Suiza, pequeña pero competitiva

La economía de Hong Kong se sitúa como la mejor del mundo. Keystone
Este contenido fue publicado el 31 mayo 2016 - 12:48
swissinfo.ch y agencias

Suiza subió del cuarto al segundo lugar en competitividad mundial en la clasificación del ‘Institute for Management Development’ (Instituto de Desarrollo de la Capacidad de Gestión IMD), con sede en Lausana.

El IMD, una de las más importantes escuelas de negocios a escala internacional, establece cada año un listado de los países más competitivos. Su versión más reciente, publicada este lunes, ubica a Hong Kong en primer lugar y a Estados Unidos en tercero, seguido de Singapur y Suecia. Incluye un total de 61 economías.

“El reducido tamaño de Suiza y su énfasis en el compromiso con la calidad le han permitido reaccionar con rapidez” para mantener la posición de su economía entre las primeras del mundo, precisó Arturo Bris, director del Centro de Competitividad Mundial del IMD.

Contenido externo

De acuerdo con el diario Le Temps, la nación alpina entró por primera vez en 25 de los 342 criterios utilizados para evaluar la competitividad.

EE UU perdió su primer puesto a pesar de que llegó como líder en términos de rendimiento económico.

Los países de Europa del Este mostraron un buen comportamiento en la región, especialmente Letonia (37), la República Eslovaca (40) y Eslovenia (43).

La clasificación anual del IMD mide la capacidad de los países para crear y mantener un entorno en el que las empresas puedan competir. Los aspectos evaluados incluyen el rendimiento económico, eficiencia gubernamental, eficiencia empresarial e infraestructura. Además de los datos a disposición del público, la clasificación también tiene en cuenta una encuesta de alrededor de 5 400 ejecutivos de negocios, que evalúan la situación en sus propios países. 


Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo