helvética. El fiscal del distrito de Nueva York señaló que investiga acusaciones de ilícitos que habrían sido cometido desde 1990 “hasta nuestros días” y los casos se centran en irregularidaddes e los derechos de difusión, comercialización y patrocinio de torneos de fútbol en Estados Unidos y en América Latina. 

En el comunicado de prensa del propio Departamento de Justicia de los Estados Unidos se detalla el número de personas impicadas en un esquema de enriquecimiento corrupto, existente desde hace 24 años y que toca las esferas más altas de la FIFA y de la CONCACAF.

EE UU hizo lo que debió hacer Suiza

Decenas de altos representantes de la FIFA se encuentran en Suiza para asistir al congreso anual de la organización, el próximo viernes (29.05), en el que está prevista la reelección del dirigente, Sep Blatter, quien no se encuentra entre los acusados.

Para Roland Büchel, diputado de la Unión Democrática del Centro (UDC / derecha conservadora) que ha luchado contra la corrupción en la FIFA, con los arrestos solicitados Estados Unidos está haciendo lo que Suiza debió haber hecho.

Considera negativo para la Confederación, sede de diversos organismos internacionales, que las autoridades helvéticas no hayan hecho más para dar respuesta a las reiteradas acusaciones de corrupción contra la FIFA.

“Desde hace años, cuando aún era tiempo, hemos pedido a la FIFA hacer limpieza. Sin resultados. Parece que es Estados Unidos es el que la hace hoy, en lugar de la FIFA y de Suiza. Es una pena porque el mundo entero mira ahora a Suiza”, agregó el parlamentario.

La OFJ precisó que  las personas que fueron detenidas habrían aceptado sobornos y comisiones a cambio de otorgar derechos a medios de comunicación y de mercadotecnia, así como para el patrocinio de competiciones organizadas en Estados Unidos y en América del Sur.

Una práctica antigua y generalizada 

De acuerdo con Büchel, las detenciones podrían estar relacionadas con la extinta empresa de mercadotecnia ISMM-ISL, de Zug. En 2008, el Tribunal Cantonal de Zug desveló los sobornos otorgados por la compañía  a diversos dirigentes de la FIFA. Pero hasta 2012 fueron revelados los nombres de los culpables, incluidos el expresidente de la Federación, Joao Havelange.

En los casos que se investigan actualmente, los acuerdos y los preparativos habrían sido celebrados en Estados Unidos y el dinero habría pasado a través de bancos de ese mismo país. La policía cantonal de Zúrich, por orden de la OFJ, interrogará a los presuntos responsables este  miércoles.

“Nos sorprende la duración de estas prácticas y el hecho de que hayan tocado a prácticamente a todos los elementos de la FIFA”, indicó un responsable de la justicia estadounidense, citado por el New York Times. “Aparentemente, toda la federación fue infiltrada, era simplemente su forma de hacer negocios. Parece que esa corrupción se institucionalizó”.

Probablemente haya una nexo de causa y efecto bastante claro entre la investigación de Estados Unidos y la atribución de la Copa del Mundo de 2022 a Qatar, estima por su parte Henry Peter, profesor de Derecho en la Universidad de Ginebra. “La adjudicación de la Copa Mundial a Qatar en circunstancias cuestionables tuvo el efecto de privar a Estados Unidos e Inglaterra de la competición”, dijo, a través de la radio suiza.

En cuanto a los arrestos en territorio suizo a solicitud de Estados Unidos, Henry Peter estima que “Suiza aplica simplemente tratados internacionales que existen entre los dos países”.

Para el catedrático,  el actual es “un ataque muy duro”, puesto que se origina  fuera de la federación. “Parece muy difícil en estas condiciones una elección puede ser verdaderamente creíble”.

Nuevas medidas contra la corrupción

Por coincidencia, el Parlamento suizo debatirá la próxima semana nuevas leyes para fortalecer la lucha contra la corrupción en los organismos deportivos internacionales presentes en territorio suizo. Los diputados determinarán si los sobornos habrán de constituir un delito penal perseguido de forma automática, independientemente del estatuto legal de la organización a la que pertenecen las personas concernidas.

En diciembre de 2014, el Parlamento aprobó nuevas leyes contra el lavado de dinero que clasifican a los dirigentes de la FIFA y otras organizaciones deportivas en la categoría de personas políticamente expuestas (PEP), lo que otorga a las autoridades suizas el derecho de revisar sus cuentas bancarias privadas.

EE UU: Un asunto que persigue desde hace años

Cuando la tarde cae en Suiza, al otro lado del Atlántico inició poco antes de las 17:00 (hora suiza) la conferencia de prensa de la ministra de Justicia de Estados Unidos, Loretta Lynch. En su aparición antes los medios reiteró que los casos de corrupción se repitieron año con año, torneo tras torneo, durante dos décadas. Lynch agradeció la colaboración de todos aquellos que participaron en las investigaciones, en especial, a las autoridades suizas. También anunció que la próxima etapa del caso será emitir la solicitu de extradición de los acusados hacia Estados Unidos para juzgarlos.

La procuradora federal de Brooklyn, Kelly Currie, indicó que las 14 inculpaciones anunciadas hoy en Nueva York contra responsables y socios de la FIFA son apenas "el inicio de nuestro esfuerzo". 

"Un gran día para el fútbol y un mal día para la corrupción", indicó, por su parte, Richard Weber, jefe del IRS (Internal Revenue Service, la agencia federal encargada de la recaudación fiscal), que concluyó su participación en la conferencia emitiendo "tarjeta roja para la FIFA".

Esta nota ha sido actualizada a lo largo de la jornada. 

Entre los detalles a destacar: Antes de medio día la FIFA realizó una conferencia de prensa en la que Joseph Blatter no apareció. Un portavoz anunció que el viernes, como agendado, se realizará la elección del presidente de la institución, hoy sacudida con este nuevo escándalo de corrupción. 

En el último comunicado de la Oficina Federal de Justicia (OFJ) se indica que tuvieron lugar las audiciones de los siete detenidos hoy en Zúrich por parte de la policía zuriquesa y que seis de ellos se oponen a su extradición a Estados Unidos. Por esa razón, la OFJ solicitará la entrega de las demandas formales de extradición.


Traducido del inglés por Marcela Águila Rubín, actualizaciones Patricia Islas, swissinfo.ch

×