Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Embajador suizo actúa de nexo diplomático entre EEUU e Irán

El diplomático suizo, Tim Guldimann, no desconoce las situaciones difíciles

(Keystone Archive)

Tim Guldimann, embajador suizo en Irán se encuentra en Washington con la misión aparente de tender puentes entre el país persa y EEUU; todo ello en un clima de señales que esbozan un creciente acercamiento del Estado islámico a Occidente.

Detrás de bambalinas, la embajada suiza en Teherán actúa de intermediario entre Irán y Estados Unidos, cuyas relaciones diplomáticas se deterioraron completamente a raíz de la revolución islámica dirigida en 1979 por el fallecido líder espiritual Komeini.

Irán condenó inmediatamente los atentados del pasado 11 de septiembre en Nueva York y Washington. Además, Kabul y Teherán están enemistados desde hace algún tiempo.

Los esfuerzos suizos forman parte de varias misiones diplomáticas en Irán, entre ellas la del ministro británico del Interior, Jack Straw, que pretende conseguir el apoyo del presidente Katami a la alianza internacional antiterrorista.

Ira del gobierno iraní

El asesinato de seis diplomáticos iraníes, cometido hace tres años por fuerzas talibanes, y la opresión a los musulmanes chiítas en la región occidental de Afganistán encolerizaron al gobierno de Katami.

Con este telón de fondo, algunos medios de comunicación hablan de una carta que Washington habría enviado a Teherán mediante la embajada de Suiza en la capital iraní. Sin embargo, tanto el embajador como el ministerio de Exteriores rehusaron comentar sobre el papel de la Embajada, debido a la delicada situación.

En opinión del especialista en ciencias políticas de Universidad de Zúrich, Albert Stahel, Washington tendría dos razones para recurrir a la mediación diplomática suiza entre ambos países.

"Estados Unidos quiere que Teherán abra su espacio aéreo a los aviones estadounidenses, porque es imprescindible para lanzar sus operaciones contra Afganistán", declaró a swissinfo al precisar: "a largo plazo, tal vez esté interesado en mejorar sus relaciones con Irán".

Guldimann: diplomático experimentado

Según Stahel, Suiza tiene la suerte de contar con uno de "sus mejores diplomáticos" en la embajada en Teherán. Guldiman no desconoce las situaciones difíciles, ya que presidió misiones en Croacia y Chechenia por encargo de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

Guldimann contribuyó al convenio de paz que puso fin a la primera guerra en Chechenia y supervisó la primera elección presidencial multipartidaria en aquel país, en 1997. Posteriormente fue destacado a Croacia, donde permaneció hasta 1999, año en el que asumió su actual función en Teherán.

Stahel subraya que el embajador de 50 años de edad, conocedor de 12 idiomas, ruso y árabe, entre ellos, está consciente de la importancia que reviste actuar de nexo entre Irán y EEUU, sin involucrarse políticamente.

"Siempre hemos tenido buenas relaciones con Teherán. Nunca hemos tenido inconvenientes, porque jamás nos involucramos en ninguno de los problemas que Irán tuvo con otros estados. Políticamente es, sin duda, una de las mejores relaciones en comparación con otros países", precisó Stahel.

Irán no es el único país donde Suiza representa los intereses de Estados Unidos. Lo hace también en la isla de Cuba.

swissinfo

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes