Al menos diez personas murieron en dos ataques diferentes del grupo yihadista Boko Haram durante el pasado fin de semana en el noreste de Nigeria, región objeto de frecuentes asaltos de este grupo desde hace más de nueve años.

El sábado en la noche, combatientes que llegaron en camiones al pueblo de Mairari, a 10 km de la ciudad de Monguno en el estado de Borno, comenzaron a disparar y lanzar granadas.

"En el caos, los hombres de Boko Haram atraparon a seis mujeres y las degollaron", informó Babakura Kolo a la AFP.

Un habitante del pueblo dio el mismo balance y agregó que los policías de guardia en la ciudad no hicieron nada para evitar el avance de los atacantes.

Luego, el domingo en la noche, cuatro agricultores fue asesinados en la periferia de la capital del estado de Borno, Maiduguri.

Shuaibu Boka, que se encontraba allí en el momento en que llegaron los yihadistas en moto, dijo a la AFP que "decenas de personas estaban trabajando en los campos" y huyeron cuando escucharon a los miembros de Boko Haram.

"Cuando volvimos al lugar, encontramos a cuatro de nuestros hombres degollados", dijo.

Estos ataques contra civiles se producen después de una serie de asaltos lanzados contra las fuerzas de seguridad y los militares.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes