Navigation

El terrorismo, un reto para todos: Colombia

Carolina Barco, ministra de Exteriores de Colombia, con el presidente de ese país, Álvaro Uribe. Keystone

Bogotá y Berna revisan el acuerdo para el lavado de dinero y el bloqueo de fondos de procedencia criminal.

Este contenido fue publicado el 28 enero 2003 - 13:25

El WEF, una oportunidad para que los países de América Latina se acerquen a los inversionistas: Ministerio colombiano de Exteriores.

Suiza y Colombia acordaron integrar avances en el convenio bilateral sobre lavado de dinero, según informó la ministra colombiana de Exteriores, Carolina Barco. "Nosotros hemos ido mejorando nuestro sistema de información y estamos buscando la manera de ser más efectivos", dijo.

La ministra Barco formó parte de la delegación colombiana, encabezada por el presidente Álvaro Uribe, que asistió al Foro Económico Mundial (WEF) iniciado el pasado 23.01 y que concluye este martes, en la estación invernal suiza de los Grisones.

Al participar el viernes (24.01) en el Foro, el presidente colombiano Álvaro Uribe, lanzó un llamado para que la comunidad internacional contribuya a la lucha contra el terrorismo. Al respecto, la responsable de la diplomacia colombiana destacó que:

"El terrorismo es un problema que para Colombia es un problema personal y el país así lo ha asumido y así lo está luchando y tiene empeñado un enorme esfuerzo y como pueblo estamos en la lucha contra la droga y el terrorismo que se han vuelto un solo problema: la droga financiando el terrorismo".

Responsabilidad de todos

Insistió que en que en foros de participación multilateral, como Davos, la postura de Colombia es que ese doble problema es un tema internacional y que su combate "hay responsabilidades de todos y debemos asumirlas".

Para Colombia es urgente que se adopten medidas concretas en la lucha contra la droga y el terrorismo, enfatizó.

"Tuvimos oportunidad de hablar con varios países, con Suiza por ejemplo, acerca del lavado de dólares, de que se puedan congelar las cuentas, porque esta es una lucha que hay que dar internacionalmente y hay que tener esa conciencia de que la droga apoya y permite que el terrorismo tenga el alcance que estamos viendo en este momento", insistió.

Ratificó asimismo la decisión de su Gobierno de mantener la lucha contra el flagelo y exhortó el compromiso permanente de todos los países. "No es un tema de momento, es un tema que nos debe preocupar constantemente y con el cual debe haber un compromiso de mediano y largo plazo", afirmó.

Mayor acercamiento

Por otra parte, al referirse a la trascendencia del WEF en el contexto latinoamericano, la funcionaria señaló que el Foro permite a América Latina, primero que todo insertarse más y acercarse más a la discusión internacional de la economía mundial".

Añadió que, en segundo término, la tradicional cita de Davos constituye una oportunidad "de acercarse a los grandes inversionistas, a los bancos buscando nuevos inversionistas en nuestros países, poder explicar de primera mano cuáles son las oportunidades, cuáles son los retos".

Del sur del Río Bravo asistieron también delegaciones de México, Argentina, Brasil, Perú, Bolivia y Chile.

"Hubo una gran presencia latinoamericana. Para nosotros era muy importante ver cómo eran las proyecciones de la economía mundial, poder plantear también nuestros retos en ese marco más amplio", añadió la funcionaria.

Al referirse a la problemática específica de Colombia (escenario de los más antiguos movimientos insurgentes de la región y con elevados índices de violencia y narcotráfico), la ministra destacó que el Foro permitió mostrar los avances instrumentados en la política de seguridad.

"Que nos miren"

"Nos permitió también mostrar cómo hemos tomado una serie de medidas económicas que representan incentivos para el inversionista en campos como el turismo, el petróleo, maquinaria, y buscar esa cara más amable de Colombia que busca que se nos vayan acercando los inversionistas.

Subrayó que, entonces, el WEF ofreció también la posibilidad de "ese intercambio más cercano, que se vuelve fundamental para establecer la confianza y poder invitar a que miren nuestros países".

Inquirida sobre los contactos que Bogotá había iniciado en Davos, Carolina Barco explicó que su Gobierno extendió varias invitaciones a grupos de inversionistas y empresarios para mostrarles el país.

Destacó asimismo la importancia de los intercambios que se efectuaron con organizaciones multilaterales, los grandes bancos y agencias de Naciones Unidas.

"Nos llevamos una serie de nuevas perspectivas, nos llevamos también unos acercamientos y yo creo que de este foro saldrán nuevos compromisos y esperamos que también salgan nuevas inversiones", subrayó.

swissinfo, Marcela Águila

Contexto

De Latinoamérica asistieron a Davos:
Colombia, México, Brasil, Argentina, Perú, Bolivia y Chile.

Para la región, Davos es la cita privilegiada para establecer nuevas inversiones.

El discurso del presidente colombiano Álvaro Uribe contra el terrorismo, fue uno de los puntos fuertes del encuentro.

Las personalidades más destacadas de Davos 2003 fueron el presidente de Brasil, Inácio Lula da Silva y Colin Powell, secretario de Estado estadounidense.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo