Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La sede del grupo español Abertis en Madrid, en una imagen del 1 de junio de 2014

(afp_tickers)

El grupo italiano Atlantia lanzó este lunes una Oferta Pública de Adquisición (OPA) sobre la totalidad de las acciones de la concesionaria española Abertis, con el fin de crear el líder mundial de las infraestructuras de transporte.

Juntas, las dos compañías gestionarán 14.095 kilómetros de autopistas, lo que los convertirá en el mayor operador de autopistas en el mundo.

Atlantia, cuyo principal accionista es la familia Benetton, que tiene el 30,25% de las acciones a través del grupo Edizione, gestiona también los aeropuertos de Fiumicino y Ciampino, en Roma; así como los de Niza, Cannes y Saint-Tropez, en Francia.

La operación, que tomará la forma de una OPA y/o un intercambio voluntario, valora Abertis en 16.341 millones de euros (17.883 millones de dólares), ya que Atlantia ofrece 16,5 euros por cada acción de Abertis.

Los accionistas del grupo español podrán cobrar en efectivo y también en acciones de Atlantia.

En el segundo caso, cada título de Abertis se canjeará por 0,679 de una de las nuevas acciones del grupo italiano.

Las dos compañías, que juntas representan una capitalización bursátil de unos 36.000 millones de euros, ya habían estado a punto de fusionarse en 2006, pero la operación había fracasado debido a la oposición del Gobierno italiano.

El 18 de abril, a raíz de informaciones publicadas en la prensa, Abertis confirmó haber recibido una oferta de acercamiento de Atlantia, aunque precisó entonces que no había recibido ninguna propuesta concreta.

- Oferta 'amistosa' -

"En las últimas semanas, hemos trabajado para hacer una oferta que esperamos que se considere amistosa y atractiva para los accionistas y la dirección de ambas compañías. Pensamos haberlo conseguido", declaró este lunes el número uno de Atlantia, Giovanni Castellucci, citado en el comunicado.

Por su parte, Abertis emitió un comunicado este lunes confirmando haber conocido "los términos y condiciones de la oferta voluntaria y no solicitada" de compra.

Pero su consejo de administración "no se pronunciará hasta que legalmente sea preceptivo", añadió.

Atlantia ha insistido en numerosas ocasiones en el hecho de que quería una operación "totalmente amistosa".

"Sin la implicación [de CaixaBank, el principal accionista de Abertis, con una participación del 24%], esta operación no nos interesa", indicó Castellucci el 21 de abril.

Ambos grupos están presentes en 19 países, no sólo en Europa, sino también en lugares como Brasil, Chile o India.

Juntos, su volumen de negocios supera los 10.000 millones de euros, su Ebitda alcanza los 6.600 millones de euros y sus inversiones se sitúan en 2.400 millones de euros.

Castellucci explicó en abril que un acercamiento con Abertis permitiría a Atlantia "acelerar tanto la diversificación internacional como la optimización del coste del capital".

Atlantia condiciona su oferta a que sea aceptada por al menos el 50% más una acción de la totalidad del capital de Abertis.

Los bancos Credit Suisse y Mediobanca asisten a Atlantia en la operación como consejeros financieros.

Y las entidades BNP Paribas, Credit Suisse, Intesa Sanpaolo y Unicredit respaldan al grupo italiano con el endeudamiento.

A finales de abril, Atlantia decidió ceder el 10% de su participación en Autostrade per l'Italia (ASPI), por 1.480 millones de euros, una suma que le ayudará a financiar la OPA sobre Abertis.

Tras haber caído en la apertura de la Bolsa de Milán, el título Atlantia ganaba un 2,64% y se situaba en 24,85 euros en torno a las 08H00 GMT.

AFP