Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Científicos desarrollan arroz enriquecido con hierro

El prototipo de arroz que crece en invernaderos no tiene efectos negativos en el medioambiente, según los científicos.

Con la incorporación de dos genes, un grupo de investigadores suizos ha desarrollado una variedad de arroz que contiene seis veces más hierro que los granos de arroz blanco.

El equipo de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich espera que su producto contribuya a paliar la carencia de hierro en los países en desarrollo.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la anemia por deficiencia de hierro es el problema de salud más difundido a escala mundial. Las embarazadas y los niños son los más afectados.

Uno de los principales factores causantes de enfermedades es la carencia de hierro en la dieta. El arroz, alimento básico para casi la mitad de la población mundial, contiene hierro, pero mayormente en la envoltura exterior del grano. "Aquí radica el problema", según Christof Sautter, jefe del proyecto.

"Debido a que en los climas tropicales y subtropicales la cáscara del arroz se enrancia rápidamente, debe ser eliminada antes de almacenarlo. Lo que queda del grano, que es lo que se consume, contiene mayormente almidón y muy poco hierro", declara Sautter a swissinfo.

Los investigadores intentaron elevar el contenido de hierro en el grano de arroz. Pero las técnicas tradicionales de cultivo no dieron buenos resultados.

Anteriormente se realizaron cambios genéticos utilizando un gen individual que debía mejorar el almacenamiento de hierro o el transporte de este elemento en la planta de arroz. Sin embargo, los resultados fueron insatisfactorios. Por esta razón los investigadores zuriqueses implantaron dos genes.

Hierro, en el centro del grano

"Combinamos una mejora en el transporte y almacenamiento de tal manera que pudimos incrementar seis veces el contenido de hierro en el centro del grano de arroz", explica Sautter.

Los resultados de la investigación, bajo la dirección de Sautter y Wilhelm Gruissem, fueron divulgados a fines de julio en la versión digital del Plant Biology Journal.

Los científicos están satisfechos con la nueva variedad de arroz. Los prototipos cultivados en invernadero se comportan normalmente. Hasta el momento no hay indicios de repercusiones negativas para el ambiente, tampoco en relación al contenido de hierro en el suelo. "El objetivo es poner este arroz modificado genéticamente a disposición de los pequeños campesinos, sin costo alguno. No deberían existir derechos de patente".

Sin embargo, hasta la entrega a los campesinos pasarán algunos años debido a que los prototipos aún no son aptos para la explotación agrícola.

El siguiente paso debe darlo una institución como el Instituto Internacional de Investigación del Arroz, con sede en Filipinas, o la industria, señala Sautter.

Próximos pasos

En primer lugar, los genes deben ser transferidos a las variedades locales. "Y al tratarse de tecnología genética, se necesitan las pruebas y los estudios de seguridad indispensables, lo que toma mucho tiempo. Por la experiencia con el 'arroz dorado' sabemos que ello durará entre cinco y diez años".

El llamado 'arroz dorado' enriquecido con Vitamina A, anunciado en el año 2000, fue desarrollado por otro equipo de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (EPFZ), en colaboración con la Universidad de Friburgo en Alemania. Los primeros experimentos de campo empezaron en 2004 y continúan hasta hoy.

Muchos países tienen imposiciones legales que regulan las pruebas de cultivo con organismos transgénicos. A ello se agrega que muchas organizaciones no gubernamentales tienen reparos respecto a las posibles consecuencias para la salud y el ambiente de organismos genéticamente modificados (OGM).

Sautter opina que la población aceptará cada vez más los OGM. Y considerando que el contenido de hierro del arroz es relevante en la alimentación, su equipo planea elevarlo 12 veces , de modo que cubra la necesidad diaria de hierro con una única comida.

Ventajas alimentarias

Los especialistas en nutrición son conscientes de las ventajas de la llamada biofortificación. Así se llama el proceso a través del cual se cultivan plantas con altos contenidos de nutrientes, de manera convencional y/o por medio de la biotecnología.

A favor de este proceso está, por ejemplo, la OMS, que lleva a cabo un programa contra la deficiencia de hierro y otros problemas de alimentación como la falta de vitamina A o de yodo.

"Teóricamente, las plantas biofortificadas u otros métodos como el enriquecimiento industrial o los suplementos podrían mejorar el estado de salud de una persona que sufre una deficiencia", señala Juan Pablo Peña-Rosas, jefe de la Sección Oligoelementos de la OMS.

"Sin embargo, queda aún mucho por hacer hasta que se demuestre que alimentos como el arroz producido en Zúrich pueden reducir la carencia de hierro".

De acuerdo a cifras de la OMS, 1.620 millones de personas en el mundo padecen anemia por falta de hierro, lo que convierte esta deficiencia alimenticia en la más difundida.

Los investigadores suizos esperan que su arroz pueda ofrecer un rayo de esperanza en la lucha contra este problema tan extendido.

Isobel Leybold-Johnson, swissinfo.ch
(Traducción: Rosa Amelia Fierro)

Anemia por deficiencia de hierro

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), esta deficiencia es uno de los problemas de salud más frecuentes en el mundo, también en los países industrializados.

En 2004, alrededor del 42% de las embarazadas y del 47% de los niños en edad preescolar presentaban un cuadro de anemia.

En regiones no afectadas por la malaria, el 60% de los casos de anemia se debían a la carencia de hierro; en regiones afectadas por la malaria, el 50%.

En muchos países en desarrollo, la anemia por falta de hierro es agravada por la parasitosis, la malaria u otras infecciones infecciosas como el sida o la tuberculosis.

Las causas de ello son, junto a una alimentación deficiente o errónea, la carencia de nutrientes vitales como la vitamina B12 o A, en las que los glóbulos rojos son atacados.

Las consecuencias para la salud son cansancio, anemia, insuficiente catabolismo de los elementos dañinos del cuerpo, problemas durante el embarazo, alta tasa de mortalidad infantil.

La anemia es responsable del 20% de la mortalidad infantil.

Fuente: OMS, Juan Pablo Peña Rosas

Fin del recuadro

Arroz

Esta planta (Oryza) es, después del maíz, uno de los cereales más cultivados en el mundo.

Forma parte de la dieta básica de gran parte de la humanidad.

La mitad de la producción mundial de arroz se concentra en China e India. El mayor productor no asiático es Brasil, delante de los Estados Unidos.

El primer productor en Europa es Italia.

En 2009, el consumo per cápita de arroz permanecerá en una media de 57 kilos, según estimaciones de la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO) .

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×