Navigation

Miles de personas vuelven a las calles de Argel un año después de las primeras protestas

Manifestantes en el centro de Argel el 22 dde febrero de 2020 para conmemorar el primer aniversario del "Hirak" afp_tickers
Este contenido fue publicado el 22 febrero 2020 - 19:27
(AFP)

Miles de personas salieron a las calles el sábado en el centro de Argel exactamente un año después del inicio del "Hirak", el movimiento popular de protesta que ha sacudido los cimientos del régimen, constató un periodista de la AFP.

"¡Hemos venido a echarlos!", "el Pueblo quiere la caída del régimen" eran algunos de los lemas coreados contra el régimen en la manifestación en torno a la Grande Poste, el lugar de encuentro histórico de las manifestaciones semanales del "Hirak" en la capital desde hace un año.

"No al poder militar, Estado civil y no militar" se podía leer en una de las pancartas, en alusión a la autoridad opaca que la jefatura militar ejerce sobre el poder civil desde la independencia del país en 1962.

Los manifestantes intentaron llegar al palacio de El Mouradia, sede de la presidencia argelina, pero fueron repelidos por la policía antidisturbios, que utilizó un cañón de agua para bloquearlos y rechazarlos, constataron periodistas de la AFP.

Algunas personas fueron detenidas brevemente.

La calma volvió luego a la multitud, que regresó a la esplanada de Grande Poste.

Los últimos grupos de manifestantes fueron dispersados por la policía en la tarde.

También hubo otros desfiles en provincia.

El viernes, la tradicional manifestación semanal fue un desfile inmenso, que ocupó varias calles de la ciudad.

No hay en el país un conteo oficial o independiente del número de participantes en este movimiento inédito, que arrancó el 22 de febrero de 2019, después de que el régimen anunciara que el presidente Abdelaziz Buteflika, muy enfermo, quería presentarse a la reelección para un quinto mandato.

Finalmente, el 2 de abril la jefatura militar obligó a Buteflika a dimitir, sin que el "Hirak", que exige una "verdadera ruptura", haya perdido fuerza.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.