Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Cuentas evasoras: Berna cumplió con Washington



El 17 de junio de 2010 el Parlamento de Suiza aceptó el acuerdo alcanzado entre Berna y Washington para la entrega de datos.

El 17 de junio de 2010 el Parlamento de Suiza aceptó el acuerdo alcanzado entre Berna y Washington para la entrega de datos.

(Keystone)

La Administración Federal de Contribuciones (AFC) concluyó a tiempo la evaluación de 4.450 cuentas de clientes americanos que evadieron al fisco de casa vía cuentas offshore en UBS.

Se examinaron todas las cuentas previstas y se enviaron decisiones finales sobre dichos expedientes al IRS. Y la entrega de coordenadas precisas concluirá este otoño, aclara la AFC.

No hay plazo que no se cumpla. Y el día 26, y tras 26 meses de conflicto, se escribe el último capítulo de la saga que motivó el más ambicioso escándalo de evasión fiscal protagonizado por UBS en EEUU.

De acuerdo con el diario Le Temps, “a finales de julio se habrían copiado 2.500 expedientes y resúmenes de cuentas bancarias en memorias UBS que fueron enviadas a EEUU”.

La Secretaría de Estado para Cuestiones Financieras Internacionales de Suiza (SFI) confirma a swissinfo.ch la veracidad de los datos y asegura que Berna operó “en tiempo y forma” con las entregas.

“Pese a la demora que implicó el fallo del Tribunal Administrativo Federal (ver Fechas clave del caso UBS), la entrega de coordenadas estará terminada este otoño. Suiza y EEUU han iniciado discusiones sobre la fase terminal de la puesta en marcha del Acuerdo UBS, y las dos partes están convencidas de que la información solicitada será entregada con oportunidad, lo que permitirá retirar definitivamente todo proceso civil –John Doe Summons- iniciado contra el UBS”, advierte la SFI.

Explica que un total de 40 especialistas se ocuparon en Suiza de identificar y preparar las coordenadas bancarias que serían transmitidas a Washington este mes.

El Internal Revenue Service (IRS), autoridad fiscal estadounidense, reveló por su parte el pasado viernes (20.08) que “recibió un flujo de información sin precedentes de ciudadanos estadounidenses con cuentas en el banco suizo UBS”.

Casos en litigio

El compromiso entre Berna y Washington incluía 4.450 casos. Todos ellos de clientes que presuntamente habían evadido impuestos durante la presente década.

Y aunque los dos gobiernos validan que la transmisión de datos se dio, ambos declinan por el momento ofrecer detalles sobre la cifra definitiva de coordenadas transferidas, que en principio incluiría 4.200 cuentas.
Al cierre de julio, el Tribunal Administrativo Federal (TAF) de Suiza informó que aún existían 300 casos en espera.

Alrededor de 180 corresponderían a clientes que probaron no haber actuado con dolo y que, por lo tanto, no tenían delito por perseguir.

Y otros 120, aproximadamente, corresponderían a clientes que interpusieron un recurso de inconformidad ante el TAF. Algunos recibirán un fallo favorable y otros no, pero la información financiera confidencial de sus cuentas debe ser retenida temporalmente, aunque el IRS sí conoce sus nombres, ya que Berna estaba obligada a notificarlos.

Los afectados

¿Quiénes constituyeron el principal “blanco” del fisco de EEUU?
De acuerdo con la Administración Federal de Contribuciones (AFC), se trata esencialmente de clientes estadounidenses con cuentas de más de 250.000 francos suizos, cuya existencia fue ocultada al IRS entre 2001 y 2008.

También forman parte de la lista todos aquellos clientes cuyas ganancias financieras anuales superaron los 100.000 francos suizos gracias al UBS y que no declararon dichos beneficios durante los últimos tres años.

Cabe recordar que el IRS, en su calidad de fisco estadounidense, solicitaba originalmente que UBS revelara la identidad de 52.000 evasores potenciales, y una negociación mantenida en agosto del 2009 se llegó a un pacto extrajudicial conocido como Acuerdo UBS, que le comprometió a entregar datos sobre una muestra de 4.450 cuentas.

UBS preparó los expedientes, pero fue la empresa de auditoria PricewaterhouseCoopers (PWC) la que realizó el análisis jurídico que avalaba la entrega, y garantizaba a las personas afectadas el derecho a asesoría y, eventualmente, la posibilidad de depositar recursos de inconformidad ante el Tribunal Administrativo Federal (TAF).

El día siguiente

El gigante suizo UBS sabe que ahora es tiempo de lavar su imagen.
Una tarea a la que se aplica desde febrero del 2010. Ese mes, durante la llamada “Jornada de los Inversionistas” celebrada anualmente en Zúrich, reveló en voz de su consejero delegado, Oswald Grübel, que el banco estaba por vivir una auténtica revolución a todos los niveles.
Primero, en busca de finanzas saneadas y rentables.

Segundo, rumbo a la constitución de un nuevo UBS, protagonista de criterios elevados y reconocido por su transparencia, calidad de servicio y honestidad en la gestión de activos". Y varias decenas de millones de francos suizos serán destinadas a este objetivo en 2010-2012.

Estados Unidos, por su parte, considera saldada la deuda que Suiza tenía con su gobierno. Pero el RS no hace concesiones a nadie y así lo ha dejado claro.

En un discreto apartado del anuncio en el que EEUU confirmó la transmisión de datos por parte de Suiza detalla también:

“El acuerdo (UBS) preserva el derecho del gobierno estadounidense, si los resultados son significativamente inferiores a los esperados, de buscar nuevos remedios judiciales”.

Los tiempos de la banca suiza del secreto a toda costa quedaron atrás.

Andrea Ornelas, swissinfo.ch

FECHAS CLAVE DEL CASO UBS

2007
Junio El fisco de EEUU (IRS) sospecha que el UBS promueve una red de evasión de impuestos entre sus clientes estadounidenses e inicia investigaciones.

2008
Junio Bradley Birkenfeld, empleado de alto nivel del UBS, denuncia ante la Justicia de EEUU que existe una red de evasión vía cuentas ‘offshore’. Desde Miami, el IRS inicia un proceso ‘John Doe Summons’ contra el UBS en busca de información detallada sobre los evasores.

2009
Febrero Para frenar el proceso penal contra UBS, la autoridad financiera suiza, FINMA, autoriza al banco a entregar al IRS información sobre 250 cuentas sospechosas de fraude.
EEUU revira: 24 horas después interpone una demanda civil y reclama información de 52.000 cuentas más.
Agosto Suiza y EEUU firman el ‘Acuerdo UBS’, un pacto extrajudicial que absuelve a Suiza de la obligación de revelar información sobre las 52.000 cuentas a cambio de entregar las coordenadas de sólo 4.450 cuentas en agosto del 2010.

2010
Enero El Tribunal Administrativo Federal (TAF) declara inconstitucional la decisión de FINMA de permitir la entrega de 250 cuentas a EEUU en 2009.
El Acuerdo UBS se tambalea.
Junio Para dar sustento jurídico al Acuerdo UBS, el Parlamento suizo debatió y votó su contenido. Y tras varios enfrentamientos entra las dos cámaras, lo aprobó.
Agosto Venció el plazo para la entrega de información de Berna a Washington.

Fin del recuadro

DATOS CLAVE

Del 100% de la inversión que las empresas suizas tienen en el extranjero, 20% se encuentra en EEUU, lo que representa unos 150.000 millones de francos.

Actualmente, las empresas suizas generan alrededor de 350.000 empleos en EEUU.

Suiza es el sexto inversionista más importante para EEUU, y este país es, en contrapartida, el segundo inversionista más importante en Suiza.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×