Navigation

SWISS contempla despedir a 780 empleados y reducir su flota

La pandemia del coronavirus ha golpeado severamente a aeropuertos y aerolíneas. © Keystone / Christian Beutler

Como consecuencia del impacto de la crisis de la COVID-19, Swiss International Air Lines (SWISS) anunció este jueves la supresión de cientos de puestos de trabajo y la reducción de su flota. La medida podría afectar a 780 empleados.

Este contenido fue publicado el 06 mayo 2021 - 14:19
swissinfo.ch/dos

“La continuación de la pandemia mundial de coronavirus y los consiguientes cambios estructurales en el mercado hacen inevitable una reestructuración de las operaciones de SWISS”, indicó la empresa en un comunicadoEnlace externo.

A mediano plazo, SWISS espera un descenso estructural del 20% en la demanda global. Como resultado, es probable que la flota se reduzca en un 15% en comparación con 2019, puntualizó.

“Teniendo en cuenta los recortes de empleo iniciados desde 2020 en forma de bajas voluntarias y fluctuación natural, el redimensionamiento supondría una reducción global de unos 1 700 puestos a tiempo completo, lo que representaría una reducción de más del 20%. Los despidos operativos afectarían a hasta 780 empleados de tierra y aire”.

SWISS informó haber iniciado un proceso de consulta con sus empleados e interlocutores sociales para encontrar soluciones lo más aceptables posible desde el punto de vista social.

“Se cumplirán todas las condiciones impuestas por la Confederación Suiza en relación con el préstamo bancario garantizado, a pesar de las medidas de reestructuración que se vislumbran en el horizonte”, anotó

La flota de aviones, constituida por 90 aparatos (incluidos los de la aerolínea Helvetic Airways explotados por cuenta de SWISS) será reducida en 15% con respecto a 2019. En las conexiones de corta y media distancias el número de aeronaves pasará de 69 a 59. En las de vuelos intercontinentales, de 31 a 26.

SWISS señaló igualmente la posibilidad que los vuelos de corta y media distancia se reduzcan con respecto a sus niveles de 2019, y que los servicios en algunas rutas intercontinentales no se restablezcan en un primer tiempo.

SWISS ya había informado de una caída en picado de las finanzas y había insinuado la reducción de hasta 1 000 empleados, pero sin despidos. La pandemia de COVID-19, que imposibilitó los viajes internacionales en 2020, ha sido un desastre para la aerolínea.

“Ha quedado cada vez más claro que nuestro mercado está experimentando un cambio estructural, y que a pesar de las acciones rápidamente adoptadas, una reestructuración de nuestra compañía ahora parece tristemente inevitable”, indicó el responsable de SWISS, Dieter Vranckx, citado en el comunicado.

El director ejecutivo de SWISS puntualizó que las nuevas medidas apuntan a ahorrar unos 500 millones de francos, lo que permitiría a la empresa “reembolsar nuestros préstamos bancarios lo antes posible y de manera sostenible conservar nuestras credenciales competitivas y recuperar nuestra capacidad de inversión”.

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.