Casi 60 errores médicos por semana en Suiza

Todavía no es frecuente aprender de los errores. swissinfo C Helmle

La muerte de Rosmarie Voser, el 23/04, en Zúrich, reactiva debate sobre errores médicos. Entre 40 y 60 personas mueren semanalmente por esta causa, según cifra publicada en 2000.

Este contenido fue publicado el 29 abril 2004 - 07:30

Desde entonces, aunque el tabú sigue vivo, Suiza ha hecho progresos en la lucha contra estos errores.

“¿Por qué debemos tener mejores resultados que los estadounidenses?”. Daniel Scheidegger, director del Departamento de Anestesia del Hospital cantonal de Basilea, justifica de esta manera la cifra de 2.000 a 3.000 errores médicos fatales registrados, cada año, en Suiza.

En efecto, esta cifra es el fruto de una extrapolación basada en estadísticas de Estados Unidos. El dato fue divulgado en septiembre del 2000 por la Oficina Federal suiza de los Seguros Sociales (OFAS) como una señal de alarma.

Entre 2000 y 3.000 errores fatales: es una cifra exorbitante incluso relacionada con el millón 390.000 casos tratados durante el año 2.000 en los 372 hospitales suizos que figuran en las estadísticas oficiales.

Aunque todos estos errores no son objeto de un seguimiento por los medios de información, como ha sido el caso de la paciente fallecida en Zúrich a raíz del transplante de un corazón proveniente de un donante de grupo sanguíneo incompatible, los casos de errores médicos serían pues más que frecuentes en Suiza.

Una ‘task force’

Motivada por la publicación de la OFAS, la Confederación había creado un grupo especial de acción (‘task force’) integrado por expertos suizos y extranjeros.

Las recomendaciones de este grupo condujeron, en particular, a la creación, en diciembre de 2003, de la Fundación para la Seguridad de los Pacientes, encargada de coordinar los esfuerzos de lucha en este campo.

En un comunicado difundido este martes último, 27/04/04, la Fundación evoca una proporción del 3 al 16% de acontecimientos indeseables de los cuales serían víctimas las personas hospitalizadas. Una tercera parte de ellos (entre un 30 y un 50%) serían evitables.

Las mentalidades cambian

La tragedia de Rosmarie Voser, paciente fallecida el 23/04, en Zúrich, ha permitido insistir en la necesidad de cambiar las mentalidades en este terreno.

“Se necesita un cambio cultural”, afirma Daniel Scheidegger, anestesista de Basilea. “Pero el hecho de que los responsables de Zúrich me hayan invitado a mí, al competidor de Basilea, muestra que las mentalidades cambian”, agrega.

En efecto, el médico fue invitado el martes último a la conferencia de prensa del Hospital Universitario de Zúrich (USZ) consagrada al caso del error médico fatal para Rosemarie Voser.

Interrogado por swissinfo, el médico advierte contra la tentación de designar culpables. “En mi opinión, el problema y el gran peligro radican en querer hallar un culpable. Por trágico que sea, un error se debe casi siempre a una cadena de acontecimientos”, subraya.

Colaboración con la NASA

El Hospital Universitario de Zúrich –en el estado actual de las cosas- ha concluido que el caso de Rosemarie Voser se ha debido a un problema de malentendidos en la comunicación oral.

Este elemento no sorprende al anestesista. “85% de los incidentes que tienen lugar en el ambiente médico se deben a errores de comunicación. Es inevitable en un sector donde el trabajo humano no puede ser reemplazado por el de los ordenadores”,precisa.

Pionero en Suiza, este médico de Basilea, trata de encontrar soluciones desde hace más de 10 años. En 1992, en colaboración con la NASA (Agencia Espacial de Estados Unidos) creó un simulador de salas de operación en escala 1:1.

Dos años después, su equipo creó el primer programa informático de Suiza destinado a registrar los anuncios de errores e incidentes de todo género: los llamados ‘CIRSmedical’ (sistema de anuncio de incidentes críticos o sistema de anuncio voluntario de incidentes médicos).

Este sistema fue adoptado en 2002 por la Federación de Médicos suizos, (FMH) y por la Asociación suiza de enfermeras y enfermeros (ASI).

En su Departamento de Anestesia del Hospital cantonal de Basilea, se registran 5 incidentes, cada semana.

“Me inquietaría si el número se redujera a dos casos por semana. El efecto de este sistema es sensibilizar a los usuarios y, por consecuencia, aumentar el número de casos”.

Pocos hospitales equipados

El CIRS aún no está generalizado en toda Suiza. Pocos médicos lo utilizan. “Unos 30 hospitales lo han instalado. Pero instalar aún no significa utilizar”, estima Daniel Scheidegger.

El tabú del médico todopoderoso, tanto entre los primeros aludidos como entre los pacientes, sigue siendo muy vivo.

Scheidegger lamenta que sean tan poco frecuentados los cursos pioneros que creó, con la antigua Swissair , y que prosiguen con Swiss, para formar a los médicos en el trabajo en equipo realizado en condiciones de estrés.

“Para muchos médicos que tras de sí tienen años de estudios en los cuales se debe ser mejor que los otros, no es fácil ir a mostrar sus lagunas en el trabajo de equipo”, señala el anestesista.

Premio que lleva al caos

En los cursos, los participantes son colocados en situaciones concretas. Daniel Scheidegger cita un ejemplo utilizado en la aviación: “futuros pilotos deben desocupar un avión de sus pasajeros en menos de cuatro minutos. Esto se hace, sin mucha dificultad”.

“Posteriormente el ejercicio ha sido repetido, pero esta vez con una prima en dinero para el más rápido. Al cabo de 15 minutos el avión aún no estaba vacío y algunos pasajeros tenían los brazos partidos. Este es el espíritu de competencia del que se debe prescindir cuando se trabaja en equipo y en condiciones de estrés”, añade Scheidegger.

Hay un consuelo sin embargo. Alemania está a punto de adoptar el sistema CIRS. Daniel Scheidegger concluye: “en Europa estamos entre los pioneros”.

Swissinfo, Ariane Gigon Bormann
(Traducción Jaime Ortega)

Datos clave

Según una extrapolación de la OFAS, en Suiza se registran entre 2.000 y 3.000 errores médicos mortales, cada año.

En el año 2.000 se registraron un millón 390.000 hospitalizaciones.

Entre 3 y 16% de las personas hospitalizadas serían objeto de ‘incidentes indeseables’, de los cuales entre un 30 y un 50% serían evitables, indica la Fundación para la Seguridad de los Pacientes.

La última estadística de peritajes extrajudiciales de la Federación de Médicos suizos, FMH, da cuenta de 133 casos en el año 2.000. En 55 casos se ha detectado un error de tratamiento.

En 2002, la FMH y la Asociación de Enfermeras y Enfermeros adoptaron un sistema de anuncio de errores e incidentes de todo tipo, el CIRSmedical.

Sólo 30 hospitales disponen hasta ahora de este equipamiento.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo