Navigation

Apoyo estadounidense a la mediación suiza en Colombia

Siete parlamentarios demócratas estadounidenses han escrito a Berna, París y Madrid expresando su apoyo en el proceso de paz entre los rebeldes marxistas de las FARC y Bogotá.

Este contenido fue publicado el 25 marzo 2007 - 22:34

El Ministerio suizo de Relaciones Exteriores acoge con beneplácito el respaldo estadounidense al proceso.

"Si las FARC y el gobierno aceptan (la proposición de cambio de detenidos entre Bogotá y los rebeldes) nos comprometemos a respaldar el proceso y a estar presentes en la zona donde se lleven a cabo las negociaciones", señalan los parlamentarios electos estadounidenses en un mensaje enviado el 12 de marzo.

Los extractos de esa carta han sido publicados por el diario colombiano "El Tiempo".

El Departamento Federal (ministerio) de Relaciones Exteriores (DFAE) confirma haber recibido la carta de los diputados estadounidenses. "Suiza acoge con beneplácito el apoyo de personalidades extranjeras en el proceso" de paz en Colombia, declaró el portavoz Johann Aeschlimann.

Mediación tripartita

Cabe recordar que Suiza, España y Francia se empeñan en una mediación con vistas a concretar el intercambio de 57 rehenes de las FARC -entre los cuales están tres agentes antinarcóticos estadounidenses capturados en 2003 y la franco-colombiana Ingrid Betancourt, cautiva desde hace cinco años-, y unos 500 guerrilleros encarcelados en Colombia.

Los signatarios de la carta son Jim McGovern, Janice Schakowsky, Sam Farr, Raul Grijalva, Peter Welch, Maurice Hinchey et William Delahunt. Muy críticos con respecto al gobierno de Alvaro Uribe, consideran en su carta que "ha transcurrido demasiado tiempo y el status quo es inaceptable".

Evitar que Uribe emplee la fuerza

Hace algunas semanas, familiares de los detenidos pidieron a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en Washington que intervenga para impdir que Alvaro Uribe multiplique las operaciones de rescate de los rehenes mediante la fuerza.

En 2005, Suiza, España y Francia propusieron organizar las negociaciones en una zona desmilitarizada de 480 km2 para concretar el intercambio.

Las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) y el gobierno se declararon entonces favorables a la iniciativa, pero las condiciones previas de ambos campos imposibilitaron cualquier diálogo.

El miércoles pasado, el gobierno colombiano rindió homenaje, en un mensaje leido por el Alto Comisionado para la Paz Luís Carlos Restrepo, "al compromiso de Suiza, España y Francia, en la búsqueda de un acuerdo humanitario".

Reproches de Bogotá

Berna reaccionó al respecto. "Suiza se alegra del reconocimiento a sus esfuerzos de paz expresados a través de la persona implicada en el proceso de paz en el seno del gobierno colombiano", señala el DFAE.

Ese mensaje colombiano sucede a las declaraciones bastante críticas que hiciera recientemente el vicepresidente colombiano Franciscos Santos reprochando nuevamente a Suiza de tolerar a representantes de las FARC -una organización terrorista según Bogotá-, en su territorio.

Santos hacía alusión a un miembro de las FARC que había afirmado al cotidiano de la Suiza francesa "Le Temps" desempeñar un papel "diplomático", aseveración desmentida por Berna, ya que la persona en cuestión no es reconocida oficialmente como un "representante de las FARC".

swissinfo y agencias

Contexto

El movimiento rebelde de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) es la primera guerrilla del país.

Las FARC reclaman la liberación de más de 500 guerrilleros encarcelados por el gobierno colombiano a cambio de 57 rehenes "políticos" de un total de 1.100 cautivos, entre ellos la franco-colombiana Ingrid Betancourt, quien está retenida desde hace cinco años.

Suiza trata de desempeñar, junto con Francia y España, un papel facilitador entre Bogotá y la guerrilla.

El 16 de febrero, los tres países se dirigierons a las autoridades colombianas y a las FARC invitándoles a ponerse de acuerdo cuanto antes para el establecimiento de una zona de seguridad que permita el intercambio de rehenes.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?