Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

¿Se darán más clases de religión en las escuelas suizas?

Nuestros valores fundamentales, ¿son religiosos o universales?

(RDB)

En Suiza se desencadenó un debate en torno a la cuestión de cómo transmitir los valores fundamentales en los colegios. El Profesorado quiere reforzar la educación cristiana. Pero un experto advierte que esto supondría un paso atrás.

"Se multiplicarían los problemas en el trato con las religiones", señala a swissinfo Beat W. Zemp, el presidente de la Asociación Central del Profesorado Suizo (LCH, por sus siglas en alemán).

"La migración es una de las razones por las cuales ha aumentado la heterogeneidad respecto a la afiliación religiosa del alumnado suizo", recalca Zemp.

Pero también entre los niños suizos hay muchos que ya no pertenecen a ninguna de las grandes Iglesias nacionales.

Por este motivo, la dirección de la Asociación del Profesorado ha elaborado un documento de síntesis que hace recomendaciones para el tratamiento adecuado de las cuestiones y los valores religiosos en las escuelas públicas.

Ayuda concreta

Por una parte se trata de recordar las bases legales respecto a la libertad religiosa que estipulan la Constitución Federal, el Código Civil Suizo y la Convención sobre los Derechos del Niño de la ONU.

Por otra parte, estos fundamentos crean conflictos de objetivos entre los valores éticos fundamentales implícitos de una enseñanza pública confesionalmente neutral y los diferentes sistemas de valores que cuestionan precisamente estas normas morales.

"Libertad de culto y libertad de conciencia, tolerancia y equiparación de derechos forman parte de los valores que, en última consecuencia, hacen posible la convivencia social y la integración", afirma Zemp.

La mayor parte de las convenciones sociales en Europa no se podrían comprender sin el conocimiento de las raíces judeo-cristianas, se asevera en el informe de posicionamiento.

Para gestionar mejor estos problemas, la organización del Profesorado también quiere ofrecer ayuda concreta. "¿Cómo tienen que comportarse los maestros si se presentan dificultades? Para este tipo de planteamientos el informe hace recomendaciones. Ésta es, en realidad, la parte más importante del documento", señala Zemp.

La valoración del experto es esencialmente positiva

El profesor Fritz Osterwalder, director del Instituto de Ciencias Pedagógicas de la Universidad de Berna, se enteró del documento a través de la prensa. Lo más importante es para él "que la Asociación del Profesorado subraye que la religión forma parte de la Historia de Suiza y que por tanto tenga que ser incluido en la educación de todos".

Pero más allá de esto hay que diferenciar: es verdad que los valores que la escuela quiere transmitir tengan su base en la religión, "pero lo más importante para la sociedad civil de hoy es que estos valores puedan ser compartidos indiscriminadamente de su origen o contexto religioso. Y es así cómo se deberían transmitir."

Preocupaciones en la sociedad

Mientras el informe tuvo una buena acogida en las secciones de la Asociación, recibió muchas críticas por parte de la población interesada. Buenos modales, un comportamiento correcto y tolerancia no son valores religiosos sino normas de conducta éticas que también se pueden enseñar sin resabios ideológicos, se decía por ejemplo.

En otras cartas dirigidas a la directiva de la Asociación se temía que se iba a enviar un mensaje equivocado a creacionistas o fundamentalistas religiosos. Es una crítica a la cual Zemp tiene que oponerse: "La gente que afirma esto no ha leído el informe", dice.

"Creacionismo y darwinismo no se contraponen de ninguna manera. El informe sólo menciona que las religiones forman parte de la educación de valores. Se necesita una comprensión mínima de la cultura propia y las ajenas para poder establecer un sistema de valores supraconfesional."

Pero para el pedagogo Osterwalder, el peligro está ahí: "La polémica en torno a un libro didáctico bernés, en el que se puso la biología en un contexto religioso, demuestra precisamente cuánta prudencia hace falta para que no hagamos un paso atrás.

Separación de Iglesia y Estado

Para Zemp y la Asociación está muy claro que hay que defender la separación de Iglesia y Estado. El informe se pronuncia de forma muy neta sobre las competencias: "La educación confesional en el sentido de las doctrinas eclesiásticas no forma parte de las prestaciones obligatorias de la enseñanza pública."

La convivencia de personas de distintas culturas requiere el respeto del otro, por eso es fundamental que se intente conseguir toda la información elementar sobre los otros. Es por eso que la educación jamás podrá ser neutral y objetiva en el sentido estricto, alega Zemp.

"Ni el plano de estudios ni la persona docente pueden evitar las aseveraciones arbitrales y, por consiguiente, 'confesionales', es decir, reivindicativas en el sentido lato de la palabra", declara la Asociación en el documento.

Transmisión de valores compartidos

El documento hace la siguiente recomendación: "Es lógico, por tanto, que en el plan de estudios se incluya una sección dedicada a 'Valores y Religiones'." Para ello se requiere un cuerpo docente con cualificaciones específicas.

La aplicación concreta de esta recomendación es incumbencia de las autoridades cantonales que se ocupan de establecer los programas de enseñanza, señala Zemp.

No se trata de dar clases de religión sino de impartir clases sobre las distintas creencias. "La enseñanza de valores significa que se mire más allá de las diferentes religiones para buscar los valores comunes."

Es imposible erradicar por completo el tema de la religión de las escuelas porque existen diferentes sistemas de valores que se entrechocan", dice Zemp. "Esto puede conducir a problemas. Y por eso es necesario que al menos se conozcan las diferentes religiones y que se sepa, por ejemplo, por qué se ayuna durante el ramadán y qué ocurrió exactamente en Pascua."

swissinfo, Christian Raaflaub
(Traducción del alemán: Antonio Suárez Varela)

Contexto

Existen varios textos legales que se ocupan del tema escuela y religión.

La Constitución Federal incluye varios artículos relevantes, entre los cuales destacan los relativos a la igualdad de oportunidades, al respeto y la protección de la dignidad humana y el artículo sobre antidiscriminación.

Además, el derecho a la libertad individual, la libertad de culto y la libertad de conciencia.

La Constitución Federal asigna la competencia sobre la enseñanza pública a los cantones.

En el Código Civil Suizo hay tres artículos relacionados con los temas del bienestar del niño y de su educación en casa de los padres, también la religiosa.

La Convención sobre los Derechos del Niño de la ONU incluye varios artículos que concuerdan materialmente con lo estipulado en la Constitución Federal que también menciona el bienestar del niño y su derecho a las libertades de pensamiento, de conciencia y de religión.

Fin del recuadro

RELIGIONES EN SUIZA

En Suiza vive un 80% de personas de fe cristiana; un 10% son aconfesionales que en algunas urbes llegan a representar un 30% de la población.

También la inmigración ha contribuido a la remodelación del paisaje religioso en Suiza. Un 40% de los inmigrantes son cristianos, pero casi una quinta parte son musulmanes.

Fin del recuadro


Enlaces

×