Navigation

Ginebra quiere ser sede de un nuevo secretariado de la ONU

Alto a los contaminantes orgánicos persistentes reclaman activistas de 'Greenpeace' en Beirut. Keystone

Ginebra es candidata para acoger al secretariado permanente del Convenio de Estocolmo a fin de eliminar el uso de doce productos químicos tóxicos. Un documento de la ONU que será firmado este miércoles por Suiza y otros 70 países.

Este contenido fue publicado el 22 mayo 2001 - 09:18

La división de productos químicos del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) realiza este 22 y 23 de mayo la Conferencia de Plenipotenciarios para el Convenio de Estocolmo sobre contaminantes orgánicos persistentes.

La capital sueca es la sede de este encuentro que busca disminuir el uso de pesticidas, pinturas y materiales plásticos con componentes tóxicos que propician daños tales como cáncer, disminución del sistema inmunológico e infertilidad.

En Estocolmo, representantes de 70 países, entre ellos Suiza, firmarán este acuerdo, adoptado en Johannesburgo en diciembre pasado.

Una convención que firmará Estados Unidos, en un intento por mostrar que no abandona la cooperación en la lucha antipolución luego de que el presidente de ese país, George W. Bush rechazara el protocolo de Kyoto para combatir el recalentamiento.

El convenio de Estocolmo es menos controvertido pues gran parte de los doce productos en la lista de eliminación ya han sido prohibidos en varios países industrializados.

Además, su reemplazo no costará tanto como el precio que se calcula para la reducción de emisiones de gas con efecto invernadero.

Deberán ser 50 los países signatarios que ratifiquen el Convenio para que éste pueda entrar en vigor.

La reunión del 22 y 23 de mayo es protocolaria, pero un trabajo de fondo deberá iniciar entre los países signatarios para definir los futuros productos químicos tóxicos a agregar en la lista roja de la ONU.

El Convenio de Estocolmo no tendrá prácticamente consecuencias directas en Suiza, que, como la mayor parte de los países industrializados, ya ha remplazado estos productos por otras substancias.

Para Suiza este Convenio significa un punto más de interés. La Confederación ha propuesto a Ginebra como candidata para acoger el secretariado permanente del nuevo convenio.

Con ello, Suiza espera reunir en Ginebra las instancias internacionales más importantes en el sector de productos químicos.

Actualmente ya es sede del secretariado del Convenio de Basilea sobre los movimientos transfroterizos de desechos peligrosos, el secretariado provisional del Convenio sobre comercio internacional de productos químicos y la sede europea del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo