Suiza vota: inmigración, aviones de combate, política familiar y caza

Exenciones fiscales para los padres con hijos: ¿cuál es la polémica?

El coste de una guardería en Suiza es considerable y uno de los factores que más desalientan a las mujeres a regresar al trabajo después de la baja de maternidad. Keystone/Laurent Gillieron

El año pasado el Parlamento aprobó una serie de medidas para aliviar la carga fiscal de los padres. Sin embargo, la decisión ha sido objeto de diversas críticas, con el argumento de que las familias acomodadas disfrutarán de una ventaja injusta.

Este contenido fue publicado el 29 agosto 2020 - 08:18
swissinfo.ch/urs

La reforma fiscal forma parte de un conjunto de cinco cuestiones que serán sometidas a votación nacional el 27 de septiembre.

¿Qué está en juego?

End of insertion

La reforma tiene dos elementos principales. En primer lugar, la suma deducible de impuestos para el cuidado de los hijos en las guarderías o por otros medios se incrementará hasta un máximo de 25 000 francos suizos (26 500 dólares) desde los 10 000 francos suizos anuales actuales. Además, todas las familias se beneficiarán de una desgravación fiscal general de 10 000 francos anuales por hijo (en lugar de los 6 500 actuales).

Se estima que estas medidas producirán una caída de los ingresos federales de unos 380 millones de francos de media anual. Pero el Gobierno espera que la reforma ayude a crear hasta 2 500 empleos a tiempo completo en los próximos años.

¿Cuáles son los principales argumentos a favor y en contra?

End of insertion

Los adversarios a esta reforma argumentan que solo las familias de ingresos altos se beneficiarán de las exenciones fiscales propuestas. Esto se debe a que más del 40% de las familias suizas no tienen que pagar los llamados impuestos federales. El sistema fiscal suizo está compuesto por tres niveles (federal, cantonal y municipal), y los 26 cantones y sus municipios gozan de una amplia autonomía para establecen sus propias tasas.

Asimismo, existe también cierta preocupación debido a que la previsible caída de los ingresos federales pueda presionar al Gobierno para que introduzca recortes en el gasto público.

Por su parte, los partidarios de la reforma aseguran que es necesario reducir la carga fiscal de las familias ante el aumento del coste de la vida y alentar a ambos padres –principalmente a las madres– a buscar un empleo remunerado para ayudar a hacer frente a la escasez de mano de obra cualificada.

Las discusiones en los debates parlamentarios han girado en torno a los tipos de reducciones fiscales y la definición de los beneficiarios.

¿Por qué tiene que decidir el electorado?

End of insertion

El año pasado el Parlamento aprobó una enmienda a la ley, tras varias rondas de debates sobre un plan gubernamental anunciado en 2011 para hacer frente a la escasez de mano de obra cualificada en Suiza.

Sin embargo, los adversarios han llevado la reforma legal a un referéndum, mecanismo que forma parte del sistema suizo de democracia directa, y recogieron las firmas necesarias (al menos 50 000 en un plazo de 100 días) para hacer que la decisión final se tome en las urnas.

¿Quién está a favor y quién en contra?

End of insertion

Los partidos políticos de la izquierda –los socialistas, los Verdes–, así como los Verdes Liberales (centro), son contrarios a la reforma. El resto de los principales partidos se ha pronunciado a favor. La comunidad empresarial se encuentra dividida, mientras que los sindicatos han recomendado el rechazo de la reforma.

El Gobierno ha seguido la opinión de la mayoría en el Parlamento y recomienda la aprobación de la reforma a pesar de la preocupación del Ministerio de Finanzas por la disminución de los ingresos fiscales.

¿Cuál es el contexto político y social?

End of insertion

Las desgravaciones fiscales para el cuidado de los hijos forman parte de un debate en curso sobre las medidas para mejorar el equilibrio entre la vida laboral y la vida familiar en Suiza, facilitando a los padres y las madres el acceso a un trabajo remunerado.

Con esta reforma el Gobierno espera también abordar la falta de mano de obra cualificada.

Las anteriores votaciones sobre desgravaciones fiscales para las prestaciones por hijos y el cuidado de los niños, impulsadas por los partidos de centro-derecha y de derecha, fueron claramente rechazadas por los votantes durante la última década.

Tanto los demócratas cristianos como la Unión Democrática de Centro (UDC, derecha conservadora) presentaron en 2015 y 2013, respectivamente, propuestas separadas de enmiendas constitucionales, pero sus iniciativas no consiguieron el apoyo del electorado.

Compartir este artículo