Navigation

Roche y Syngenta anuncian finanzas sólidas

Syngenta es uno de los ganadores de 2006. Keystone

La farmacéutica y la agroquímica helvéticas dieron a conocer esta semana el estado de sus cuentas en 2006. En ambos casos, reflejan una buena racha.

Este contenido fue publicado el 09 febrero 2007 - 15:06

La industria chocolatera aumenta sus ventas y Swisscom recibe un revés del Tribunal Federal esta semana. Resumen económico de los últimos días.

Roche dio a conocer este jueves (08.02) el estado de sus finanzas en 2006, y confirmó lo que los analistas financieros habían predicho: un nuevo histórico de ganancias.

El año pasado, sus utilidades sumaron 8.450 millones de francos suizos, cifra que evidencia un repunte de 34% con respecto a los beneficios reportados en 2005.

De hecho, como refirió Franz Humer, presidente y director general de la farmacéutica suiza, "son los más altos obtenidos jamás".

La explicación de la bonanza financiera de Roche radica en su división de medicamentos, cuyas ventas crecieron tres veces más rápido que el promedio de sus competidores.

Desde Basilea, lugar en el que tiene su sede, Roche detalló que la división de fármacos creció de hecho 21%, acicateada por la demanda de medicamentos ligados a la oncología, virología y los trasplantes.

Un dato destacado: la venta de anticancerígenos le reportó 13.600 millones de francos suizos, 40% más que en 2005, y la comercialización del famoso antiviral Tamiflu creció 68% en el mismo periodo.

Esta subdivisión representa la mitad de la venta de fármacos de Roche a nivel internacional.

La facturación total, por su parte, sumó 39.820 millones de francos suizos –tercer año consecutivo de récord histórico-, cifra 17% superior a la del año previo.

Desde la perspectiva de Franz Humer la rentabilidad futura de Roche y del resto de sus competidoras se basará a partir de 2007 en su capacidad para innovar y para destinar recursos a la investigación, de modo que puedan descubrirse nuevos medicamentos.

"Los farmacéuticos hemos aprendido de nuestros errores del pasado, las grandes fusiones destruyeron más de lo que crearon; perdimos cuota de mercado y calidad. Hoy es momento de volver a construir a partir de la experiencia", puntualizó el empresario.

Syngenta en buena forma

La agroquímica Syngenta también presentó sus resultados financieros (07.02) correspondientes al 2006.

En este caso, sus ganancias sumaron 1.020 millones de francos suizos, 12% por encima del dato correspondiente a 2005, a pesar de que su facturación –de 9.180 millones de francos suizos- fue ligeramente inferior a la del año previo.

"El grupo demostró una gran capacidad para resistir el cambio y para competir en un mercado muy disputado", dijo la empresa en el comunicado en el que presentó su balance el pasado miércoles (07.02).

La División "Protección de Cultivos" fue la más dinámica de la empresa helvética, con ventas del orden de los 7.360 millones de francos suizos el año pasado.

Dos razones explican el desempeño de Syngenta: ahorros conseguidos en su gasto operativo por 500 millones de francos suizos (producto del programa de saneamiento financiero que anunció en 2004), y la innovación de productos.

Y aun cuando los resultados del año pasado fueron muy positivos en general, la empresa quiere ir más lejos a partir del año que entra.

Michael Pragnell, director general de Syngenta, expresó a los accionistas del grupo que la meta es conseguir que las utilidades registren un crecimiento de dos dígitos en el año 2008.

Para eso habrá que invertir más en tecnología y en marketing, explicó, pero el grupo está listo para ello.

Más chocolates suizos

También durante la presente semana económica, la industria chocolatera helvética presentó un balance sobre 2006. Sus ventas sumaron 1.526 millones de francos suizos, lo que implica un repunte del 4,1% con respecto al año previo.

Y como sucedió en prácticamente todas las ramas de la industria, las exportaciones fueron la principal explicación de este éxito, ya que aumentaron 10,6% con respecto a 2005.

De hecho, de cada 10 chocolates que vende Suiza, 6 son consumidos en el extranjero y 4 dentro del país, según cifras dadas a conocer el martes (06.02) por Chocosuisse.

La asociación chocolatera helvética informó que los 18 principales fabricantes suizos de chocolate (que concentran el 90% del mercado total) produjeron 69.523 toneladas.

La demanda tuvo un comportamiento dinámico gracias a que el clima de consumo en general fue muy favorable entre los suizos en 2006.

El producto que más consumen los suizos son las tabletas de chocolates sencillas (sin frutos secos, miel o destilados), seguidas de las tabletas rellenas. En tercer término se ubican los llamados chocolates de "fantasía" que se comercializan en pequeñas porciones de las más variadas combinaciones.

El mejor comprador de chocolates suizos fue Alemania, seguido de Francia, Reino Unido y los Estados Unidos. Estos cuatro mercados adquieren el 50% de los derivados de cacao que produce Suiza; el otro 50% se reparte entre los distintos mercados del mundo.

Swisscom tendrá que pagar

Y mientras farmacéuticos, agroquímicos y chocolateros festejaban el buen curso de sus ventas, Swisscom fue notificada (06.02) por el Tribunal Federal (TF) de que deberá indemnizar a Cablecom.

El TF confirmó que Swisscom tendrá que reducir a la mitad el cargo que aplica a los clientes que deciden irse con la competencia, pero conservando el número telefónico que les asignó el gigante azul cuando iniciaron su contrato.

Cabe recordar que en julio pasado, la Comisión Federal de Comunicaciones le había otorgado la razón a Cablecom, quien había solicitado que se reexaminara la tasa de 31 francos que cobraba Swisscom a todo aquel que decidía dejar sus servicios para tomar los de la competencia.

La autoridad reguladora anunció reducir dicho "castigo" para el bolsillo del abonado de 31 a sólo 17,65 francos en 2004, después a 15,15 francos en 2005, y finalmente a sólo 11,90 francos en 2006.

Swisscom se inconformó a pesar de que el cobro por cambio de proveedor de servicio telefónico que impuso la ComCom respeta los estándares internacionales.

El gigante azul sabía que de fallar en su contra el TF, la decisión le costaría muchos millones de francos. Y esta vez el fallo no tiene vuelta de hoja.

swissinfo, Andrea Ornelas

Contexto

La farmacéutica Roche no planea fusiones ni adquisiciones para 2007. Y este año se concentrarán en seguir mejorando la calidad de productos claves para su cartera como el Avastin o el Herceptin (antioncológicos), o el MabThera (antiartrítico).

La suiza Syngenta es la empresa agroquímica número uno del mundo, y ocupa el lugar número tres –después de las estadounidenses Monsanto y DuPont- en el mercado de los controvertidos transgénicos.

Los toltecas, mayas y los aztecas fueron las primeras culturas en descubrir y consumir el cacao (cacauatl). Los mayas lo cultivaban desde al año 600 y lo utilizaban para preparar una bebida nutritiva llamada "xocolatl", de la que se derivó el nombre que hoy tiene.

End of insertion

Datos clave

Roche recibió 14 aprobaciones regulatorias para nuevos medicamentos en 2006 y espera otras 18 entre el 2007 y el 2008.

Syngenta se fundó (año 2000) tras la fusión de agronegocios de Novartis y agroquímicos de Zeneca. Hoy tiene 20.000 empleados y presencia en 90 países.

Cada suizo consume 11,9 kilos de chocolate al año.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo