Navigation

Críticas por demora en vacunación en Suiza

Albert Favre se convierte en el primer residente del cantón de Vaud en ser vacunado contra la COVID-19 el 30 de diciembre de 2020. Las primeras inoculaciones en Suiza se produjeron el 23 de diciembre, en Lucerna. Keystone / Jean-christophe Bott

Suiza ha sido criticada por su estrategia “vacilante” de compra de vacunas y el lento lanzamiento de la campaña de vacunación.

Este contenido fue publicado el 04 enero 2021 - 10:46
NZZ am Sonntag/SonntagsZeitung/SonntagsBlick/Keystone-SDA/sb

"Suiza ha estado jugando demasiado tácticamente y solo ha pedido a los fabricantes potenciales una fracción de las vacunas que realmente necesita", declaró el exsubdirector de la Oficina Federal de Salud Pública (OFSP), Andreas Faller, al periódico SonntagsZeitung el 3 de enero.

“Suiza debió asumir cierto riesgo al pedir una cantidad suficiente a cada fabricante para toda la población. La gente está muriendo, la economía está dañada, cada minuto es precioso. Es incomprensible que la OFSP dudara tanto en comprar las vacunas", añadió.

El objetivo del Gobierno suizo es vacunar a seis millones de personas de aquí al verano próximo. Eso significa aplicar hasta 70 000 inyecciones por día. Once de los 26 cantones del país comenzaron a fines de 2020. Otros, incluido Zúrich, comienzan sus campañas este lunes 4 de enero.

Suiza ha reservado 15,8 millones de dosis de vacunas de tres fabricantes diferentes. Hasta el momento ha recibido un lote inicial de 107 000 vacunas COVID-19; 250 000 más llegarán en enero. Las primeras inoculaciones se produjeron el 23 de diciembre.

Rudolf Minsch, economista jefe del influyente grupo de presión empresarial ÉconomieSuisse, también lamentó la lenta implementación de la vacuna y su impacto potencial en la economía.

“Suiza tiene el segundo sistema sanitario más caro del mundo. Si no logramos vacunar a la población para el verano, no lo entendería”, dijo al periódico NZZ am Sonntag.

Retrasos "imperdonables"

Un editorial en el periódico dominical fue mordaz sobre la campaña nacional de vacunación.

“Varios cantones se encuentran todavía en las etapas preparatorias de una campaña de vacunación que era previsible hace mucho tiempo. En particular, el sistema de registro necesario, estamos hablando de que un software estándar, no está disponible en todas partes. Esto es imperdonable”, anotó.

Por su parte, y en entrevista con el periódico dominical SonntagsBlick, el presidente suizo, Guy Parmelin, admitió errores en la gestión de la pandemia.

"Entre julio y septiembre, subestimamos la situación", dijo.

Añadió que la coordinación y el entendimiento entre las autoridades federales y los cantones no siempre eran óptimos. “No fue ni es siempre fácil”.

“Las medidas adoptadas siempre han sido una ponderación de intereses entre la salud, la economía y la actitud de la población. No es todo negro ni todo blanco”, subrayó.

Mientras tanto, SonntagsBlick informó que el porcentaje de personas dispuestas a vacunarse en Suiza había aumentado del 41% al 50%, según una encuesta de la Universidad de Zúrich. Pero casi uno de cada tres de los encuestados precisó que no quería vacunarse en la actualidad y alrededor del 20% todavía estaba indeciso.

Entre los mayores de 50 años, casi el 60% señala que quiere vacunarse. Entre las personas de 15 a 49 años, solo el 40% está dispuesto a vacunarse. Si bien alrededor del 56% de los hombres están abiertos a la vacunación, solo el 43% de las mujeres están preparadas, según el sondeo.

Compartir este artículo