Navigation

Retrospectiva del fotógrafo suizo Werner Bischof en Berlín

'Dirigiendo el tráfico en Milán', del fotógrafo suizo Werner Bischof. (Foto: www.co-berlin.com) Dirigiendo el tráfico en Milán, del fotógrafo suizo W. Bischof. (Foto: www.co-berlin.com)

La obra de Werner Bischof, integrante de la legendaria agencia Magnum que fundaron Robert Capa, Henri Cartier Bresson y David Seymour en 1947, concentra gran interés del público este verano en Berlín.

Este contenido fue publicado el 09 agosto 2006 - 13:02

Inaugurada por el embajador suizo en Alemania, Chrsitian Blickenstorfer, la muestra expuesta en "C/O Berlín" está abierta hasta el 24 de septiembre.

Las 174 fotografías de todas las fases creativas de Werner Bischof, nacido en Zúrich el 26 de abril de 1916, están expuestas en las instalaciones del histórico edificio de la antigua Posta de Diligencias del Correo Imperial Alemán de finales del siglo IXX, reconvertido ahora en el centro de muestras fotográficas itinerantes "C/O Berlín".

Las imágenes fueron agrupadas cronológicamente por el conservador de la exhibición, Marco Bischof, hijo del célebre fotógrafo suizo fallecido trágicamente el 16 de mayo de 1954 en un accidente automovilístico ocurrido en los Andes peruanos cuando acababa de cumplir 38 años y realizaba una gira por el continente americano en busca de motivos para su cámara.

Werner Bischof murió "demasiado prematuramente", dijo el embajador Blickenstorfer en un discurso inaugural de la muestra. "Me puedo muy bien imaginar que Werner Bischof nos hubiera 'obsequiado' todavía muchas más fantásticas fotos si hubiera continuado con sus viajes", destacó el diplomático.

"Entre otras, veo aquí una serie de 60 fotos seleccionadas por el señor Marco Bischof y que fueron adquiridas por el Minneapolis Institute of Arts (MIA) en 2003 para su colección. Yo era entonces embajador de Suiza en Estados Unidos y leí mucho en la prensa sobre ello. Por eso me alegra especialmente poder ver finalmente esas 60 fotos" en esta exhibición de Berlín, destacó Blickenstorfer.

Las imágenes

Los primeros trabajos de Werner Bischof fueron reunidos en una serie de diapositivas especialmente preparada para la muestra.

A las primeras imágenes de estudio (moda, publicidad abstracciones), realizadas en 1942, siguen las tomas realizadas por Bischof entre 1945 y 1948 para una documentación especial encomendada por Schweizer Spende (donaciones benéficas de Suiza) en medio de una Europa destruida por la Segunda Guerra Mundial.

"Entonces sobrevino la guerra y la destrucción de mi torre de marfil. El rostro de la gente sufriendo se convirtió en el centro de atención de mi trabajo", relataba Bischof después de las dolorosas experiencias de aquellos años de posguerra.

Así recorrió primero el sur de Alemania, Francia, Luxemburgo, Bélgica y Holanda, realizando sus primeros trabajos con cámara de color. En 1946 volvió a Alemania y siguió viaje a Italia y Grecia, antes de publicar su serie "24 fotos". Un año más tarde visitó Hungría y Rumania. Después fue a Checoslovaquia, Polonia, Finlandia y Noruega, donde concluyó en 1948 su amplia documentación.

Magnum

Tras la fundación de la agencia fotográfica Magnum en París por Robert Capa, Henri Cartier-Bresson y David Seymour, en 1947, Werner Bischof pasó a integrar su equipo de profesionales en 1949 y comenzó a realizar trabajos por encargo de ésta, así como de Life, Época, Observer, Illustrated, Picture Post y Du.

Ese mismo año Werner Bischof contrajo matrimonio con Rosellina, a quien había conocido en 1946 en Milán durante sus reportajes a la Italia de posguerra. Marco Bischof, el primero de sus dos hijos, nació en 1950, poco antes de que emprendiera un viaje de seis meses a la India, donde realizó para la revista Life un reportaje sobre la hambruna en Bihar, que le granjeó enorme prestigio internacional.

Las fotos en color de los viajes por Asia (India, Japón, Corea, Ceilán) y América documentan en la exhibición los últimos años de Bischof. En 1952 fue enviado como corresponsal gráfico durante tres meses por la revista Paris Match a la guerra de Indochina.

Descubre América

En 1953 realizó en Zúrich una exposición y publicó una documentación sobre los pueblos del Lejano Oriente, y comenzó a planificar su extenso viaje por Estados Unidos y Latinoamérica. El periplo lo inició por barco hasta Nueva York. En Estados Unidos fotografió durante cuatro meses las nuevas autopistas en los diferentes estados de ese país.

Después, en 1954, continuó viaje en automóvil con su esposa Rosellina (encinta de su segundo hijo) desde Nueva York a Ciudad de México durante tres semanas. Desde ésta capital continuó solo en avión hasta Panamá, Santiago de Chile y Lima para realizar reportajes por encargo de Magnum y Life.

El 16 de mayo, viajaba en un coche por los Andes peruanos cuando su vehículo se salió de la calzada y cayó en un precipicio: Werner Bischof falleció casi en el acto. Nueve días después nacía su segundo vástago, Daniel, en Zúrich.

Sus pensamientos

"Me llevó afuera conocer el verdadero rostro de la humanidad", señalaba Werner Bischof, citado en una publicación presentada en la exhibición. "Hay épocas en la vida en las que uno quiere huir, pero cuando no se puede uno deambula desde la mañana hasta la noche", agregaba.

"Sólo pude captar esa miseria porque sé que hay que transmitirla afuera. Cuando reflexiono sobre cuán poco objetiva puede ser una foto en determinadas circunstancias, pienso que una imagen puede ejercer una función tan equívoca como la palabra", añadía circunspecto Werner Bischof.

"Siempre y en todo lugar voy profundamente al interior de la materia. Esto no es periodístico. Me doy cuenta de que no soy un reportero de periódico. En lo más profundo de mi ser sigo siendo aún --y seguiré siéndolo siempre-- un artista. No olvide que yo busco la belleza", señalaba el fotógrafo suizo, cuyo nombre se inscribe con mayúsculas entre los mejores de la legendaria agencia Magnum, junto a Gisele Freund, Inge Morath, Herbert List y Ernst Haas.

swissinfo, Juan Carlos Tellechea, Berlín

Contexto

La casualidad hizo que Werner Bischof tomara una cámara fotográfica y no un pincel, porque en 1939 viajó a París para dedicarse a la pintura. El estallido de la Segunda Guerra Mundial le hizo desistir de la idea y volvió a Suiza, donde durante dos años cumplió el servicio militar obligatorio.

Werner Bischof pasó su niñez en Zúrich, Kilchberg y Waldshut. Su padre era director de una fábrica de productos farmacéuticos y un apasionado fotógrafo aficionado.

En 1932, un año después de fallecer su madre, Bischof ingresó en la Escuela de Artes y Oficios de Zúrich, donde recibió formación en la clase de fotografía recién creada entonces por Hans Finsler.

En 1936 se diplomó como fotógrafo y incluso abrió un taller fotográfico en Zúrich, donde trabajo para la agencia de publicidad Amstutz & Herdeg y recibió un encargo para la Exposición Nacional de Suiza de 1939.

En 1942 trabajó como fotógrafo para la revista Du, bajo la dirección de Arnold Kübler, y en 1943 integró el grupo artístico Allianz al tiempo que iniciaba sus primeros reportajes gráficos.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.