Navigation

China receptiva a las proposiciones suizas

Joseph Deiss (izq.) saluda al viceprimer ministro chino Zeng Peiyan, el año pasado en Berna. Keystone

El ministro helvético de Economía, Joseph Deiss, expresó a swissinfo un optimismo moderado con respecto al fortalecimiento de las relaciones económicas sino-suizas.

Este contenido fue publicado el 17 julio 2005 - 17:22

Aparte de su alianza estratégica con la Unión Europea, Suiza evalúa también la posibilidad de acuerdos de libre comercio con China y Estados Unidos.

La reciente decisión del gobierno suizo de aplicar una política legítima para el servicio de los intereses económicos, acercándose a Asia y a los Estados Unidos, explican las visitas sucesivas de Joseph Deiss a los países señalados.

En China se encuentra desde el pasado jueves y ha conversado sobre todo con el viceprimer ministro Zeng Peiyan y el ministro de Comercio Bo Xilai. El sábado, el ministro suizo de Economía se dirigió a Suzhou, junto con una delegación de empresarios helvéticos.

En esa ciudad vecina de Shangai, muchas empresas suizas han abierto sucursales. Algunas de ellas manifestaron quejas de violación del derecho de la propiedad intelectual y obstáculos que perjudican el comercio.

La primera etapa del periplo del ministro Deiss concluye el martes. Luego emprenderá viaje a Washington. En un intervalo de estas dos citas importantes concedió una entrevista a swissinfo.

swissinfo: Joseph Deiss, ¿Cuáles son las principales enseñanzas que saca de este viaje a China?

Joseph Deiss: De manera general, pienso que el gobierno chino está dispuesto a fortalecer sus relaciones económicas con nuestro país. Las autoridades han señalado asimismo su voluntad de abordar y estudiar todas las cuestiones formuladas por nuestra delegación, para hallar soluciones futuras.

Las relaciones entre Suiza y China son excelentes y ambas comparten el propósito de intensificarlas.

swissinfo: ¿Por qué es tan atractivo el mercado chino para las empresas suizas?

J.D.: El mercado chino es enorme y se desarrolla rápidamente. El año pasado, el volumen de intercambio comercial entre los dos países superó la barrera de los 5.000 millones de francos. Además, el potencial de desarrollo es muy interesante para las empresas suizas. No sólo para aquellas del sector de la maquinaria sino también para las compañías activas en los ámbitos farmaceútico y químico, en el sector bancario o en la industria del turismo.

swissinfo: Usted ha evocado también el deseo de que la EFTA (Suiza, Noruega, Islandia, Liechtenstein) incie conversaciones para un eventual acuerdo económico, incluso de intercambio comercial con China. ¿Cuál sería el calendario realista?

J.D.: He formulado esta proposición en nombre de los otros países de la EFTA (Asociación Europea de Libre Comercio) con el fin de saber si China está dispuesta a aceptar un protocolo de acuerdo para el inicio de conversaciones exploratorias y para un estudio de factibilidad de un acuerdo de libre comercio.

Estamos en el principio de las conversaciones y es demasiado pronto para hablar de verdaderas negociaciones. La reacción de Bo xilai, el ministro de Comercio chino, ha sido bastante positiva, y el gobierno chino parece dispuesto a realizar une estudio de viabilidad.

Las próximas semanas dirán cuál es el calendario realista para eventuales negociaciones. De momento no somos los únicos que quieren liberalizar sus relaciones económicas con China para benficiarse de su enorme potencial.

Pekín parece verdaderamente interesado en un acuerdo y yo pienso que Suiza podría aprovechar la imagen positiva que tiene ante los ministros y funcionarios del gobierno. Figuramos efectivamente entre los primeros países que decidieron establecer relaciones diplomáticas con China hace 55 años.

swissinfo: La próxima etapa de su vista es Washington. El objetivo en Estados Unidos es impulsar otro eventual acuerdo de libre comercio. ¿Cuáles son las razones principales de Suiza para lograrlo?

J.D.: Mi objetivo es entrevistarme con representantes superiores de la Administración estadounidense y del Congreso para trazar un balance y conversar sobre diferentes aspectos de nuestras relaciones económicas.

Hace mucho tiempo -seis años- que un ministro suizo de Economía no iba a Estados Unidos, país que sin embargo es el segundo socio económico más importante de Suiza.

Un acuerdo de libre comercio constituye una opción. Nosotros queremos por lo menos iniciar conversaciones sobre posibles negociaciones. Pienso que Suiza es un socio comercial importante para los estadounidenses, pero es también un inversionista importante. Las inversiones suizas en Estados Unidos llegan a unos 80.000 millones de francos.

swissinfo: Sus visitas sucesivas a China y Estados Unidos pueden ser vistas como las primeras etapas de un cambio de política exterior y económica de Suiza. ¿Ya no está Suiza tan interesada en su socio europeo?

J.D.: Por supuesto que sí. Estas visitas son simplemente la consecuencia lógica de los reajustes que quiere el gobierno suizo. Nuestro objetivo principal sigue siendo la liberalización del comercio en el marco de la OMC, con la Unión Europea como socio principal.

Necesitamos condiciones favorables con la UE en lo que se refiere al comercio y a las relaciones económicas. En este sentido, es muy importante que los ciudadanos suizos acepten, en septiembre, la ampliación de la libre circulación de personas a los diez nuevos miembros de la Unión Europea.

Suiza ha defendido siempre el enfoque universal del comercio basado en las relaciones bilaterales. Por tanto es crucial tener contactos regulares del más alto nivel con nuestros asociados importantes tales como Estados Unidos.

swissinfo, entrevista Urs Geiser
Traducción y adaptación: Juan Espinoza

Datos clave

China es el segundo socio comercial asiático de Suiza. después de Japón.
270 empresas helvéticas tienen presencia activa en China y emplean a 55.000 personas.
Las inversiones suizas en China (15 lugar) llegan a 5.000 millones de dólares.
El socio comercial más importante de Suiza sigue siendo la Unión Europea, seguido de los Estados Unidos.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo