Suiza vota: inmigración, aviones de combate, política familiar y caza

¿Las deducciones fiscales para las familias beneficiarán solo a los ricos?

En la exención tributaria propuesta, que en un principio se diseñó para ayudar a las familias a aliviar el coste de guarderías y madres de día, como la que aparece en la imagen, hay dos partes. © Keystone / Christian Beutler

Lo que comenzó como una medida para aligerar la carga económica de las familias se ha convertido en una batalla en torno a si la ayuda la recibirán quienes realmente la necesitan.

Este contenido fue publicado el 25 agosto 2020 - 10:16

Una coalición de partidos mayoritariamente de izquierdas ha conseguido someter a un referéndum nacional (previsto para el 27 de septiembre) una propuesta de enmienda a la ley sobre el impuesto federal directo que pretende aumentar las deducciones de las familias con hijos de los 6 500 francos actuales (6 928 dólares) a los 10 000 francos.   

Su principal objeción es que esta propuesta únicamente servirá a los más ricos.

“Lo que se vende como apoyo a las familias no es más que un regalo para los más ricos”, argumenta el Partido Socialista en el sitio web de su campaña. “Si tenemos en cuenta todos los hogares, incluidos aquellos que no tienen hijos, solo se beneficiaría el 6% de los hogares suizos”.   

swissinfo.ch

Esta devolución de impuestos únicamente la obtendrían las personas que están obligadas a pagar el impuesto federal directo sobre la renta. Y efectivamente esto excluye a más del 45% de las familias suizas, afirma el partido de izquierdas, mientras que se aprovecharían la mayoría de las familias que ganan al menos 150 000 francos al año. 

¿Cuáles son las deducciones propuestas en el impuesto sobre la renta?

La enmienda a la ley sobre el impuesto federal directo, que se somete a votación popular el 27 de septiembre, tiene dos partes.

La primera pretende aumentar de 10 100 a 25 000 francos la deducción por gastos de cuidado, para poder tener mejor en cuenta los altos costes de guarderías.

La segunda parte –propuesta por el Partido Demócrata Cristiano (PDC, centro) y aprobada por el Parlamento– prevé que la deducción general por hijos pase de 6 500 a 10 000 francos y se aplique a quienes pagan el impuesto federal directo sobre la renta.

Es esta segunda parte a la que se opone la izquierda y por ello ha reunido las firmas requeridas para que se someta a votación popular.

End of insertion

Un examen más detallado de los hogares que podrían beneficiarse de la deducción propuesta sugiere que, si bien es verdad que hay elementos ciertos en el argumento de los partidarios de la reforma, decir que exclusivamente los más ricos (solo el 6% de los hogares suizos) se aprovecharían de la propuesta es algo engañoso.    

Bonificaciones para los ricos y menos ricos

Suiza recauda los impuestos a nivel federal, cantonal y local. Sin embargo, el impuesto federal lo pagan solo quienes tienen una renta mínima imponible: 17 800 francos para una persona sola y 53 400 francos en el caso de una familia con un hijo.

La Administración Federal de Impuestos ha confirmado a swissinfo.ch que en Suiza casi el 60% de las familias con hijos pagan el impuesto federal directo sobre la renta. La agencia tributaria ha añadido que (a través de la deducción propuesta) todas estas familias tendrían derecho a algún tipo de reembolso. 

El cuadro que figura a continuación muestra las familias que obtendrían el reembolso en diversos niveles de ingresos netos imponibles (después de las cotizaciones a la seguridad social y otras deducciones), calculados independientemente de que sean familias monoparentales o biparentales o de que tengan una o dos fuentes de ingresos. Analizar la renta imponible es la forma más sencilla y equiparable de comprender el efecto potencial de la deducción propuesta, según la Oficina Federal de Impuestos.

Contenido externo

En términos generales, a mayores ingresos, mayor bonificación. Para obtener la deducción máxima de 910 francos, por ejemplo, las familias con dos hijos deberían tener una renta imponible a partir de 160 000 francos. Sin embargo, las familias que tienen ingresos muy altos, en realidad deducirían algo menos: una familia con dos hijos que gane un millón de francos en ingresos imponibles tendría derecho a deducirse 805 francos.

Pero las familias con un hijo y un ingreso imponible de tan solo 53 400 francos también se beneficiarían de la deducción propuesta; para las familias con dos hijos, el mínimo es de 63 400 francos.

En otras palabras, aunque las familias más ricas obtendrían un mayor reembolso, las familias que ganen menos también tendrían derecho a algún tipo de ayuda económica.

Un juego de cifras  

Los partidarios aseguran que solo el 6% del conjunto de los hogares suizos se beneficiaría de la deducción propuesta. Sin En términos generales, a mayores ingresos, mayor bonificación. Para obtener la deducción máxima de 910 francos, por ejemplo, las familias con dos hijos deberían tener una renta imponible a partir de 160 000 francos. Sin embargo, las familias que tienen ingresos muy altos, en realidad deducirían algo menos: una familia con dos hijos que gane un millón de francos en ingresos imponibles tendría derecho a deducirse 805 francos.

Pero las familias con un hijo y un ingreso imponible de tan solo 53 400 francos también se beneficiarían de la deducción propuesta; para las familias con dos hijos, el mínimo es de 63 400 francos.

En otras palabras, aunque las familias más ricas obtendrían un mayor reembolso, las familias que ganen menos también tendrían derecho a algún tipo de ayuda económica.embargo, este parece un argumento simplificado basado en una afirmación correcta. En un documento más pormenorizado publicado en su sitio web, los partidarios escriben que más del 70% de los 350 millones de francos necesarios para cubrir el aumento de la deducción iría a los hogares con una renta imponible de más de 100 000 francos, que representan al 5,8% de todos los hogares de Suiza.  

La Oficina Federal de Impuestos confirma efectivamente que más del 70% iría a quienes ganan más de 100 000 francos. Pero, añade que, si el argumento se refiere a quién de entre todos los hogares suizos se beneficiaría de la deducción propuesta, el 12,6% sería una cifra más exacta. Ya que ese es el porcentaje de todos los contribuyentes (los que tienen hijos más los que no los tienen) que van a obtener la deducción.   

“Pero la cifra más relevante sigue siendo que el 60% de todos los contribuyentes con hijos se beneficiaría del aumento de la deducción”, dice a swissinfo.ch Joel Weibel, de la Administración Federal de Impuestos.

Veredicto: Falso

Hay un elemento de verdad en la afirmación de que la deducción fiscal propuesta por tener hijos simplemente es “un regalo para los que más ganan”. Y es que las familias más ricas recibirán una mayor parte de la exención tributaria. Pero afirmar esto también resulta erróneo, ya que no muestra la imagen completa de quién se beneficiará de la bonificación. Al igual que las familias más ricas, las familias con ingresos más modestos también obtendrían la deducción de 10 000 francos, aunque con menores rebajas.

Y también es falsa la afirmación de que solo el 6% de todos los hogares suizos se aprovechará de la deducción. En realidad, lo que los partidarios quieren decir es que la mayor parte del dinero se destinaría a quienes tengan unos ingresos imponibles de 100 000 francos o más, es decir, al 6% de todos los hogares (según sus cálculos).

Pero las autoridades fiscales argumentan que este porcentaje es irrelevante, ya que también se contabiliza a las personas sin hijos, y que evidentemente no tienen derecho a ninguna deducción por hijos. Si solo se tiene en cuenta a las familias con hijos, el 60% tendría derecho a algún tipo de bonificación fiscal.

Compartir este artículo