Navigation

En peligro la naturalización facilitada

La mayoría de los cantones parece oponerse a la naturalización facilitada. Keystone

Según las proyecciones del Instituto Gfs.Bern de sondeos por cuenta de SSR idea suiza, ambos proyectos de naturalización chocarían con el rechazo de la mayoría de los cantones.

Este contenido fue publicado el 25 septiembre 2004 - 11:10

En cambio, el seguro de maternidad debería ser aceptado.

Las proyecciones del Instituto Gfs.Bern por cuenta de SSR idea suiza señalan un ligero porcentaje de votos “no”,en contra de la proposición de naturalización facilitada para los extranjeros de la segunda generación.

También la naturalización automática para la tercera generación, debería toparse con la negativa de la mayoría de los cantones.

Las proyecciones muestran por otro lado un ligero sí a favor del seguro de maternidad. Los resultados sobre los dos otros temas no están todavía escrutados en su totalidad.

Los resultados ya disponibles en cinco cantones y un medio cantón confirman estas proyecciones e ilustran la diferencia presentida entre Suiza francófona y suiza de expresión germánica.

Siempre según Gfs.Bern, la participación a esta votación sería más elevada que habitualmente.

Naturalización facilitada

La primera proposición sometida al voto concernía a los jóvenes nacidos en Suiza de padres inmigrados. El gobierno pensaba hacerles gozar de la naturalización facilitada, para aquellos que dispongan de un permiso de estancia o de establecimiento y que hubieran seguido por lo menos cinco años de escolaridad obligatoria en Suiza.

La segunda proposición pretende ofrecerles el pasaporte suizo automáticamente al momento del nacimiento de los extranjeros de la tercera generación. Concierne pues, a los niños cuyos abuelos emigraron a Suiza en su tiempo.

El Consejo Federal (Gobierno) y la mayoría del parlamento sostenían estas proposiciones. Entre los cuatro partidos gubernamentales, sólo la Unión democrática del centro (UDC, derecha dura) se oponía.

El seguro de maternidad

Después del último fracaso en votación (1999) popular, Gobierno y parlamento proponían una nueva versión del seguro de maternidad. El financiamiento sería asegurado vía la caja de asignaciones para pérdida de ganancia (APG).

Las madres que trabajan gozarían así de un permiso de 14 semanas durante el cual ellas recibirían el 80 % de su salario. Paralelamente, las asignaciones para los que sirven en el ejército, en la protección civil o al servicio civil aumentarían, del 65 % del salario actualmente al 80 %.

Este modelo pudo contar con un amplio sostén de los partidos políticos (a la excepción, una vez más, UDC), de todas las asociaciones patronales y los sindicatos.

El futuro del Correo

El cuarto tema sometido al voto este 26 de septiembre era una iniciativa popular, titulada " Servicios postales para ellos todos ". Le pedía a la Confederación inscribir en la Constitución el principio de la conservación de un servicio postal universal de calidad para todo el país.

Además, el Estado debería hacerse cargo los gastos del servicio universal que no pueden ser cubiertos por los ingresos del Correo o por los cánones de concesiones que pagan sus competidores.

El gobierno y la mayoría del parlamento recomendaban el rechazo de esta iniciativa, tras estimar que la nueva ley sobre el Correo basta para garantizar la conservación de un servicio de calidad. Sólo la izquierda sostiene el texto.


swissinfo

Contexto

El pueblo y los cantones suizos votaron este domingo, 26 de septiembre sobre cuatro temas:

- La naturalización facilitada por los jóvenes extranjeros de la segunda generación.

- La adquisición automática de la nacionalidad suiza para los extranjeros de la tercera generación.

- La modificación de la ley sobre las asignaciones para pérdida de ganancia con vistas a crear un seguro de maternidad.

- La iniciativa popular " Servicios postales para todos ".

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo