Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Bradley Birkenfeld, "el único en prisión por el caso UBS"



Bradley Birkenfeld, el 21 de agosto de 2009, a su salida del Tribunal Federal que le condenó a 40 meses de prisión.

Bradley Birkenfeld, el 21 de agosto de 2009, a su salida del Tribunal Federal que le condenó a 40 meses de prisión.

(Keystone)

Encarcelado en los Estados Unidos, Brandley Birkenfeld es el hombre que destapó el escándalo de fraude fiscal en el UBS. En entrevista exclusiva a swissinfo.ch, revela las razones de su encarcelamiento y denuncia la “corrupción” entre los medios bancarios y políticos.

Bradley Birkenfeld purga una pena de 40 meses de prisión desde el 8 de enero pasado en la cárcel federal de Minersville, en Pennsylvania.

swissinfo.ch: ¿En prisión desde enero, cuál es su sentir actualmente?

Bradley Birkenfeld: Tengo un sentimiento de injusticia. Afronto lo mejor que puedo este encarcelamiento, sabiendo que fui yo quien hizo sonar la alarma sobre el UBS y que se trata del “whistleblower” (denunciante dentro de su empresa) más célebre de los EE.UU. por haber denunciado el mayor fraude fiscal de la historia del país.

swissinfo.ch: ¿Desde su punto de vista, porqué está usted tras las rejas?

B. B.: A causa de un error judicial flagrante. Soy el único en prisión por el caso UBS. ¿Pero qué hacía el Ministerio de Justicia de EE.UU. cuando estas prácticas ilegales tenían lugar frente a sus narices y esto durante décadas? O era demasiado incompetente como para no ver el problema, o no lo quería atacar.

swissinfo.ch: ¿Hacia cuál de estas dos hipótesis se inclina usted?

B. B.: Hay corrupción en el Ministerio de Justicia. Martin Liechti (ndlr: ex jefe de Birkenfeld, otrora responsable del UBS para la gestión de fortuna de la clientela estadounidense) fue autorizado a hacer valer la quinta enmienda constitucional que permite no incriminarse bajo juramento ante el Congreso. Fue liberado luego de una breve encarcelación sin ser inculpado.

En lo que respecta al UBS, recibió 5 mil millones de dólares del contribuyente estadounidense a título del plan de salvamento de los bancos, obtuvo un acuerdo entre los gobiernos suizo y estadounidense para terminar con las investigaciones, pero no ha aún entregado los nombres de los clientes concernidos y tiene una multa de 780 millones. Yo también estoy en prisión porque desacredité al ministerio, pues fue necesario un denunciante para revelar el escándalo.

swissinfo.ch: ¿Porqué informó a las autoridades estadounidenses lo que ocurría en el UBS?

B. B.: Porque no estaba bien lo que pasaba. El presidente Kennedy decía: “no preguntes lo que tu país puede hacer por ti, pregunta lo que tú puedes hacer por tu país”. Yo cumplí mi deber con mi país e incluso fui más lejos del discurso de Kennedy.

swissinfo.ch: ¿Su expediente se ha visto afectado por el hecho de que participara en ciertas maniobras del UBS para esconder los bienes de la clientela al fisco estadounidense? ¿Esta imagen de usted transportando diamantes en un tubo de pasta de dientes parece mantenerse entre la gente?

B. B.: Es algo que yo no debía haber hecho. Pero el asunto del que hablamos concierne a 19.000 clientes del UBS y a 20.000 millones de dólares de fraude. Yo no fui quien creó este negocio en el UBS. Eso ya había comenzado antes de mi nacimiento, en 1965 y antes que en el UBS, en 2001.

swissinfo.ch: ¿La presencia de gente rica en la lista de clientes del UBS tiene un impacto en el caso?

B. B.: Sin duda. En esta lista hay gente muy rica y poderosa a nivel político. El Ministerio de Justicia sólo a perseguido a 14 clientes del UBS desde febrero de 2009. Es decir, un caso por mes. A ese ritmo, se requerirán 400 años para revisar las 4.500 cuentas que Suiza se ha comprometido a entregar a los Estados Unidos.

swissinfo.ch: Robert Wolf, patrón de la filial americana del UBS, es una persona cercana al presidente Obama. La Casa Blanca indicó que su relación no provoca problema pues el señor Wolf no trabaja en la sede del UBS en Suiza. ¿Esta relación ha tenido una incidencia en este caso?

B. B.: Habría que plantearle la cuestión a Wolf, pero allí hay en todo caso aparentemente un inconveniente, porque Wolf es empleado del UBS en Zúrich y su remuneración está directamente ligada a las actividades del UBS.

swissinfo.ch: El 15 de abril, día del pago de impuestos en EE.UU, usted solicitó al presidente Obama ser liberado o que se redujese su pena al tiempo que ya ha pasado tras las rejas. ¿Recibió una respuesta?

B. B.: Mi solicitud se está examinando. Debo decir que la Administración Obama heredó el problema UBS de la era Bush. Entre tanto, el presidente Obama, jurista inteligente, debiera comprender el fundamento de esta petición.

swissinfo.ch: Al solicitar una conmutación de su pena, ¿reconoce haber cometido un crimen?

B. B.: Ya me declaré culpable en una acusación de participar en un complot. ¿Pero qué pasa con los responsables del UBS y de sus 19.000 clientes estadounidenses que han cometido los crímenes?

Al encarcelarme, la justicia americana encarceló a un 'whistleblower', un tipo con un nivel débil de responsabilidad que trabajaba para el UBS sólo apenas cuatro años, mientras que deja en libertad a los banqueros y a sus clientes. Para mí, esto parece prostitución política, sin hablar del mensaje que se envía a los 'whistleblowers' potenciales del mundo entero.

swissinfo.ch: ¿Las cosas han cambiado en el mundo bancario tras revelar el escándalo del UBS?

B. B.: Nada en absoluto. En lo que concierne al UBS, sus clientes americanos han tenido el tiempo de transferir su dinero a otros bancos, otros países o renunciar a la ciudadanía. El Ministerio de Justicia les ha otorgado toda la libertad de acción para evitar el pago fiscal y multas. Tampoco los pone en prisión. Todo esto debido a que hay muchos nombres sensibles entre los 19.000 clientes del UBS.

Marie-Christine Bonzom, Washington, swissinfo.ch
(Traducción: Patricia Islas)

Bradley Birkenfeld

Bradley Birkenfeld purga una pena de 40 meses de prisión desde el 8 de enero de 2010.

Inició su empleo en el UBS en 2001. Renunció en 2005, decepcionado por la actitud de la banca ante sus preocupaciones sobre la legitimidad de las operaciones relativas a las cuentas de ciudadanos estadounidenses.

A partir del 2005, alertó al gobierno estadoundiense.

En 2009 fue condenado por no haber cooperado suficientemente en la investigación sobre el cliente del UBS, Igor Olenicoff.

En abril de 2010, solicitó amnistía al presidente Obama,

Fin del recuadro

Birkenfeld, el héroe

El 24 de mayo, Bradley Birkenfeld fue felicitado por Make it Safe, coalición de ONG interesadas en la justicia y la transparencia, y por la American Civil Liberties Union y la Federación de Sindicatos de Funcionarios Federales.

En 2009 fue nombrado Persona del Año por el grupo editorial Tax Analysts.

El cronista de New York News, Juan González, llama a Barack Obama a ver a Birkenfeld como un héroe, al estimar que “merita una estatua en Wall Street, no la prisión.”

La petición a favor de su liberación cuenta con más de 25.000 firmas.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×