Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Comienza en el Valais la prueba más dura del planeta

El equipo de Montañeros de Aragón está formado por Joaquín Oliva, Ángel Capapé, Jorge Subías.

Varios equipos españoles compiten en el campeonato mundial de esquí de montaña de larga distancia, que se inicia este miércoles. La denominada 'Patrulla de los Glaciares' es una de las competiciones más extremas del mundo.

La cita discurre entre las poblaciones suizas de Zermatt y Verbier, con una distancia de 53 kilómetros y un desnivel positivo acumulado de 4.090 metros.

Su recorrido es brutal. Tiene lugar por las cumbres alpinas al sur del cantón de Valais (Suiza meridional). Es la carrera sobre esquís de travesía más larga que se recorre en un solo día, con 53 kilómetros, en el que está considerado como el campeonato del mundo de larga distancia de la especialidad.

Para dotarla de una mayor complicación, la marcha se desarrolla a una altura media de 2.766 metros. También existe la posibilidad de emprender un recorrido más corto, 28 kilómetros entre las localidades de Arolla y Verbier.

Los principales inconvenientes con los que se van a medir los participantes son la noche y el frío. Todas las salidas previstas se realizan a partir de las diez de la noche.

Esta prueba, organizada cada dos años por militares del ejército suizo, está abierta a equipos de tres componentes, militares o civiles y en la que están representados más de veinte países.

Equipos españoles

Los integrantes de la sección de travesía del ejercito español de la Escuela Militar de Montaña, con base en la ciudad pirenaica de Jaca forman una de las patrullas ibéricas en tomar la salida. Hay algunos más del País Vasco, Cataluña y Asturias.

También el equipo de Montañeros de Aragón de Barbastro (Huesca), integrado por Joaquín Oliva, Ángel Capapé, Jorge Subías. La cita es un gran desafío para los deportistas españoles que están preparados para asumir el reto.

José Masgrau, presidente de la asociación, explica a swissinfo que "los tres aventureros, esperan hacer un buen papel. Están muy ilusionados y para ellos poder disputar la prueba es todo un sueño ya que es difícil cumplir los requisitos de la organización para poder tomar parte".

"Es un reto personal -prosigue- y tienen un espinita clavada que este año se van a quitar. Definitivamente, es una prueba al alcance de muy pocos, no la puede hacer cualquiera".

"Todos ellos cuentan con muchos años de experiencia en alta montaña, más de 30 años. Son buenos alpinistas, montañeros y esquiadores", concluye Masgrau. El equipo de Montañeros de Aragón sale este miércoles a las 23 horas.

Participación restringida

En efecto, pocos deportistas están capacitados para disputar esta carrera. La organización exige un currículo competitivo que avale a cada equipo. Los participantes deben practicar regularmente rutas y carreras de montaña, ser buenos esquiadores, saber esquiar encordados...

Todo ello es necesario para demostrar que los competidores en la 'Patrulla de los Glaciares' son capaces, en condiciones normales, de efectuar el recorrido de Zermatt a Verbier en menos de 18 horas.

Los españoles pasaron el proceso de selección, algo de lo que pueden presumir ya que la organización es muy estricta. Desde abril de 2007, momento en que se inició, se han descartado unas 3.000 solicitudes.

Desde 1943

El hecho de que esta carrera se realice de noche viene de lejos: durante la Segunda Guerra Mundial se encargó a una de las brigadas militares vigilar la frontera para evitar la entrada de invasores por las montañas.

La primera edición tuvo lugar en abril de 1943 y en ella participaron 18 patrullas. Continuó haciéndose con carácter militar hasta el año 1949, año en el que un accidente mortal motivó su prohibición.

Tras una prolongada pausa de 30 años, la carrera se relanzó admitiendo a participantes de la esfera civil, aunque la organización e infraestructura corre a cargo del ejército suizo. Así se celebra desde el año 1984, con un número creciente de inscripciones y con una gran difusión internacional.

El monte Cervino es testigo de las salidas de los corredores para enfrentarse a un avance entre glaciares y a una serie de subidas y bajadas por collados, crestas y corredores, poniendo a prueba la capacidad técnica y movimiento en montaña invernal de los esquiadores, alcanzando las cotas máximas de la Tête Blanche (3.650 m) y Rose Blanche (3.160 m).

swissinfo, Iván Turmo

13ª edición

La 13ª edición de la Patrulla de los Glaciares se realiza desde el 16 hasta el 19 de abril con dos salidas en la prueba reina.

Este año toman parte un total de 4236 patrulleros. Más del 80% del total son suizos.

En 2004, hubo 2.984 apuntados y 3.787 en 2006.

En materia de seguridad, la carrera cuenta con 21 guías, 47 médicos, 10 conductores de perros, 4 especialistas meteorológicos y 4 especialistas en avalanchas.

Fin del recuadro

Las categorías

Se establece una clasificación para los militares y otra para los civiles, subdividiéndolo en:

-I: entre los 3 miembros del equipo suman 102 años
-II: entre 103 y 132
-III: a partir de 133 años.

También hay establecida una Clase B, que efectúa la mitad del recorrido (28 km).

Fin del recuadro


Enlaces

×