Navigation

Austria y Suiza defienden el secreto bancario

Grasser (izq.) y Villiger (der.) firmaron un protocolo de interés económico para Suiza y Austria. Keystone

El ministro de finanzas suizo, Kaspar Villiger y su homólogo austríaco, Karl-Heinz Grasser, firmaron en Zúrich un protocolo de reformas al sistema de doble imposición tributaria. Ambos evocaron también la importancia del secreto bancario.

Este contenido fue publicado el 20 julio 2000 - 08:51

Las enmiendas en el convenio responden a la intención de suprimir el actual 5 por ciento que se impone a los dividendos generados por las sociedades de capital con participación de fondos superior al 20 por ciento.

La medida va en la línea seguida actualmente por los países de la Unión Europea y permite al territorio suizo mantener su atractivo en materia de inversiones y de colaboración para empresas internacionales.

En cambio, los accionistas con menos del 20 por ciento de capital, o que se encuentren fuera de la relación del consorcio, deberán cubrir un impuesto que pasará del actual 5 por ciento al 15 por ciento.

Tanto el ministro de finanzas suizo, Kaspar Villiger, como el de Austria, Karl-Heinz Grasser, ponderaron la importancia del convenio que singnificaría un avance en la salvaguarda de los intereses de las dos plazas financieras.

En cuanto al secreto bancario, coincidieron en que su vigencia no es objeto de discusión. No obstante, el ministro Villiger señaló que comprende a la Unión Europea, actualmente empeñada en armonizar el sistema fiscal comunitario y percibir los intereses que produce el capital.

El ministro austríaco anotó a su vez que Suiza y su país conforman "una coalición de defensa del secreto bancario en interés del ahorrador".

Ambos representantes expresaron su desacuerdo con una posible obligatoriedad de declarar los ingresos de fortuna.

El ministro suizo indicó que en la Confederación podría, eventualmente, ser modificado el sistema de impuesto anticipado. Al respecto, ya está en marcha un estudio.

Sin embargo, el Consejero Federal repitió que el secreto bancario no es negociable.

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo