Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Vaticano La ceremonia de juramento de la Guardia Suiza Pontificia

El grito de "yo juro" de los nuevos reclutas de la Guardia Suiza Pontificia cada 6 de mayo rompe el silencio en el Patio San Dámaso, en el Vaticano, en una na ceremonia que se reproduce desde hace más de 500 años. 

En 2017, 40 nuevos reclutas se sumaron al Cuerpo de la Guardia Suiza Pontificia de 110 miembros, en presencia de los altos responsables de la Iglesia Católica y la presidenta de Suiza, Doris Leuthard. 

La fecha del 6 de mayo conmemora la heroica muerte de 147 soldados suizos que cayeron en defensa del Sumo Pontífice durante el saqueo de Roma en 1527.

En recuerdo de ello, cada año se realiza la ceremonia de juramento este día. En 2016 fueron 23 los suizos que juraron fidelidad al papa Francisco. Incluso. por tal motivo, una exposición tuvo lugar sobre la vida de estos guardias helvéticos:

En las fotografías de esa muestra se dio cuenta de la rutina de esos jóvenes y swissinfo.ch aprovechó para conversar con ellos: 

“No queremos ser superhéroes ni ser tratados como ángeles de la guarda del papa, queremos cumplir con nuestro servicio en silencio, con dedicación y humildad”, señaló entonces el comandante de la Guardia Suiza, Christoph Graf, durante la presentación de la exposición. “Este no es un servicio militar normal. Es un servicio para el papa y para la Iglesia y hay que amar a los dos”:

Este 2017 el papa Francisco recibió a los nuevos miembros de la Guardia con un breve discurso Enlace externoen el que mencionó el valor histórico del 6 de mayo: 

"Como todos los años, recordáis el  doloroso y al mismo tiempo  famoso 'Saco de Roma', en que los guardias suizos destacaron en una defensa valiente e indomable del papa, hasta el sacrificio de la vida. Hoy no estáis llamados a esta ofrenda heroica de la vida física, sino a otro sacrificio no menos arduo: servir la potencia de la fe".

Los guardias suizos de la formación militar más antigua y más pequeña del mundo son objeto de gran interés por parte de los miles de turistas que visitan el Vaticano, por sus coloridos atuendos y sus armaduras, que se hacen a mano:

La Guardia Suiza Pontificia solo admite a suizos que hayan participado en el ejército helvético. No obstante, la Confederación no considera a la Guardia como un ejército, sino como un cuerpo privado de policía, puesto que la Suiza moderna no permite a sus ciudadanos cumplir servicio en un ejército extranjero.

Sin embargo, el minúsculo 'Ejército del Vaticano' es el primer vestigio de la larga tradición mercenaria helvética. En el pasado, cientos de suizos se ofrecieron al servicio de defensa de otros países como forma de obtener ingresos, en tiempos de gran pobreza e inestabilidad en Europa.

Fue en los campos de batalla que los suizos de entonces se forjaron su reputación de buenos combatientes, al grado de que el Papa Julio II decidió elegirlos como sus defensores personales.

Guardia Suiza Pontificia

La Guardia Suiza Pontificia está compuesta por 110 miembros.

Los requisitos de admisión: ser varón, tener nacionalidad suiza, entre 19 y 30 años de edad, una estatura mínima de 174 cm, ser de religión católica-romana, haber efectuado el servicio militar en Suiza, poseer un certificado de bachillerato o documento similar. En el momento del reclutamiento, deben estar solteros, pero pueden contraer matrimonio posteriormente.

Duración mínima del servicio: 2 años, más doce meses de preparación.

Salario: 1.800 francos mensuales libres de impuestos. El alojamiento está incluido.

La Guardia Suiza Pontificia fue creada por el Papa Julio II en 1506 para su defensa personal.

En 2006 celebró sus 500 años de existencia.

El 6 de mayo de 1527, durante el Saqueo de Roma, 147 soldados suizos murieron en una batalla contra 20.000 lansquenetes alemanes (mercenarios) al defender la vida del Papa Clemente VII.

En recuerdo a este acto de lealtad, los Pontífices sucesivos no quisieron renunciar a la Guardia Suiza.

En el pasado, además de la Guardia Suiza, existían también la Guardia Noble (fundada en 1801) y la Guardia Palatina (creada en 1850) para proteger al Vaticano.

En 1970, el Papa Pablo VI decidió suprimir todos los cuerpos militares del Vaticano, a excepción de la Guardia Suiza.

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook