Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Solidaridad Los embargos obstruyen lucha mundial contra el COVID-19

Tres hombres fumigan las calles, los rodea una espesa capa de humo

Bomberos iraníes desinfectan las calles de Teherán en plena epidemia de COVID-19, el 13 de marzo de 2020

(AFP)

Irán, uno de los países más golpeados por el coronavirus, enfrenta la pandemia bajo condiciones aún más precarias como resultado de las sanciones económicas. No es el único. La ONU urgió la suspensión de los embargos para proteger a millones de personas. Alfred Maurice de Zayas, otrora relator especial de ese organismo, lanza un llamado a la solidaridad internacional.

“La pandemia tiene que unirnos en la lucha por la salud”, enfatiza el experto.

La alta comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, reclamó el martes (24.03) que sean atenuadas o suspendidas las sanciones económicas impuestas a países como Irán, Venezuela, Cuba o Corea del Norte, en este período de pandemia.

“En este momento decisivo, las sanciones sectoriales deberían atenuarse o suspenderse, tanto por razones de salud pública como para reforzar los derechos y defender las vidas de millones de personas en esos países. En un contexto de pandemia mundial, las medidas que obstaculizan la atención médica en cualquier país incrementan el riesgo que todos afrontamos”, subrayó Bachelet en un comunicadoEnlace externo

Alfred Maurice de ZayasEnlace externo, escritor, jurista y experto independiente de las Naciones Unidas sobre la promoción de un orden internacional democrático y equitativo, abunda sobre el tema.

swissinfo.ch: Usted ha denunciado reiteradamente el impacto de la aplicación de las sanciones económicas. ¿Cuál es su reacción ante este llamado?

Alfred Maurice de Zayas, experto independiente de la ONU.

(Un Photo/eskinder Debebe)

Alfred Maurice de Zayas: El pronunciamiento de la Sra. Bachelet es trascendental y debe de atraer el apoyo del secretario general [de la ONU] Antonio Guterres y de toda la sociedad civil, incluso de Amnistía Internacional y Human Rights Watch. 

Las sanciones y los bloqueos financieros ya han matado a miles de seres humanos, mucho antes de la aparición del COVID-19, debilitando los servicios de salud en Irán, Venezuela, Corea del Norte, Siria, Cuba, etc. cuyos hospitales e infraestructuras carecen de medicinas y equipos adecuados para asegurar el control de enfermedades y pandemias. 

swissinfo.ch:¿Cuál ha sido su experiencia personal en la denuncia del daño que los embargos causan a las poblaciones?

A.M.Z: Durante mis seis años como experto independiente para la promoción de un orden internacional democrático y equitativo, tuve oportunidad de presentar 14 informes al Consejo de Derechos Humanos y a la Asamblea General [de la ONU] en los cuales expliqué las violaciones de los derechos civiles, culturales, económicos, políticos y sociales que resultan de las sanciones e insté a los Estados a cesar de imponer sanciones unilaterales y a reparar los daños ya causados. 

Neuer Inhalt

Suscripción a la Newsletter

¿Desea recibir las últimas noticias de Suiza? Suscríbase a nuestra Newsetter

swissinfo.ch: ¿Usted ha hablado también del carácter criminal de la imposición de sanciones económicas. ¿Puede explicarnos cómo se produce?

A.M.Z: Por ejemplo, en mi informeEnlace externo al Consejo sobre mi visita a Venezuela en 2017, expliqué que las sanciones económicas matan, y cuando el número de víctimas es elevado, constituyen crímenes de lesa humanidad. Efectivamente, el 13 de febrero de 2020, el canciller venezolano, Jorge Arreaza, presentó una queja a la Procuraduría de la Corte Penal Internacional en la Haya de conformidad con el artículo 7 del Estatuto de Roma. 

También pueden constituir el crimen de genocidio, que pudiese ser elevado a la Corte Internacional de Justicia de conformidad con el artículo 9 de la Convención contra el Genocidio.

En vista del impacto de las sanciones en medio de la crisis de COVID-19, la Asamblea General [de la ONU] debe adoptar una resolución elevando el caso a la Corte Internacional de Justicia.

swissinfo.ch: Irán, uno de los países más golpeados por la pandemia, soporta desde hace tiempo sanciones económicas. ¿Puede concluirse que ese embargo ha debilitado la infraestructura médica y la salud misma de los habitantes?

A.M.Z: Cierto. Estas sanciones de los Estados Unidos son responsables de la muerte de muchos iranís, habiendo debilitado infraestructuras médicas y limitado el acceso a medicinas y alimentación. Las sanciones coercitivas unilaterales vulneran muchos principios del derecho internacional y de la Carta de las Naciones Unidas y requieren reparación monetaria. Pero el tipo asesino de las sanciones impuestas por los Estados Unidos pertenecen también a la categoría de crímenes de lesa humanidad, semejantes al sitio de Leningrado por los nazis de 1941 a 44, que costó entre 700 000 y un millón de vidas. Ese crimen salvaje fue condenado por el Tribunal de Nuremberg.

Hoy en día, la Corte Penal Internacional tiene que pronunciarse. O establecer un Tribunal ad hoc específicamente para investigar y reprimir las sanciones de los Estados Unidos contra Irán, Cuba, Siria, Venezuela, etc.

En Venezuela, algunos hospitales experimentan cortes regulares de agua y electricidad, así como carencia de medicamentos, equipos, jabón y desinfectante. Aunque esta situación ya existía antes de las sanciones, la atenuación de estas permitiría una mayor asignación de recursos para tratar y prevenir la epidemia.

Fuente: Alta Comisionada de la ONU para los DD HH, Michelle Bachelet.

Fin del recuadro

swissinfo.ch: ¿Cuáles pueden ser las consecuencias en países como Venezuela que no puede recibir medicamentos ni equipos médicos, ni acceder a sus propios recursos económicos para hacer frente a la pandemia?

A.M.Z: No se sabe cuántas personas ya han muerto. Los profesores Jeffrey Sachs y Marc Weisbrot publicaron un estudio en 2019 estimando que durante el año 2018 fallecieron 40 000 personas víctimas de las sanciones. Las muertes han aumentado en los años 2019 y 2020.  En el caso de Venezuela se han violado entre otros los artículos 1 y 2 de la Carta de Naciones Unidas y los artículos 3, 19 y 20 de la Carta de la Organización de los Estados Americanos.

Sería de gran utilidad que Unicef hiciera un estudio para poder estimar el número de niños y niñas que han muerto como consecuencia de las sanciones. La FAO [Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura] debería estimar el daño causado a la agricultura y a la alimentación en Venezuela. ACNUR (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados) debe investigar el número de refugiados y migrantes que han tenido que abandonar el país con motivo de las sanciones.

swissinfo.ch: ¿Y en el caso de Cuba?

A.M.Z: La Asamblea General de Naciones Unidas ha adoptado 27 resoluciones condenando el embargo contra Cuba. La resolución de noviembre 2016Enlace externo fue casi unánime - 191 votos a favor y solamente 2 abstenciones (Estados Unidos e Israel), de manera que es una expresión del opinio juris universal. Sin embargo, los Estados Unidos no solamente no han levantado las sanciones, sino que las han intensificado con consecuencias criminales.

swissinfo.ch: Pese a la crisis y a sus propios desafíos, Cuba (como lo ha hecho en tantas ocasiones) ha enviado médicos a otros países (Italia, Argentina). La solidaridad es ahora indispensable. ¿Considera que es el momento de aplicar el Informe de la Solidaridad Internacional?

A.M.Z: El Informe de la experta independiente de la ONU, Virginia Dandan sobre el Derecho a la SolidaridadEnlace externo es de máxima actualidad. Es un informe que hasta ahora ha sido ignorado por los medios. Pero todos los países que se han comprometido a realizar los 17 objetivos del desarrollo sostenible tienen la obligación de promover la implementación del objetivo 3, el derecho a la salud.

También tienen la obligación legal y moral de impulsar los otros objetivos, como eliminar la extrema pobreza, garantizar el acceso al agua potable, avanzar con la educación y la igualdad de género. Todo esto está relacionado, y las sanciones contradicen toda la filosofía humanitaria y las tradiciones de la fraternidad humana. 

En Irán, donde al menos 1 800 personas han fallecido ya a causa del COVID-19, los informes de derechos humanos han insistido reiteradamente en la repercusión de las sanciones sectoriales sobre el acceso a equipos y medicamentos esenciales, incluidos los respiradores y el material de protección que necesitan los trabajadores sanitarios.

Desde que se detectaron los primeros casos de COVID-19, hace cinco semanas, más de 50 médicos iraníes han fallecido a causa del virus. La epidemia que afecta a Irán está propagándose a países vecinos, lo que aumentará la presión sobre los sistemas sanitarios en países como Afganistán y Pakistán. 

Fuente: Alta Comisionada de la ONU para los DD HH, Michelle Bachelet.

Fin del recuadro


Condenas internacionales a los embargos

El Comité de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales condenó en su observación general Nº 8 las sanciones, precisamente por sus impactos adversos al goce de los derechos humanos, en particular la salud.

La Subcomisión de Derechos Humanos condenó las sanciones en un estudio de 2000 redactado por el profesor Marc BossuytEnlace externo.

La Asamblea General de la ONU las condenó en 2002Enlace externo, también la alta comisionada Navi PillayEnlace externo en 2012, y el relator especial sobre las medidas coercitivas unilaterales, Idriss Jazairy. 

Fin del recuadro

 

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes