Vacunas contra la gripe: un debate económico

Pruebas de Celtura, vacuna contra la gripe A fabricada por Novartis. Keystone

La alarma lanzada por la OMS sobre una potencial pandemia de gripe A y la necesidad de protegerse permitió a la división ‘Diagnóstico y Vacunas’ de Novartis aumentar sus ventas 287% en seis meses.

Este contenido fue publicado el 08 octubre 2010 - 13:35
Andrea Ornelas, swissinfo.ch

Con el otoño llega la oleada de contagios de gripe estacional y se reaviva el debate sobre la conveniencia de vacunarse. Las autoridades sanitarias suizas lo recomiendan, pero investigadores de EEUU denuncian que resulta contraproducente.

El periodo 2010 de epidemias gripales está en marcha en Suiza.
Y la Oficina Federal de Salud Pública (OFSP) confirmó a swissinfo.ch que estarán en circulación durante el otoño y el invierno la temida –y posteriormente desmitificada- gripe A (cepa H1N1), una de sus variantes conocida como ‘AH3N2’ y la llamada influenza B.

Sin embargo, la nueva oleada de inoculaciones despierta nuevamente el debate sobre la necesidad real de vacunarse versus la exigencia creada por los grandes consorcios farmacéuticos para abultar sus arcas.

Las vacunas contra la influenza quedaron inscritas en la lista de los productos más rentables para los grupos farmacéuticos suizos Roche y Novartis durante el año 2009. Una tendencia cuya ‘dosis’ luce renovable este 2010.

Vacunarse: lo mejor

La OFSP de Suiza coincide en la visión de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la validez de vacunarse contra la gripe estacional durante la presente temporada:

“La inmunización contra la gripe estacional protege a la población de los efectos de cepas como la AH1N1, Ah3N2 o la influenza B, lo que resulta especialmente útil en el caso de poblaciones de alto riesgo, como los mayores de 65 años, las personas que sufren asma y otras enfermedades crónicas que atacan a las vías respiratorias, y de las mujeres embarazadas”.

Por su parte, Swissmedic –entidad dedicada al control de medicamentos en Suiza- estima que la vacunación contra la gripe no genera efectos secundarios ni entraña riesgo alguno para la población.

Los riesgos de vacunarse

No obstante, no todas las visiones confluyen en el mismo sentido.
Si bien Suiza ha sido discreta y ha evitado criticar la vacunación para la gripe estacional, el tema acapara la atención de instituciones internacionales de la envergadura del Instituto Nacional de la Salud de Estados Unidos.

De hecho, su División de Epidemiología y Estudios Populares lanza una voz de alerta a través de la investigación ‘¿Aumenta la vacunación contra la influenza estacional el riesgo de enfermarse de AH1N1?’.

Según dicho trabajo publicado en 2010, el Instituto encontró que las personas que fueron vacunadas contra la gripe estacional en el invierno de 2008 registraron hasta un 274% más probabilidades de infectarse con la gripe A en 2009.

A la luz de la evidencia, concluye pues, se obtuvo un efecto contrario al deseado. Es decir, aquellos que se vacunaron fueron más susceptibles a contagiarse de una cepa más agresiva -la gripe A- que quienes evitaron la inmunización.

Simultáneamente destaca la importancia que tiene para el fortalecimiento del sistema inmunológico de los seres humanos el consumo regular de vitamina D (que se encuentra en los lácteos y la yema de huevo, entre otros alimentos) y la exposición inteligente al sol.

Un lucrativo negocio

Más allá del debate médico, el efecto mediático que desataron los temores y recomendaciones de la OMS con respecto a la vacunación, tuvo en desenlace económico claro.

Durante el primer semestre de 2010, la División Farmacéutica de Novartis facturó 15.000 millones de francos suizos, un 8% más que durante el mismo lapso de 2009.

No obstante, cuando se revisa en los estados financieros la evolución de la División de Diagnóstico y Vacunas, los resultados son más contundentes que cualquier discurso. Las ventas aumentaron un 287% durante el primer semestre: 30 veces más que la facturación general del grupo.

Novartis confirmó que esta división ingresó alrededor de 1.900 millones de francos suizos durante los primeros seis meses de 2010, y casi el 70% de esos recursos (equivalentes a unos 1.300 millones de francos) se explican en la venta de la vacuna contra la gripe A.

En contrapartida, su competidora, Roche, facturó 710 millones de francos suizos por la comercialización del antigripal Tamiflu, un 31% por debajo de las ventas del primer semestre de 2009.

Lo anterior debido justamente a que en 2009, mientras la vacuna contra la gripe A estaba en proceso de gestación, los médicos aplicaban el Tamiflu como paliativo. Pero en 2010, con la existencia de una vacuna ‘ad hoc’, las ventas del Tamiflu cayeron en picado.

Vacunas exprés

Una de las grandes desventajas del negocio farmacéutico es que, en el presente, se requiere un mínimo de seis meses para que una nueva vacuna esté lista para la comercialización.

Novartis anunció el pasado jueves (07.10) un acuerdo con la sociedad estadounidense Synthetic Genomics Vaccines (SGVI) para acelerar este proceso en el caso de las vacunas para prevenir la influencia.

Según los planes de la farmacéutica suiza, asociarse durante tres años con SGVI le permitirá utilizar la técnica del “genoma sintético” que permite acelerar la producción de cepas de gripe y la producción de vacunas a gran escala.

“Se trata de una tecnología que permitirá reducir los tiempos de producción a sólo dos meses, lo que será particularmente importante en el cuadro de una pandemia”, detalló el grupo a través de un comunicado de prensa.

Un negocio rentable que, cuando los virus ceden, se niega a bajar la guardia.

CONTEXTO

Suiza fue el último país de la Europa Occidental que aprobó la utilización de la vacuna para la gripe A entre su población. Además de los análisis realizados en EEUU y la Unión Europea (UE), decidió realizar evaluaciones internas hasta convencerse de que la población podía ser inoculada sin riesgos.

Novartis es propietaria de las patentes de Focetria, Fluvirin y Celtura, vacunas contra la gripe A. Durante el último año ha sido fuertemente criticada por la comunidad internacional por negarse a distribuir gratuitamente en 2009 vacunas contra la gripe A en países pobres.

Swissmedic es la autoridad suiza dedicada a controlar y autorizar todo nuevo producto terapéutico. Un trabajo que realiza en estrecha colaboración con sus homólogos internacionales.

End of insertion

EL NEGOCIO PARALELO DE LA GRIPE

La gripe estacional y cepas de mayor riesgo como la gripe A han desatado un negocio paralelo, no siempre indispensable para conjurar los contagios. Algunos gestos simples ayudan a reducir la diseminación de las enfermedades respiratorias.

1) La ventilación regular de casas y oficinas reduce los riesgos de contagio de gripe. No hay estudios que prueben que filtros y purificadores de aire reducen realmente los contagios.

2) La higiene es vital en este proceso. El lavado frecuente de las manos con agua y jabón reduce la transmisión de virus. Las soluciones y geles para la desinfección son útiles, pero no indispensables.

3) El consumo de alimentos ricos en vitamina D y tomar el sol de forma moderada ayuda a fortalecer el sistema inmunológico y, con ello, a reducir el riesgo de enfermedades.

End of insertion

DATOS CLAVE

La bolsa de valores de suiza (SIX) tomó con indiferencia la noticia del nuevo acuerdo entre Novartis y Synthetic Genomics Vaccines para acortar los tiempos de fabricación de vacunas.

El título avanzó sólo 0,18% como promedio en la jornada del jueves (07.10).

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo