Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

La suiza Alpiq extiende sus dominios en Cataluña

Instalaciones del grupo energético suizo Alpiq en la central de Bieudron, cantón del Valais.

(Keystone)

El grupo energético de Neuchâtel confirmó la adquisición de la planta Plana del Vent, en Tarragona, al grupo Gas Natural Fenosa.

La adquisición permitirá ampliar el servicio eléctrico que ofrece a empresas de servicios, plantas industriales y al gobierno. La mira está puesta en el futuro, pero también en aprovechar la primera ola de crecimiento post-crisis.

¿Por qué hacer negocios en España cuando es la única economía europea que ha hilado siete trimestres de recesión y que no sabe aún si conseguirá cerrar el 2010 con un crecimiento económico franco?

Porque a juicio de nuestro grupo las inversiones deben responder a una lógica industrial y a un horizonte de largo plazo, no a la inmediatez, responde Andreas Werz, portavoz del grupo energético a swissinfo.ch.

Este mes de julio, el grupo energético suizo Alpiq decidió apostar por la compra de la planta de ciclo combinado Plana del Vent, ubicada en el municipio de Vandellos L´Hospitalet de L´Infant, en Tarragona.

En el terreno técnico se trata de una operación que permitirá al grupo hacerse de una estructura con una capacidad de 400 MW y que le concede también el derecho a utilizar otra unidad (con una potencia idéntica) para producir electricidad destinada sobre todo a la región de Cataluña.

La rentabilidad catalana

“El grupo opera activamente en el mercado español desde el año 2007, y nuestro principal negocio ha sido la oferta de energía eléctrica para empresas del sector industrial, de los servicios y para el sector público”, explica Werz.

Y añade que el grupo consiguió aplicar una estrategia de mercado que le permitió convertirse en dos años en el primer proveedor eléctrico de este tipo de consumidores, una trayectoria que intentará consolidar.

Actualmente, Alpiq cuenta con alrededor de 1.500 clientes importantes en Cataluña, que posee dentro de las comunidades autónomas de España, la economía más sólida a nivel regional.

En opinión de Alpiq, una de las ventajas de la planta de Plana del Vent es que fue construida hace sólo dos años, con lo que cuenta con tecnología de punta que será aprovechada a favor de la expansión del grupo suizo.

Como empresa nos interesa estar bien posicionados en España en el largo plazo, y por supuesto, aprovechar “la primera ola de crecimiento que llegue en este país una vez que la crisis termine”, cita el representante del grupo.

Venta en dos etapas

En la venta de la planta Plana del Vent dos proyectos convergen: el interés de Alpiq por crecer y la necesidad de Gas Natural por compactarse.

Cabe recordar que este año, Gas Natural recibió la autorización de la Comisión Nacional de Competencia (CNC) de España para adquirir Unión Fenosa, una transacción que la comprometió a desinvertir en distintas áreas para evitar una posición dominante en el mercado ibérico.

O lo que es lo mismo, a vender algunas de sus divisiones.

Gas Natural decidió pues vender Plana del Vent a Alpiq por un total de 542 millones de francos suizos en una transacción que contempla dos fases.
La primera implica un desembolso por 271 millones de francos suizos este 2010, para adquirir una de las estructuras de ciclo combinado (400 MW).

Con ello, el grupo suizo obtiene el derecho a gestionar también de forma exclusiva el otro ciclo (400 MW también) de la estructura durante el 2010 y el 2011. Y en 2012, Alpiq tiene la prerrogativa de hacerse de esta segunda parte por unos 250 millones de francos suizos, pero no está obligada a comprar si no lo desea.

“La adquisición de la planta de Plana de Vent, sumada a los derechos que adquirimos de utilizar otra planta de 400 MW nos permitirá producir la electricidad destinada a nuestros clientes y trabajar para convertirnos en uno de los principales proveedores energéticos de España”, detalla Werz.

Nuevos empleos

Por sus características de operación, Alpiq ha decidido centrarse en la proveeduría de electricidad a “grandes clientes” (empresas y gobierno), no a particulares.

Actualmente damos servicio al Metro de Barcelona o a los parques Warner Bros en Madrid”, explica el portavoz.
Al cuestionarle sobre cuántos empleos ha creado Alpiq en España recientemente, afirma que del 2007 a la fecha se han generado 50 nuevas plazas a tiempo completo vía sus subsidiarias de Barcelona y Madrid.

“Pero sobre todo, lo que hemos intentado como grupo es emplear a gente que forma parte de un grupo poblacional que ha enfrentado de lleno los daños del paro”, precisa.

Concretamente, Andreas Werz se refiere a la población activa de entre 27 y 33 años de edad, la más preparada en la historia de España, y también la que menos oportunidades ha tenido en cinco décadas de desarrollar una sólida carrera profesional.

En opinión del portavoz del grupo, la adquisición en Tarragona permitirá reforzar dicha estrategia.

Añade que no se ha definido cuántos nuevos empleos puede generar la expansión hacia Tarragona, “pero es un hecho que requeriremos personal sobre todo para fortalecer la división de ventas”, puntualizó.

Andrea Ornelas, swissinfo.ch

ALPIQ

Alpiq es un grupo energético suizo con orientación al mercado europeo. Es el proveedor número uno de electricidad en Suiza, al poseer 30% de la producción y la capacidad instalada en este negocio.

El grupo Alpiq es producto de la fusión (2008) de Energie Ouest Suisse (EOS) y de Atel Holding. Su sede está ubicada en Neuchatel. Opera en la producción, transporte y distribución de energías diversas.

Algunos de los negocios del grupo están ligados a la energía nuclear, hidráulica, eólica, eléctrica y del gas. Y opera activamente en Suiza, España, Francia, Italia, Hungría y la República Checa, entre otros.

Alpiq tiene alrededor de 10.000 empleados en 26 países. Y ventas anuales por 15.000 millones de francos suizos.

Tras la adquisición de la planta de Plana del Vent, la suiza Alpiq se hará cargo de la gestión directa a partir del 2011.

Fin del recuadro

VEHÍCULOS HÍBRIDOS

Alpiq, en equipo con la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (EPFZ) trabajó en el desarrollo de un automóvil “verde”. Se trata de un híbrido eléctrico que fue presentado en Salón del Auto de Ginebra en 2009, que promete un 40% menos emisiones tóxicas que cualquier otro auto del mercado.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes