Navigation

Experiencia positiva de la diplomacia sin formalidades

Este viernes concluyó la conferencia anual de embajadores suizos con la tradicional visita a la región del país de donde es oriundo el presidente de la Confederación. Los diplomáticos helvéticos calificaron de exitosa a la reunión de cinco días.

Este contenido fue publicado el 25 agosto 2000 - 18:13

Los responsables de las misiones diplomáticas suizas visitaron este viernes el Oberland Bernés, de donde es originario el presidente Adolf Ogi. Para la mayoría de los participantes, esta conferencia ha sido la mejor en cien años, según Georg Martin, del Ministerio suizo de Asuntos Exteriores, encargado de organizar el evento.

Tema central en la conferencia fue el nuevo concepto de la Confederación para promocionar las exportaciones. En los próximos tres años, el Gobierno va a destinar 40 millones de francos a ese propósito. Y la suma debe beneficiar en especial a las pequeñas y medianas empresas (PYMES).

Es por ello que los embajadores sostuvieron conversaciones con representantes de PYMES en varias regiones del país.

La conclusión de esas visitas a Lucerna, Neuchatel, la región de Alta Argovia/Emmental y las dos Basileas es que todavía queda mucho por hacer, señaló Martin. "Las PYMES ignoran a menudo las gestiones que puede realizar en su favor una embajada. Hemos visto que la gente aquí vive en diferentes galaxias", precisó.

Los encuentros han servido indudablemente para generar más confianza hacia los diplomáticos, ahora que los han visto "en carne y hueso", señaló Martin, y superar ese temor que hasta ahora manifestaban los representantes de las PYMES hacia ellos.

Asimismo los embajadores pudieron constatar el escaso interés que despierta la ONU entre los responsables de las PYMES, aunque son partidarios de que Suiza se adhiera a las Naciones Unidas.

Esa actitud se debe, según Martin, a que la ONU no destaca claramente los intereses económicos, pero la relación entre Naciones Unidas y la economía es mucho más estrecha que antes. De ahí la necesidad de aclarar a la gente que "los tiempos han cambiado", señaló.

Los diplomáticos también valoraron positivamente los debates políticos y el diálogo entre las diferentes culturas. La ONU ha decidido consagrar el año 2001 a reducir la lucha entre las culturas. Suiza respalda financieramente ese proyecto.

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.