El nuevo CEO de Nestlé proviene del sector de la salud

El nuevo consejero delegado de Nestle, Ulf Mark Schneider, estudió en la Universidad de San Gall y conoce perfectamente Suiza. Tiene doble nacionalidad: alemana y estadounidense. Keystone

Ulf Mark Schneider, actual director de un grupo alemán especializado en técnicas médicas, sucederá a Paul Bulcke al frente de Nestlé. La multinacional agroalimentaria con sede en Vevey, que cumple 150 años, confirma así su apuesta por la nutrición y la salud.

Este contenido fue publicado el 28 junio 2016 - 14:21
Samuel Jaberg y agencias

Ulf Mark Schneider, de 50 años y con nacionalidad alemana y estadounidense, fue elegido por unanimidad, indica Nestlé en un comunicado emitido el lunes. Desde 2003 ha estado al frente de Fresenius Group, una empresa especializada en técnicas médicas que factura 300 000 millones de francos al año y emplea a 220 000 personas en el mundo.

Con la designación de Ulf Mark Schneider y a diferencia de sus predecesores, Peter Brabeck y Paul Bulcke en el cargo, el consejo de administración de Nestlé ha apostado por un ejecutivo externo al grupo. Para la mayoría de los analistas, este nombramiento constituye una sorpresa. Ulf Mark Schneider tomará las riendas del gigante alimentario el 1 de enero de 2017. Paul Bulcke, consejero delegado desde hace ocho años, asumirá la presidencia del consejo de administración la próxima primavera.

Con Paul Bulcke y Ulf Mark Schneider, Nestlé podrá alcanzar con más celeridad “su meta de convertirse en un actor mundial de primer orden en nutrición, salud y bienestar”, afirma Peter Brabeck en el comunicado. “Ulf Mark Schneider no viene de Danone o Coca-Cola, sino de un grupo del sector de la salud. Esta vez se produce realmente el gran giro de Nestlé hacia el bienestar y la nutrición”, según las declaraciones al diario ‘Le Temps’ de Jean-Philippe Bertschy, analista del banco Vontobel.

Desde hace varios años, Nestlé ha hecho de la salud y el bienestar uno de sus ejes prioritarios de crecimiento. Un segmento que en 2015 representó el segundo vector de ventas más importante del gigante suizo.

Contenido externo

El número uno de la alimentación, que emplea a 335 000 personas en el mundo, sale de un ejercicio 2015 difícil: facturó un 3% menos debido a la fortaleza del franco. El beneficio cayó más de un tercio a 9 100 millones de francos. En el primer semestre de 2016, en cambio, los resultados de Nestlé superaron las expectativas. El volumen de ventas se mantuvo en 20 900 millones de francos.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo