Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

‘Máscaras, rostros de otros mundos’

Máscara carnavalesca suiza del Lötschental.

(www.rietberg.ch)

La exposición en el Museo Rietberg de Zúrich es un fascinante paseo por la geografía de miles de caras que sorprenden por su variedad y belleza.

La muestra pone de relieve la significación que han tenido las máscaras en diferentes culturas y sociedades.

¿La máscara es el doble invertido de la persona o bien es una imagen de la propia muerte? Es esto y mucho más, la máscara recuerda que en el hombre existe siempre el 'otro'.

Ese otro es el doble, el desconocido al que hay que invocar, venerar o ahuyentar.

La exhibición en el Museo Rietberg de Zúrich pone el acento en la significación que cada cultura le ha dado al papel que tienen las máscaras en sociedades tan distintas como las de África o de Europa.

Desde las célebres máscaras que se utilizan en las representaciones del Teatro No japonés, hasta las máscaras de los chamanes Tlingit del norte de América, éstas han sido el objeto de complejos y ricos rituales y ceremonias.

Un fenómeno mundial

Desde tiempos inmemoriales el uso de la máscara cubrió diversas necesidades, unas religiosas, otras festivas, artísticas o incluso terapéuticas. En cierto tipo de comunidades la máscara era vista como portadora de poder político.

Sin embargo, la máscara - tanto su forma como su tamaño, su diseño o material de confección - despierta en la mayoría de los seres humanos una viva emoción y fuerza oculta.

Se suele decir cuando se sospecha de algo o, mejor dicho, de alguien, que “cuando la máscara cae, se muestra la verdadera cara...” En efecto, la presencia de la máscara alude, sin más, a la identidad del hombre.

Ella es como un rostro reversible que para unos representa protección contra ciertas fuerzas sobrenaturales, o bien propicia y da ayuda a los humanos en momentos de apuro y peligro.

A veces sucede que gracias a la máscara el individuo se transforma en otro, su identidad cambia por momentos, y es entonces cuando la persona experimenta vivir bajo otra piel; de ahí lo excitante de los carnavales.

Una gran mascarada

Si se hiciera una revisión a vuelo de pájaro por el mundo de las máscaras, nos daríamos cuenta no solamente de las múltiples formas que ésta puede adoptar, sino también de la riqueza de tradiciones a la que ha dado lugar.

Sin ir más lejos: En la misma Suiza, en las regiones de Sargans o en March, en el cantón de Schwyz, o en el valle del Lötschental, en el Valais, se tiene la tradición, desde principios del siglo XlX, de salir por bosques o calles durante los días de carnaval con máscaras para vengarse de los demás e infundir miedo a la población.

Este tipo de máscaras carnavalescas suizas tiene rasgos expresionistas a veces muy grotescos. Generalmente, se acentúa en ellas los rasgos de rostros envejecidos con sus arrugas, sus narices enormes y sus bocas desdentadas.

En cambio, en ciertas comunidades indígenas como en Malí, Liberia, Alaska y Nueva Guinea, la máscara, se cree, encarna el espíritu de un animal totémico o de un muerto. Por eso muchas veces el chamán hace una danza ritual enmascarado para entrar en contacto con el más allá.

La persona que ejecuta la danza, por ejemplo entre la comunidad de los 'Dan' en Liberia, lleva a cabo una sofisticada pantomima y va vestida con un traje largo de fibras de árbol. Sus movimientos son aparatosos y rapidísimos acompañados de música estridente, mientras que el pueblo entero sigue al danzante durante su baile.

En las altas tierras del Tíbet la máscara es un elemento importante para algunas ceremonias budistas, pues ésta actúa como un medio de protección y es capaz de invocar a la divinidad. En varios casos también se la utiliza para protegerse de los demonios que presuntamente pueden atacar al hombre.

Para tener una idea más clara de los rituales y ceremonias que algunos grupos étnicos realizan durante sus mascaradas, la exhibición del Museo Rietberg ha puesto a disposición del visitante una serie de vídeos y proyecciones de películas, así como un programa en ordenador con información sobre dichas tradiciones.

Entre el poder y el arte

En algunas sociedades indígenas de Camerún la máscara posee un enorme poder. Ella indica la autoridad que tiene un mandatario y hace ver el alto cargo político que lo distingue. En ocasiones ciertas máscaras pueden revelar cuando un dirigente es un incapaz o un corrupto.

En los grupos llamados 'Pende', de África Central, la máscara forma parte del ritual de iniciación para que los jovencillos sean admitidos como hombres dentro de la comunidad de adultos.

Pero indudablemente es en el Teatro No del Japón donde la máscara ha alcanzado un alto grado de refinamiento en diseño, composición y, sobre todo, en simbolismo mágico.

El actor japonés del Teatro No se mueve por la escena portando un finísimo quimono y una máscara hierática que despierta los más diversos estados de ánimo.

La exposición 'Máscaras, rostros de otros mundos' es un fascinante paseo por la geografía de miles de caras que sorprenden por su variedad y belleza. La muestra permanecerá abierta al público hasta el 28 de marzo de 2004.

swissinfo, Araceli Rico, Zúrich


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes