Navigation

Skiplink navigation

Cocinando un negocio en Tanzanía

Ruth Mushemakweli en la cocina de su cantina en el hospital de Dar es Salaam. swissinfo.ch

Ruth Mushemakeli dirige una cantina en un hospital de Dar es Salaam, la capital de Tanzania. Diariamente atiende a unos 100 clientes.

Este contenido fue publicado el 04 junio 2007 - 12:59

Ella es uno de los más de 3.000 beneficiarios de un proyecto de arrendamiento del Banco Mundial, cofundado por Suiza para ayudar a las mujeres a establecer o expandir sus pequeños negocios en ese país del este africano.

"Lo que he conseguido no hubiera sido posible sin SeroLease", indica Mushemakeli, de 48 años de edad.

Esa agencia financiera -fundada hace diez años por una viuda tanzana-, otorgó la garantía para que la ex empleada de banco arrendara el equipo que necesitaba para su empresa, hasta que pudiera pagarlo.

El servicio de entrega de comida para llevar y de restaurante de Ruth está muy concurrido cuando swissinfo lo visitó un viernes de mayo por la mañana. Los clientes están sentados en la sombra frente a mesas blancas o azules, mientras que el equipo de cocina sirve los almuerzos y prepara ya la comida del medio día.

La especialidad de la casa –arroz chino con pescado- cuesta 1.500 chelines tanzanos (1.5 francos suizos), un precio impuesto por la administración del hospital vecino, el Instituto de Cancerología Ocean Road.

Ruth Mushemakweli inició su negocio en una sombría esquina de ese recinto hospitalario hace más de dos años. Emplea a siete personas, pero basta con mirar alrededor para ver que hay otras manos que también ayudan en la tarea.

Dura labor

La primera vez que oyó del proyecto fue hace algunos años atrás. Luego de solicitar y recibir la primera capacitación, su primer intento de crear un negocio secretarial no tuvo los resultados esperados; entonces se decidió por su actual negocio.

A la taberna de Mushemakweli acuden otros clientes, además del personal del hospital. Ella obtiene buenas ganancias, pese a las tarifas fijas de los platillos: aproximadamente 25.000 chelines tanzanos por día.

"Esto representa cuatro veces más de lo que ganaría como secretaria. Pero trabajo duro y lo disfruto. Esto me permite enviar a mis hijos a la escuela, uno de ellos incluso va a la universidad", comenta.

Gracias a SeroLease, Mushemakweli pudo arrendar el congelador, el frigorífico, la freidora, la loza, las mesas y las sillas de su negocio.

"Comencé con un contrato por un valor de cuatro millones [chelines] y tengo que pagar intereses del 20%", indica. Una tasa que pareciera elevada si se compra con el 32% de los préstamos bancarios, pero los negocios propios en manos de mujeres no están considerados como comercialmente solventes.

Para los desfavorecidos

A juicio de Emmanuel Maliti, asesor del programa 'Swiss Corporation Private Sector', los contratos de arrendamiento son relativamente nuevos, pero resultan un instrumento financiero crucial para promover los negocios y contribuir al desarrollo de Tanzanía.

"La falta de financiamiento para la pequeña empresa no es el único impedimento para el crecimiento comercial, también está el riesgo de la supervivencia de los negocios", agrega.

No obstante, afirma que "para 'Swiss Corporation' resulta interesante la existencia de una iniciativa de microfinanciamiento que apoye a la gente desfavorecida."

La Secretaría de Estado de Economía de Suiza (Seco), institución cofundadora de SeroLease en 2005, se complace en ver que la iniciativa se extiende hacia otras regiones de Tanzanía.

La Seco confía también en que otras empresas de este tipo surgirán una vez que el parlamento tanzano establezca enmiendas en las regulaciones al respecto.

Y en lo que concierne a Ruth, ella espera convertirse en la número uno en su rubro en Dar es Salaam, aunque para alcanzar su meta necesita más cucharas, platos y tenedores.

Ruth Mushemakweli sonríe cortésmente cuando se le dice que es una excelente cocinera. ¿Cuál es el secreto de su éxito?:

"Es la ayuda de Dios y el trabajo duro", responde.

swissinfo, Urs Geiser en Dar es Salaam
(Traducido del inglés por Patricia Islas Züttel)

Contexto

Suiza ha contribuido en los últimos tres años con 1.2 millones de francos suizos para proyectos de arrendamiento dirigidos a impulsar el sector privado en Tanzanía.

En 2006, Suiza dirigió a Tanzanía fondos para la ayuda al desarrollo y la asistencia técnica por 29.3 millones de francos.

Además de los programas y los proyectos respaldados, Suiza quiere contribuir con 19 millones de francos para el presupuesto del gobierno tanzano –en el marco del Presupuesto General de Ayuda- en los próximos tres años.

End of insertion

SeroLease

SeroLease es un microfinanciamiento empresarial (no bancario) que permite a las mujeres adquirir equipo, iniciar o expandir un negocio a través de un contrato de arrendamiento.

La organización fue creada por la tanzana Victoria Kusiyumbe hace diez años y actualmente cuenta con más de 3.000 clientas.

La cifra promedio de los préstamos gira en torno a los 500.000 chelines (486 francos suizos) con una tasa de recuperación de la inversión del 99%, según indica la Corporación Financiera Internacional (CFI) del Banco Mundial.

SeroLease antes se llamaba la Vaca Sero, en honor a la res que el marido de Victoria Kusiyumbe le dejó a ésta antes de morir. En la tradición maasai no se acostumbra que el esposo deje algún bien a su pareja antes de morir.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo